Suplemento Caribe Gyn

Ganglio centinela en carcinoma del endometrio

JPEG - 3.6 KB
Pedro F. Escobar, MD
Associate Professor of Surgery Cleveland Clinic, Lerner College of Medicine Director of Laparoscopy and Robotic Surgery - Cleveland Clinic, Cleveland, USA Director of Gynecologic Oncology - HIMA San Pablo Health System, Caguas, PR

En los Estados Unidos, el cáncer del endometrio es el tumor maligno más común de los órganos reproductivos femeninos. Para el año 2013, las cifras de la Sociedad Americana del Cáncer (ACS) para este cáncer en los Estados Unidos son de alrededor de 49 560 casos nuevos diagnosticados y cerca de 8190 muertes. Estos estimados incluyen tanto cánceres endometriales como sarcomas uterinos.

El tipo más común de cáncer endometrial es el adenocarcinoma endometrioide. Otros tipos menos comunes de carcinomas endometriales incluyen los de células escamosas y los indiferenciados.1

Tratamiento

El tratamiento principal para el cáncer endometrial es una histerectomía total con extirpación de los ovarios y las trompas de Falopio. También se requerirá hacer la extirpación de los ganglios linfáticos de la pelvis y los que están alrededor de la aorta, para determinar la extensión y el estadio clínico.

En los últimos años se ha manifestado y observado un gran interés por la determinación precisa de los ganglios centinelas en ginecología oncológica. Esto radica en la intención de minimizar las complicaciones de una extirpación amplia de los ganglios linfáticos.

Ganglio centinela

El término ganglio centinela fue concebido por primera vez por Gould en 1960. Para esa descripción se basó en la determinación de la ubicación anatómica de un ganglio linfático encontrado en una disección radical de cuello durante una parotidectomía.2

En 1977, Cabañas aportó la primera descripción fisiológica del ganglio centinela, haciendo referencia a un centro linfático específico de drenaje. Así, estableció que no sólo era el primer punto donde se podía localizar una metástasis, sino que también podría ser el único ganglio involucrado.3

En 1996, Burke hizo la primera descripción de un ganglio centinela en la literatura médica contemporánea.4 El mapeo linfático y la extirpación del ganglio centinela en cáncer de endometrio definen la distribución topográfica de la red linfática, pudiendo así señalar con certeza la existencia de metástasis lumbo-aórticas y/o pélvicas guiando la disección ganglionar en base al estado de los ganglios centinelas.

Comentario

En conclusión, en la mayoría de pacientes con estadios iniciales, este procedimiento puede evitar linfadenectomías radicales innecesarias.

De esa manera se puede ayudar en forma significativa a una recuperación rápida, pudiendo los pacientes beneficiarse de una cirugía menos radical con la consiguiente mejor calidad de vida.

Referencias

  1. ACS
  2. Gould EA, Winship T, Philbin PH, Hyland Kerr H. Observations on a “sentinel node” in cancer of the parotid. Cancer. 1960; 13:77-78.
  3. Cabañas RM. An approach for the treatment of penile carcinoma. Cancer. 1977;39:456-466.
  4. Burke TW, Levenback C, Tornos C, Morris M, Wharton JT, Gershenson DM. Intraabdominal lymphatic mapping to direct selective pelvic and paraaortic lymphadenectomy in women with high-risk endometrial cancer: Results of a pilot study. Gynecol Oncol. 1996 Aug;62(2):169-73