Suplemento Cirugía Vascular y Endovascular

Aneurismas arteriales: Técnicas endovasculares para su tratamiento

JPEG - 9.6 KB
Angel J. Menéndez, MD
Cirugía torácica general, vascular y endovascular
HIMA San Pablo, Bayamon, Puerto Rico

Un aneurisma se define como “una dilatación arterial permanente localizada, de una arteria, teniendo por lo menos un aumento de un 50% en el diámetro, en comparación con el diámetro normal esperado de la arteria en cuestión”. Los aneurismas pueden ocurrir en la aorta o en las arterias periféricas.

Aneurisma de la aorta abdominal (AAA)

En los pacientes con AAA, la decisión de operar está basada en tres factores:

  • El riesgo del aneurisma para romperse;
  • El riesgo asociado a la reparación del aneurisma;
  • La expectativa de vida del paciente.
  • El 50% de los pacientes con un aneurisma roto mueren antes de llegar al hospital. Si combinamos la mortalidad operatoria de estos casos, que es de un 40 a 50%, el resultado es una morbilidad total de 90% para los AAA rotos.

El tratamiento de los aneurismas arteriales ha cambiado drásticamente desde el año 1990, cuando el Dr. Juan Parodi y sus colegas del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires presentaron una pequeña serie de aneurismas tratados endovascularmente. En la actualidad, se calcula que el 70% de los aneurismas aórticos diagnosticados en los Estados Unidos son tratados endovascularmente. Esta cifra puede variar de acuerdo a cada institución.

La baja mortalidad perioperatoria de este procedimiento junto al corto tiempo de recuperación ha hecho que sea considerada como una opción terapéutica de primera elección por la mayoría de los cirujanos.

En el tratamiento de los aneurismas rotos, la experiencia ha demostrado una mejor sobrevida perioperatoria cuando son tratados de forma endovascular.

Aneurisma de la aorta torácica

El tratamiento de los aneurismas del arco aórtico y de la aorta torácica descendente también ha cambiado en forma dramática, con una tendencia bien marcada hacia las técnicas endovasculares. La razón de tratarlos de esta manera es que el riesgo de paraplejía y mortalidad se reduce a la mitad. Si a esto le añadimos una recuperación postoperatoria más rápida, sin lugar a dudas esta técnica es una buena opción.

JPEG - 40.7 KB
Aneurisma de aorta abdominal de 6.5 cm, lumen de 3 cm. (Foto: James Heilman, MD, cc 3.0)

Las técnicas endovasculares han ampliado el espectro de paciente que pueden ser tratados. Pacientes que no tolerarían un procedimiento abierto debido a su edad y condición física ahora pueden ser tratados endovascularmente.

El desarrollo especializado de técnicas para tratar casos de forma híbrida (cirugía combinada abierta y endovascular) es una alternativa que puede permitir resolver situaciones complejas de aneurismas que envuelven ramas arteriales importantes, preservando así la perfusión de los distintos órganos.

Aneurismas de las extremidades inferiores

Aneurismas de la arteria femoral - Estos aneurismas son raros. De 30 a 40 %, de los pacientes que los padecen están asintomáticos a la evaluación inicial, se presentan con una masa pulsátil que se descubre durante el examen físico. El tratamiento quirúrgico está indicado en función de su tamaño y su sintomatología. Los aneurismas con diámetros mayores a 2,5 cm se tratan mediante la resección y reconstrucción arterial con injertos sintéticos de dacrón.

Aneurismas de la arteria poplítea - Los aneurismas poplíteos son frecuentemente bilaterales (54%), a menudo se asocian a aneurismas de la aorta (57%) y ocurren casi exclusivamente en hombres. Son los más comunes de las extremidades inferiores, pero, aún así, son extremadamente raros. La mayoría se trata con técnicas abiertas. La presentación clínica es la de una masa pulsátil asintomática, con síntomas de compresión como dolor y edema de la pierna y, ocasionalmente trombosis venosa profunda o con una trombosis del aneurisma, lo que acarrea un alto riesgo de pérdida de la extremidad. Rara vez se rompen.

Aneurisma de las arterias esplénicas, mesentéricas y renales

Son aneurismas raros. El más frecuente es el de la arteria esplénica. Con las nuevas técnicas endovasculares estos aneurismas pueden ser tratados con procedimientos mínimamente invasivos.

Comentario

Las técnicas endovasculares son una opción efectiva y eficiente para el tratamiento de algunos aneurismas. En función de la evaluación individual de cada caso y de la disponibilidad de los recursos profesionales se podrá considerar esta alternativa terapéutica.