Suplemento Enfermedades Infecciosas

Vacunación contra el VPH

como herramienta de prevención del cáncer

JPEG - 1 KB
Iris Cardona-Meaux, MD
Infectóloga Pediátrica Programa de Vacunación

Existen diversas maneras de disminuir el riesgo de cáncer1. Sin embargo, pocas intervenciones han demostrado ser tan efectivas como la vacunación para disminuir el riesgo de cáncer asociado a la infección causada por el virus del papiloma humano.

Infecciones por VPH

Los virus del papiloma humano (VPH) o papilomavirus son un grupo de más de 150 virus relacionados. De estos, más de 40 pueden infectar las áreas genitales de hombres y mujeres y también la boca y la garganta. Algunos de estos tipos de VPH están relacionados con el desarrollo de ciertos tipos de cáncer. Las estadísticas nos señalan que esta es una infección muy común. De hecho, se considera la infección de trasmisión sexual más común en muchas poblaciones y podríamos decir que casi todas las mujeres serán infectadas por VPH en algún momento de su vida. Si bien en la mayoría de los casos el sistema inmunológico eliminará la infección, las infecciones persistentes con los VPH de alto riesgo pueden resultar en cáncer de cuello uterino. Hoy en día, también se ha demostrado que la infección por VPH de alto riesgo causa algunos cánceres de orofaringe2, de vulva, vagina, pene y la mayoría de los canceres de ano3.

VIH en Puerto Rico

En Puerto Rico este es un tema importante ya que los datos documentan la seriedad del problema. Estudios locales evidencian que, por ejemplo, en una muestra poblacional de mujeres en Puerto Rico, el 29,4% tenía infección con VPH en cérvix y el 38,6% tenía infección anal, mientras que casi el 50% tenía anticuerpos para VPH 6, 11, 16 y 184. Otro estudio documentó en hombres que asistieron a una clínica de infecciones de transmisión sexual, un 53% de infección de VPH anal y 20% de infección en orofaringe. De estos últimos, el 2,4% estaba infectado con VPH-16 (VPH oncogénico)5. En adición a esto, los datos del Registro de Cáncer de Puerto Rico han documentado que las tasas de incidencia en la isla para cáncer cervical, orofaríngeo y pene son más altas que las reportadas en la población blanca no hispana que reside en los Estados Unidos, y que el cáncer anal está en aumento. En Puerto Rico, el cáncer de cuello uterino es el sexto cáncer más común en mujeres y representa el 3,8% de todos los tipos de cáncer diagnosticados en mujeres y el 2,2% de las muertes por cáncer en ellas, de 2005 a 2009. Un promedio de 218 mujeres fueron diagnosticadas cada año de ese periodo con cáncer cervical invasivo6.

Vacunación para prevenir VPH

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (Food and Drug Administration, FDA) aprobó tres vacunas para prevenir la infección por VPH (Gardasil®, Gardasil 9® y Cervarix®). Todas han demostrado ser efectivas en prevenir infecciones por los tipos 16 y 18 de VPH, dos de los de VPH de “alto riesgo” que causan la mayoría (70%) de los cánceres de cuello uterino y de ano. La vacunación rutinaria tiene el potencial de reducir hasta en 2/3 el número de muertes por cáncer de cuello uterino en el mundo; esto, si todas las mujeres se vacunaran y si la protección resultara ser de largo plazo. Los otros cánceres causados por los VPH son menos comunes que el cáncer cervical. Sin embargo, no hay programas formales de exámenes selectivos de detección para estos cánceres. Por todo ello, la vacunación también tiene el potencial de reducir las muertes causadas por estos tipos de cánceres.

Importancia de vacunar a los adolescentes

Se ha comprobado que estas vacunas son efectivas solamente si se administran antes de la infección por VPH, por lo que se recomienda administrarlas antes de que la persona esté sexualmente activa. Las vacunas contra VPH se recomiendan como parte de la rutina en adolescentes de 11 a 12 años de edad. La serie de vacunación puede comenzar a administrarse a partir de los 9 años de edad. También se recomienda la vacunación a las jóvenes y mujeres de 13 a 26 años y a los varones de 13 a 21 años que no hayan completado la serie de vacunación. Los hombres entre 22 y 26 años también pueden recibir la vacuna. De igual forma, se recomienda la administración de la vacuna contra VPH a los hombres homosexuales y bisexuales (o cualquier hombre que tenga relaciones con hombres) y personas con sistemas inmunológico debilitado (incluyendo VIH) hasta de 26 años de edad, si no han sido previamente vacunados.

Comentario

La evidencia científica es clara: el VPH causa muchos tipos de cáncer. La evidencia también sostiene claramente que la vacunación contra el VPH puede prevenir con seguridad y eficacia la infección con tipos de VPH que causan la mayoría de estos cánceres. El hecho de que la infección por VPH es muy común y puede causar una variedad de cánceres, sumado a la capacidad para proteger a los adolescentes con vacunas seguras y eficaces, hace imperativo que todos los proveedores de atención médica a jóvenes adolescentes sean activos y fuertes defensores de la vacunación para motivar a los padres a proteger a sus hijos de la infección con el VPH mediante una forma efectiva de prevención.

Referencias

  1. American Cancer Society. Recommended ways to reduce your cancer risk. www.cancer.org/treatment/tre... complementaryandalternativemedicine/ learningaboutnewcancerpreventionmethods/learning-aboutnew- ways-to-prevent-cancer-appendix-a
  2. D’Souza G, Kreimer AR, Viscidi R, et al. Case-control study of human papillomavirus and oropharyngeal cancer. New England Journal of Medicine 2007; 356(19):1944-1956.
  3. Stanley M. Pathology and epidemiology of HPV infection in females. Gynecologic Oncology 2010; 117(2 Suppl.):S5-10.
  4. Ortiz AP, et al. Prevalence of HPV infection among women living in the San Juan Metropolitan Area of Puerto Rico. Sesión de póster en la 29ª Conferencia Internacional del Virus del Papiloma y el Taller de Salud Clínica & Publica; Seattle, Washington. 2014.
  5. Colon-López V, Ortiz AP, Del Toro-Mejias L, Clatts MC, Palefsky JM. Epidemiology of anal HPV infection in high-risk men attending a sexually transmitted infection clinic in Puerto Rico. PLoS One. 2014; 9:e83209.
  6. Figueroa-Vallés NR, Ortiz-Ortiz KJ, Pérez-Ríos N, et al. (eds). Cancer in Puerto Rico, 2004-2009. Puerto Rico Central Cancer Registry. San Juan, PR 2012.