Home / Galenus 70 / Carta del Editor / Carta del Editor

Carta del Editor

Marco Villanueva-Meyer, MD

Marco Villanueva-Meyer, MD
[email protected]

11-32.jpg

Estar bien preparados

La vida nos pone cada día frente a nuevos retos y, muchas veces, ante sorpresas o situaciones que no podemos predecir ni controlar. Esto nos lleva a movernos, a proceder, a resolver problemas y a tratar de que, al final del día, las cosas puedan estar mejor. Para tener éxito en este proceder, es importante estar bien preparados.

Cuando empezamos a prepararnos para alguna labor o profesión –como estudiar Medicina o hacer una especialización– o para desarrollar cualquier actividad que hayamos escogido, comenzamos con un deseo, una gran voluntad y un objetivo, a veces lejano. Al ir preparándonos, vamos adquiriendo muchos conocimientos y ciertas destrezas. La buena preparación no solo debe incluir lo básico sino, en especial, el entrenamiento en los detalles difíciles y complejos. Podemos tener dones o capacidades individuales únicos, pero solamente podremos aprovecharlos y disfrutar de ellos si los practicamos y pulimos constantemente, a veces con mucha paciencia y dedicación. Allí suele estar la clave del éxito.

Además del aprendizaje, del entrenamiento, de la práctica continua se debe estar siempre atentos y listos ante posibles situaciones nuevas, como pueden ser evaluar a un nuevo paciente, entrar a una nueva cirugía, atender una emergencia, o resolver problemas en nuestras instituciones, lugares de trabajo u hogares. Ocurre igual en la preparación que hace un profesional para un examen que le abrirá nuevas puertas, en la preparación de una gestante para recibir a un hijo, en la de una pareja para su boda, en la del músico de orquesta para el momento de tocar su instrumento, en la del futbolista para tirar los penales o en la del arquero para detenerlos. La preparación también es importante en nuestras autoridades para tomar las mejores decisiones o, en cada uno, para protegerse de las fuerzas de la naturaleza.

editorial-2.jpg

En este número de Galenus incluimos varios artículos que esperamos disfruten. En los de historia vemos cómo con una buena preparación se mantuvo la excelencia profesional a lo largo de tres generaciones de médicos, o cómo, gracias a una actividad de excelencia continua, un gran cirujano dejó un legado que perdura. En muchos de estos artículos se destaca la importancia de la preparación que es, sin lugar a dudas, una de las bases del objetivo que nos guía: compartir para progresar.

¡Saludos, amigos!