Temas de interés

Temas de Interés / ESPACIOS, DISEÑO Y ARQUITECTURA

La tecnología en la implementación operativa en los hospitales

JPEG - 6.5 KB
Sergio Villanueva-Meyer, BArq, MScBC
LEED AP BD+C svillanuevameyer@gmail.com

Una vez finalizado el diseño y la construcción de un hospital, empieza la etapa de mantenimiento de operaciones y administración de instalaciones. En un hospital es indispensable tener un buen sistema de procesos y que estos estén bien definidos para que todo funcione como un baile bien orquestado. Hoy en día hay herramientas tecnológicas que ayudan a coreografiar los equipos para que las instalaciones y los activos funciones de manera óptima, y así asegurar el objetivo de estas instituciones, que es la calidad del cuidado de los pacientes.

Es importante mantener un ambiente limpio y saludable para asegurar los requerimientos de servicios y responder rápidamente de manera preventiva para evitar interrupciones. Se pueden preparar cronogramas para la administración y para el cuidado preventivo de los equipos en los varios campo o unidades como son: generadores, máquinas de succión, equipo de esterilización, sillas de ruedas, camas eléctricas, equipos de rayos X y diagnóstico por imágenes, de artroscopia, monitores cardiacos, bombas, compresoras, coolers, purificadores de aire, respiradores, medios o vehículos para movilizar instrumentos o pacientes y las unidades de cómputo. Los sistemas de mantenimiento y administración de activos permiten rastrear, monitorear y administrar elementos estratégicos; así, algunos de los beneficios incluyen una mejor disponibilidad y utilización de los equipos, reducción de costos de operación y mantenimiento, y una mejor calidad de los servicios brindados.

Son varias las empresas grandes (como IBM, Trimble, Bigfoot, ProLease, Maintenance Connection, FMX, Hippo, entre otras) que han desarrollado soluciones para ayudar a que los proyectos de salud puedan optimizar sus servicios, mejorar los estándares de calidad y reducir desperdicios.

La tecnología ya es parte de nuestro día a día y es importante personalizar las herramientas disponibles de acuerdo a nuestras necesidades. Estas herramientas pueden considerarse en proyectos ya existentes al igual que en proyectos que recién están en la etapa de diseño.

Cada vez es más importante desarrollar un plan estratégico de implementación que considere los usos, el retorno de la inversión y, sobre todo, a los usuarios y la calidad del servicio.