SALUD MENTAL

Pandemia de COVID-19 y los niños:

Algunos efectos y riesgos del regreso a la escuela
JPEG - 3.9 KB
Luz N. Colón de Martí, MD
Catedrática Departamento de Psiquiatría – RCM
Escuela de Medicina, Universidad de Puerto Rico

En la actual pandemia por COVID-19 estamos aún en proceso de conocer más sobre esta enfermedad. Lo que sí sabemos bien es que se propaga principalmente por el contacto de persona a persona, en especial a través de gotas respiratorias, en especial al toser, estornudar o hablar, así como por el contacto con superficies contaminadas, luego de tocarse los ojos, nariz o la boca. Por eso, el factor más importante para mitigar su transmisión es limitar la exposición y/o el contacto entre personas.

En los ambientes de estudio y académicos –como los salones de clases– es de esperar que ocurran interacciones entre estudiantes y maestros en contacto cercano y prolongado. Por lo tanto, mientras este virus se considere como una amenaza para la población, volver al escenario académico representa un dilema entre el riesgo a la salud de la población y la necesidad de la educación, en especial de los menores.

Desde el punto de vista de los maestros, las tareas se incrementan ya que, además de enseñar, tendrán que estar pendientes de que los estudiantes cumplan con todas las medidas de precaución y seguridad recomendadas. Asimismo, el regreso “presencial” al escenario académico puede traer consigo un riesgo potencial de seguir extendiendo el contagio del virus a través de lo que se describe como “contagio por generaciones”. Así, por ejemplo, los niños o los adolescentes que se contagien en la escuela pueden llevar el virus a sus casas, donde viven sus hermanos, padres y/o abuelos. También existe el riesgo para otros niños que tienen condiciones médicas de alto riesgo y que coincidan en el mismo escenario académico.

Por estas razones, para muchos llevar a los menores en forma presencial de vuelta a las escuelas no es compatible con el plan de reducir la expansión del COVID-19. En otras palabras, reabrir las escuelas para actividades presenciales en plena pandemia tiene el potencial de expandir de manera masiva el contagio, lo que pondría en riesgo las vidas de algunos niños, de sus familiares y de sus maestros. Además, aunque la mayoría de los menores expuestos al virus hasta ahora no necesariamente presentan síntomas severos, todavía no tenemos claro cuál será el impacto a largo plazo de la respuesta inflamatoria a la que han sido expuestos y de otros posibles riesgos, por ejemplo, frente a los diferentes sistemas del cuerpo.

Puede ser preocupante reabrir las escuelas para actividades presenciales sin un plan adecuado basado en las recomendaciones dadas por los CDC y por las guías de la Academia Americana de Pediatría y de la Academia Americana de Psiquiatras de Niños y Adolescentes. También puede ser crítico tener un plan que no pueda ser implementado a cabalidad por varias razones, como la falta de preparación, la falta de recursos (humanos y financieros), la falta del equipo requerido, entre otras. De hecho, en algunos lugares existe la preocupación por no poder implementar todas las guías específicas ofrecidas por los CDC, entre otras razones, por considerarlas costosas y/o poco prácticas.

En las escuelas, además de la enseñanza de las diferentes materias, se promueven actividades importantes para el crecimiento emocional y social de los niños y adolescentes. De acuerdo a su etapa de desarrollo, aprenden allí, a través del juego y de sus interacciones con los demás, entre otras cosas a: llegar a acuerdos, a desarrollar el concepto de compromiso con los otros, a tener confianza y seguridad en sí mismos y a aceptar responsabilidad por sus acciones. Asimismo, a través de las interacciones sociales con sus pares, sus maestros y otros estudiantes, pueden aprender a fortalecer su identidad, a desarrollar iniciativa, a fortalecer su rol como miembros de la sociedad, a controlar y a expresar mejor sus emociones y a desarrollar destrezas de socialización y de liderazgo. Todas estas son herramientas que –además de contribuir a su educación formal de conocimientos– serán claves para su éxito como adultos.

Asimismo, para algunos niños la escuela representa un lugar donde se sienten más seguros y protegidos, y donde pueden tener acceso a alimentación y a funciones sociales colaterales que pueden llevar a cabo también en este ambiente.

En conclusión, se trata de una decisión compleja. Por un lado, no sabemos de un lugar que sea 100% seguro. Tampoco se puede garantizar que volver presencialmente a la escuela en este momento sea lo más conveniente y seguro para el bienestar general de todos los niños y adolescentes, en lugar de permanecer fuera de ella por más tiempo mientras se logre controlar esta pandemia. La decisión se debe basar en un análisis cuidadoso y balanceando los riesgos y los beneficios que esta decisión conlleve para todos.

Además, debemos considerar que cuando se considere oportuno y seguro el regreso presencial a las escuelas, este deberá ocurrir con el enfoque primordial de facilitar la adaptación y de continuar promoviendo el rol social, facilitando el ajuste ante el impacto de los cambios que ha traído esta pandemia, y no exclusivamente con el de poner a los menores “al día” en todas las materias.

Referencias

  1. Campbell L. Why reopening Schools Is not as Easy as Reopening Walmart. Health line. July 23, 2020. https://www.healthline.
  2. CDC. MIS-C and COVID-19. Multisystem Inflamatory Syndrome and COVID-19. https://www.cdc.gov./mis-c.
  3. Lindner D.; et at. Association of Cardiac Infection With SARS-CoV-2 in Confirmed COVID-19 Autopsy Cases.! JAMA Cardiol. Published online July 27, 2020. doi:10.1001/jamacardio.2020.3551.
  4. CDC Importance of Reopening Schools. July 23, 2020. cdc.gov.
  5. CDC Operating Schools During COVID-19 Updated May 19, 2020. https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/community/schools-childcare/schools.html.
  6. American Academy of Child and Adolescent Psychiatry (AACAP). Detail Steps Necessary for Safety Reopening Schools This Fall. https://www.aacap.org.
  7. American Academy of Pediatrics.COVID-19 Planning Considerations: Guidance for School Re-entry. https://services.aap.org/en/pages/2019-novel-coronavirus-covid-19-infections/clinical-guidance/covid-19-planning-considerations-return-to-in-person-education-in-schools/.
  8. McLeod S. Erik Erikson’s Stages of psychosocial development. simplypsychology.org.
  9. Collaborative for Academic, Social, and Emotional learning (CASEL). What is SEL? https://casel.org/what-is-sel/.
Copyright 2021 GALENUS REVISTA All rights reserved. | Contacto |  RSS 2.0