Artículos Médicos

Tratamiento del VIH:

Los datos de los estudios clínicos vs. la realidad

JPEG - 4 KB
Wilfredo Jay Cuevas, MD, AAHIVS
Ex presidente, Asociación de Médicos Tratantes de VIH de Puerto Rico Hospital Ryder, Humacao

Observaciones y controversia

El porcentaje de personas que viven con VIH en un programa de tratamiento exitoso es aparentemente más bajo en la realidad que en las cifras o en los resultados de los estudios clínicos. Esto quiere decir, en otras palabras, “que el mundo real no es tan color de rosa como lo presentan varios estudios clínicos”. En una presentación científica con datos de Centers for Disease Control and Prevention, CDC (Dr. Yunfeng Tie, CDC, conferencia IDWeek, San Diego, CA, en octubre de 2015) sobre un análisis seccional-cruzado se describe que el 92% de los pacientes con diagnóstico de VIH recibe una prescripción para terapia con antirretrovirales.¹ Sin embargo, solamente la mitad de estas personas recibe realmente alguno de los regímenes recomendados por las guías de tratamiento de VIH del Departamento de Salud de los Estados Unidos (DHHS).

Discusión

Como ya se ha mencionado, cerca de un 52% de los pacientes estaban recibiendo una terapia recomendada por las guías del Departamento de Salud de los Estados Unidos (DHHS). Es también de sumo interés tener presente que el 76% de las personas que estaban tomando medicamentos recomendados tenían supresión viral duradera y que las personas con peores resultados no estaban recibiendo las terapias recomendadas. La presentación reconoce -además de los comentarios de los participantes- que el estudio tiene variables y factores que pueden generar confusión:
- participaban personas que no habían empezando tratamiento; y
- las guías de tratamiento de VIH se han ido actualizando continuamente. Los expertos opinaron también que los datos tienen mayor valor descriptivo sobre los medicamentos que están tomado las personas que viven con VIH y no tanto sobre cuán bien lo están haciendo.

Comentario

El mensaje que se desea transmitir es que los datos de mundo real nos ayudan a ver mejor el panorama en la lucha contra el VIH y también a entender mejor el desarrollo y la evolución en el cuidado de nuestros pacientes afectados por este virus.