Los ácidos grasos de omega 3

para disminución de riesgo cardiovascular
JPEG - 5 KB
Alex González, MD
Endocrinólogo

Triglicéridos y riesgo cardiovascular

Los triglicéridos son un tipo de grasa (lípidos) que se encuentra en la sangre. Estos aumentan en pacientes obesos, diabéticos, con consumo excesivo de alcohol y vida sedentaria, entre otros.

La literatura demuestra que los niveles altos de triglicéridos tienen un efecto negativo sobre el sistema cardiovascular. Algunos medicamentos como los fibratos, que son eficaces para disminuir los triglicéridos, no han demostrado beneficio cardiovascular. Sin embargo, recientemente los ácidos grasos de omega 3 (tales como el etilo de icosapento –Vascepa®–) han demostrado una reducción de eventos cardiovasculares en pacientes con niveles óptimos del colesterol “malo” (LDL-C). Esto se debe al riesgo residual.

Riesgo residual

Muchos pacientes logran alcanzar niveles óptimos de colesterol malo (debajo de 70); sin embargo, ellos continúan teniendo eventos cardiovasculares. Esto se debe a que el paciente tiene otros factores que contribuyen a estos eventos, ya sea genéticos o adquiridos. Dicho fenómeno se llama riesgo residual. En estos pacientes otros lípidos, en adición al LDL-C, deben ser el centro de la terapia.

Algunos estudios epidemiológicos han demostrado que los altos niveles de triglicéridos están asociados a un aumento aterosclerótico cardiovascular. Este riesgo ocurre debido a que los remanentes de los triglicéridos no necesitan oxidación y entran fácilmente al espacio subendotelial, promoviendo la aterosclerosis.

Uso de omega 3 en el tratamiento

Los ácidos grasos de omega 3 son grasas poliinsaturadas en las que existe un enlace doble en la posición 3 en la cadena de carbonos. Los ácidos grasos que tienen un efecto en los lípidos son el ácido eicosapentaenoico (EPA; Vascepa®) y el ácido docosahexaenoico (DHA) y sus combinaciones (DHA + EPA; Lovaza® y Epanova®). La dosis usual de estos es de 4 gramos al día (Tabla 1).

JPEG - 32.5 KB
Tabla 1

Evidencia de estudios con omega 3

Varios estudios clínicos han utilizado ácidos grasos de omega 3 para ver su efecto a nivel cardiovascular.
Los resultados de estos estudios se resumen en la tabla 2.

JPEG - 42.8 KB
Tabla 2

Aunque los resultados pueden variar, la mayoría favorece el uso de estos medicamentos para la disminución del riesgo cardiovascular. Recientemente, el estudio REDUCE-IT utilizando EPA (Vascepa®) demostró disminución de muerte cardiovascular, infarto al miocardio no fatal, accidente cerebrovascular, revascularización coronaria o angina inestable (17.2% vs 22.0% [HR], 0.75 95% CI 0.68-0.83).

Recomendaciones

En 2018, el Colegio Americano de Cardiología (ACC) y la Asociación Americana del Corazón (AHA), en conjunto con múltiples entidades de renombre mundial, tales como National Lipid Association (NLA) entre otros, emitieron las nuevas guías para el tratamiento del colesterol y para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular aterosclerótica (ASCVD) en adultos.

Aunque en estas guías no se da una recomendación específica para disminuir los triglicéridos con el uso de omega 3, sí se expone que los niveles altos de triglicéridos (por encima de 175 mg/dL) son un factor potenciador del riesgo cardiovascular.

Debido a los resultados del estudio REDUCE-IT, en la actualización de los estándares de tratamiento en el manejo de diabetes de la Asociación Americana de Diabetes, se dio la recomendación de utilizar los ácidos omega 3 en aquellos pacientes con diabetes y enfermedad aterosclerótica cardiovascular que tengan un LDL-C controlado pero los triglicéridos elevados (entre 135 y 499 mg/dL).

La asociación de cardiólogos en Europa también los recomienda en combinación con estatinas en los pacientes de alto riesgo cardiovascular que tengan los triglicéridos elevados (entre 135 y 499 mg/dL).

Conclusión

Los ácidos grasos de omega 3 son una nueva herramienta para pacientes que tienen un alto riesgo aterosclerótico cardiovascular, aunque tengan niveles óptimos de LDL-C con una estatina, pues con ellos se disminuye el riego residual. El mecanismo exacto por el cual se logra disminuir el riesgo cardiovascular todavía está por dilucidarse.

Referencias

  1. Maki et al. National Lipid Association Scientific Statement on the use of icosapent ethyl in statin-treated patients with elevated triglycerides and high or very-high ASCVD risk. Journal of Clinical Lipidology, Vol 13, No 6, December 2019.
  2. Bhatt DL, Steg PG, Miller M, et al. cardiovascular risk reduction with icosapent ethyl for hypertriglyceridemia. N Engl J Med. 2019;380.
  3. American Diabetes Association; 2019. https://www.diabetes.org/newsroom/press-releases/2019/ada-issues-critical-updates-to-2019-standards-of-care. Accessed March 15, 2020.
Copyright 2020 GALENUS REVISTA All rights reserved. | Contacto |  RSS 2.0