Vacuna para COVID-19:

Algunas opciones a tomar en cuenta para promover su adopción
JPEG - 4.1 KB
Diego Rosso-Flores, MD
Principal Oficial Médico,
MMM Healthcare, LLC

Un objetivo importante de salud pública es tener a la población en riesgo protegida contra enfermedades infecciosas prevenibles a través de la vacunación, para poder reducir así los brotes, las hospitalizaciones y las muertes.

El desarrollo de la vacuna para COVID-19 representa una opción prometedora para combatir la pandemia actual. Su producción representa una parte de las soluciones que se vienen desarrollando. Como proveedores de salud tenemos la responsabilidad de educar y orientar a nuestros pacientes con información de fuentes oficiales para promover una amplia aceptación de las futuras vacunas contra el COVID-19.

Informar para mejorar su aceptación

  • La seguridad de la vacuna es una prioridad para las entidades de salud federales y científicas, tales como, por ejemplo, FDA, CDC y Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP);
  • La eficacia de la vacuna: las vacunas en producción y las que están en últimas etapas de investigación serán aprobadas solo si se demuestra que producen anticuerpos e inmunidad efectiva en contra del SARS-CoV-2;
  • La disponibilidad de vacunas: estas se desarrollan y prueban en estudios clínicos. Es posible que el suplido inicial de vacunas sea limitado para fin de 2020 e inicios de 2021, pero aumentará después; y
  • Por tener un suplido limitado, se recomendará la vacuna por grupos prioritarios:
    o Profesionales de la salud, trabajadores de primera respuesta e infraestructura crítica; y
    o Mayores de 65 años y con condiciones crónicas e inmunodeficientes.

Algunos mitos a considerar

  • La vacuna no nos dará la enfermedad. Ninguna de las vacunas en desarrollo en los Estados Unidos tiene el virus vivo que causa el COVID-19. El propósito es educar a nuestro sistema inmunológico sobre cómo reconocer y atacar el virus. Es posible que nos pueda dar fiebre, lo que sería normal;
  • Tras la vacunación, el sistema inmunológico tardará semanas en desarrollar inmunidad. Si uno se infecta días antes o justo después de vacunarse y contrae la enfermedad es porque no hubo tiempo para desarrollar inmunidad; y
  • Las personas con COVID-19 pueden beneficiarse de la vacunación. Debido al riesgo severo de salud y a la posibilidad de reinfección, es válido recomendarla.

Comentario

Como profesionales de la salud, tenemos la responsabilidad de educar y orientar a nuestros pacientes sobre la vacunación. En el momento de comunicarnos con la población en riesgo debemos usar fuentes de información confiables como CDC, el Departamento de Salud, FDA y ACIP, entre otros.

Referencias

Copyright 2021 GALENUS REVISTA All rights reserved. | Contacto |  RSS 2.0