La tecnología, un nuevo integrante del equipo de manejo de las personas con diabetes

JPEG - 6.2 KB
Myriam Z Allende Vigo, MD, CDCES, FACE, MACE
Endocrinóloga
Profesora de Medicina, Recinto de Ciencias Médicas, Universidad de Puerto Rico
Ex Presidente, Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología (SPED)
Directora, Eastern Puerto Rico Diabetes Treatment Center, Humacao, Puerto Rico

Las personas que viven con diabetes tienen el derecho de recibir un manejo adecuado que les permita alcanzar sus metas de tratamiento y evitar posibles complicaciones. El equipo de manejo, que incluye al paciente y a los profesionales de la salud, está encargado de ofrecer las recomendaciones para este fin. Los avances tecnológicos permiten aportar una información valiosa que debe ser utilizada para la toma de decisiones terapéuticas, abriendo la puerta para que se integre como un nuevo miembro del equipo.

La diabetes mellitus (DM) es una condición médica crónica frecuente en Puerto Rico: la DM tipo 2 afecta a 17 de cada 100 adultos y, de estos, 2 de cada 3 son personas mayores de 65 años; la DM tipo 1 afecta principalmente a niños y a adolescentes, aunque puede presentarse en ocasiones en la adultez.

Cuando una persona vive con diabetes, su vida se altera ya que debe modificar la alimentación, la actividad física y tiene que involucrarse y comprometerse con un tratamiento que puede ser complejo. La meta del tratamiento médico para las personas que viven con diabetes mellitus es mantenerlas asintomáticas y evitar las complicaciones a largo plazo.

Importancia del control de la glucosa

Diferentes estudios científicos han validado el impacto negativo de la hiperglucemia y de la variabilidad en los niveles de glucosa en la calidad de vida y en el desarrollo de complicaciones, tanto macrovasculares como microvasculares. Por esto, la Asociación Americana de Diabetes (ADA) y la Asociación Americana de Endocrinología Clínica (AACE) han emitido pronunciamientos con relación a las metas y a las guías de manejo de las personas con diabetes, dando recomendaciones basadas principalmente en evidencia científica y también en opiniones de profesionales expertos en la materia.

Las personas que viven con diabetes deben asumir un rol importante en su propio cuidado y tomar sus decisiones, por lo que es fundamental que estén educadas y bien informadas. El médico especialista o el médico clínico deben ofrecer recomendaciones terapéuticas basadas en sus conocimientos sobre el cuadro clínico y proporcionar las mejores alternativas disponibles para alcanzar las metas de control. Los miembros del equipo de manejo deben estar enfocados en la misma meta y conocer las recomendaciones acerca del cuidado de la persona con diabetes.

El equipo multidisciplinario de cuidado de la persona con diabetes incluye médicos primarios y especialistas, educador en diabetes, profesionales de enfermería, nutrición, farmacia, dentistas, podiatras, trabajadores sociales, entre otros.

Las metas de control de esta condición están principalmente basadas en mediciones de la glucemia, que puede medirse ahora en tiempo real, en forma retrospectiva o midiendo la hemoglobina glucosilada (que refleja un promedio de las glucosas por los 90 días previos).

Impacto de la tecnología en diabetes

El uso de la tecnología en diabetes incluye el monitoreo de la glucosa en tiempo real (SMBG), monitoreo de glucosa continuo, microinfusores de insulina, plataformas, aplicaciones y uso de telemedicina. Los avances tecnológicos ofrecen alternativas noveles de medir la glucemia y dan información diferente. Es posible documentar glucosa en sangre capilar, en plasma o en líquido intersticial, y también se pueden determinar las tendencias en los niveles de glucosa. Inclusive, es posible medir la glucosa cada 2, 5 o 25 minutos, de día o de noche.

También existe la capacidad de transmitir los datos de la glucemia a través de la Internet a sitios remotos, comunicar los datos a las microinfusoras de insulina o activar alarmas de hiperglucemia o de hipoglucemia. La tecnología ofrece la capacidad de no tener que calibrar los medidores de glucosa y de poder tomar decisiones terapéuticas para ajustes de dosis de insulina. También la tecnología y las distintas aplicaciones permiten llevar un registro del impacto de la alimentación, del ejercicio y de los medicamentos en la glucemia.

Los datos obtenidos con los avances tecnológicos han ampliado el vocabulario médico y ahora hablamos de perfil de glucosa ambulatorio (AGP), glucosa promedio, variabilidad de glucemia y de GMI (glucose management indicator, o glucosa promedio de 10 a 14 días). Las metas de control se han ampliado y hoy podemos mirar más allá de la hemoglobina glucosilada. No solo buscamos una hemoglobina glucosilada menor de 7% en muchas de las personas que viven con diabetes mellitus tipo 2, sino también un tiempo en meta que sea superior al 70% (y al 50% en las personas mayores de 65 años) con menos del 5% del tiempo en hipoglucemia (1% en personas sobre 65 años).

La tecnología no es exclusiva para las personas que viven con diabetes tipo 1 o que utilizan insulina. Puede ser usada diariamente o en periodos en que se estén ajustando terapias. Sirve también para demostrar variación de la glucosa con modificación de la dieta o de la actividad física.

El uso de la tecnología ha demostrado que puede ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas que viven con diabetes, a disminuir los niveles de hemoglobina glucosilada y a aumentar el nivel de confianza de estos pacientes. Aún no se ha demostrado científicamente que el uso de la tecnología redunde en menos complicaciones a largo plazo, que sería lo esperado.

Comentario

Las guías de manejo de 2023 ya recomiendan el uso de la tecnología para documentar la glucemia, para infundir insulina en casos necesarios y para tomar decisiones terapéuticas basadas en los datos del monitoreo continuo de la glucosa, incorporando de esta manera a la tecnología como un nuevo miembro del equipo de manejo. Por supuesto, su uso debe basarse en la interpretación médica correcta de los datos obtenidos.

Referencias

  • ElSayed NA, Aleppo G, Aroda V, et al. Diabetes Technology: Standards of Care in Diabetes – 2023. Diabetes Care; 2023, Jan 1; 46 (Suppl 1): S111-S127. doi: 10.2337/dc23-S007.
  • Samson S, Vellanki P, Blonde L, et al. American Association of Clinical Endocrinology Consensus Statement: Comprehensive Type 2 50Diabetes Management Algorithm – 2023 Update. Endocrine Practice; Vol. 29, Issue 5. May 2023. Pgs: 305-340.
  • Grunberger G, Sherr J, Allende M, et al. Clinical Practice Guidelines, American Association of Clinical Endocrinology: Clinical Practice Guidelines: The Use of Advanced Technology in the Management of Persons with Diabetes Mellitus. Endocrine Practice; Vol. 27, Issue 6. June 2021. Pgs: 505-537.
Copyright 2024 GALENUS REVISTA All rights reserved. | Contacto |  RSS 2.0