Home / Galenus 27 / Entrevista / Alicia Feliberti-Irizarry, MD

Entrevista / Actualizado 2024

Alicia Feliberti-Irizarry, MD

“El Colegio de Médicos-Cirujanos es una institución necesaria e importante para Puerto Rico”

El Colegio de Médicos-Cirujanos de Puerto Rico es una institución que se acerca a cumplir tres décadas de existencia. La Dra. Alicia Feliberti, quien ha sido su Presidenta y es actualmente Vicepresidenta, nos relata con orgullo las muchas actividades en beneficio de la salud de Puerto Rico en las que esta institución está involucrada. Nos menciona cómo, poco a poco y con esfuerzos muchas veces silenciosos, se contribuye a buscar soluciones a problemas importantes.


Alicia Feliberti-Irizarry, MDAlicia Feliberti-Irizarry, MD

¿Cuándo comenzó su vínculo con el Colegio de Médicos-Cirujanos de Puerto Rico?

Estoy en el Colegio desde sus inicios. La ley que creó el Colegio se firmó en 1994 e iniciamos funciones realmente en 1995. En la primera Junta, fui parte del Consejo de Disciplinas Médicas representando a los especialistas de emergencias. En la segunda, presidí el Distrito de Bayamón; en la tercera, el Instituto de Educación; y, luego, pasé a ser tesorera. Estuve fuera de 2008 a 2010, año en que volví al ser elegida Presidenta. En 2014 asumí un rol de asesora de la Junta del Colegio. A partir de 2016 me dediqué a atrás actividades de liderato médico en la comunidad y fuera del Colegio, para regresar nuevamente en 2022 como vicepresidenta.

¿Cómo llega a dirigir el Colegio?

Estábamos buscando a una persona para ocupar este cargo y yo no aspiraba a nada, simplemente estaba colaborando en buscar un presidente, hasta que un día me pidieron que acepte este cargo y, después de pensarlo bien, acepté. Así, el 21 de marzo de 2010 me eligieron Presidenta.

¿Cuenta con un equipo de trabajo?

El Colegio es grande y tiene una organización definida. Tenemos la Junta de Directores, cada uno de los 12 distritos tiene su presidente, está el Presidente del Senado Médico, del Instituto de Educación y del Fideicomiso de Ayuda al Colegiado. Además, está la Fundación que tiene su presidente y su junta. Todos estos componen la Junta, donde también están los representantes de todas las especialidades. Nos reunimos por lo menos dos veces al mes. Debo mencionar que como clase médica todos remamos en la misma dirección, en beneficio de Puerto Rico y del Colegio..

¿Puede darnos otro ejemplo sobre el apoyo a Puerto Rico y a los médicos?

Cuando han surgido grandes retos de salud pública como covid-19, chikungunya y dengue hemos trabajado conjuntamente con el CDC, el Departamento de Salud y con la Junta de Licenciamiento; cuatro fuerzas unidas para ayudar en problemas críticos de salud pública en Puerto Rico.

Logramos en un tiempo relativamente corto, junto con el apoyo de los distritos del Colegio, que miles de médicos recibieran un entrenamiento y también los créditos en educación continua sobre estos temas. El Colegio asumió la parte económica de las actividades educativas. El Colegio ha sido reconocido por CDC por haber asumido la función de organización y por haber sido el vínculo con los médicos y con el pueblo de Puerto Rico.

¿Hay otras actividades de educación vinculadas al Colegio?

El Instituto de Educación siempre está trabajando. Para nuestra Convención Anual, que se realiza regularmente a principios de diciembre siempre se prepara un programa científico muy interesante que aborde los temas de mayor actualidad en medicina.

¿Qué opina sobre la descolegiación?

El Reglamento del Colegio precisa que tenemos 3 funciones: primero, para con el médico, representándolo, defendiéndolo y educándolo; segundo, con el pueblo, quien es nuestra razón de ser y a quien servimos; y tercero, con el gobierno, apoyándolo y asesorándolo en lo relacionado con los problemas de salud.

Sin el Colegio nuestra relación es mucho más limitada. Nosotros inclusive tenemos un presupuesto especial para ayudar en muchas obras sociales, se hace muchísima actividad de ayuda a la comunidad. Sin el respaldo del Colegio se nos hace mucho más retante poder realizar las funciones y lograr los objetivos.

El Colegio fue creado por una ley a petición de los mismos médicos. Un gran número lo solicitamos y así, a pedido nuestro, se constituye el Colegio. Por eso, lo que en todo caso hubiese sido razonable y tendría más sentido es que se hubiera tomado una decisión a pedido mayoritario nuestro y no de una manera impuesta.

En cualquier grupo puede haber minorías que no estén de acuerdo. No por eso se debe de tratar de desactivar una institución que cumple un rol importante, a veces silencioso, y de beneficio para los médicos y para Puerto Rico en general. Como mencioné, no tenemos que estar de acuerdo en todo, pero es necesario que estemos organizados y que haya unión.

¿Qué beneficios recibe el médico colegiado?

El médico recibe la posibilidad de hacer 20 horas de educación médica sin costo, que son las que requiere la Junta de Licenciamiento, incluyendo los cursos compulsorios para el relicenciamiento. Además, si uno cae en desgracia o en enfermedad, se dispone del fideicomiso de ayuda al médico colegiado. Como grupo, tenemos distintos seguros negociados favorablemente como: seguros de salud, seguro de vida gratuito, de incapacidad y de long term disability. También se representa a los médicos en la legislatura. De esa manera y como ejemplo, a través de esta representación logramos la Ley del Hogar Seguro.

Al día de hoy el Colegio cuenta con 7,600 médicos colegiados. Además, cuando el médico se retira, sigue aportando una cantidad bastante menor y continúa gozando de los mismos beneficios.

¿Hay participación en el tema de las aseguradoras?

Hemos brindado apoyo y asesoría a médicos que tienen o han tenido problemas en sus prácticas con las aseguradoras. Nos hemos reunido con ASES y con las entidades pertinentes.

¿Qué satisfacciones especiales ha tenido?

Es un honor y una gran distinción poder representar a tantos colegas y, en general, a los médicos de Puerto Rico desde las distintas funciones que he asumido en el Colegio. También es una gran satisfacción compartir con excelentes médicos en la Junta del Colegio y ver cómo colaboran cuando son requeridos por algún tema puntual.

Nos dio gran satisfacción el reconocimiento que recibimos de CDC por el apoyo brindado en la campaña del dengue. Es importante también el asesorar a las autoridades en temas puntuales de salud que son importantes para Puerto Rico y para el ejercicio de nuestra profesión.

Antes de finalizar: ¿cómo llega Alicia Feliberti a estudiar Medicina?

Desde niña decía que iba a ser doctora. Mi padre fue médico, fue profesor de Salud Pública; y ocupó muchas posiciones destacadas. Él fue Epidemiólogo de Puerto Rico e hizo estudios sobre el efecto del bagazo de la caña en los obreros que trabajaban caña, lo que en ese momento era un tema crítico en nuestra isla. En casa, él tenía un esqueleto con el cual a veces yo jugada o hacía travesuras. Empecé los estudios en Medicina Tropical y terminé en Granada. Tengo un hijo médico que trabaja como generalista en Puerto Rico, además un hermano es cirujano plástico en Texas y un sobrino que es cirujano oncólogo en la Universidad de Norfolk, Virginia. Además, tengo dos nietos, que si bien no están en el campo de la salud, sí son mi gran orgullo.

¡No te pierdas nada!

¡No enviamos spam!
Consulte nuestra política de privacidad para obtener más información.