Resultados de la búsqueda « FELIX FOJO »

En Artículos

Félix Bonilla Norat (1912-1992): Artista y educador excepcional Investigar sobre el artista puertorriqueño Félix Bonilla Norat se convirtió en una gran satisfacción personal. Ocurre que cada una de las personas que conocieron personalmente a este artista tiene una anécdota maravillosa que contar. Entrevisté a algunos familiares y directores de Museo; al mencionar a Bonilla Norat, recibía una sonrisa de vuelta. Un maestro y un erudito del arte que entraba por la ventana del salón de clases en vez de por la puerta y se ponía a hablar de arte inmediatamente. Así (...) Mariana García Benítez
Egon Schiele y el H1N1 Según los italianos del siglo XVI, la influencia negativa de los astros podía producir enfermedades, y entre ellas, una muy severa y de rápida aparición a la que bautizaron como “influenza”. Aunque la influenza se presentaba más o menos atenuada en casi todos los inviernos, ocurrían brotes de mucha mayor gravedad varias veces en cada siglo.
Pero entre 1918 y 1919 se presentó inesperadamente una epidemia –hoy sabemos que producida por un ortomixovirus tipo A H1N1– que rompió todos los records (...) Dr.-Felix-J.-Fojo
Christian de Duve: El valor del intelecto En tiempos en que el genoma y la genética parecen acaparar todo el interés por el estudio de las células que componen nuestro cuerpo, olvidamos, a veces, que la estructura interna de esas células, su arquitectura, las funciones de sus orgánulos así como la relación entre ellos y entre las diferentes células son la clave de la salud, de la enfermedad y de la muerte cuando nos referimos a un ser en específico, o sea, a cualquiera de nosotros.
El autor de estas líneas recuerda cuando, siendo un (...) Félix J. Fojo, MD
La materia, la energía, la vida y unas pocas palabras El 27 de septiembre de 1905 una breve comunicación se aceptó para ser publicada en la respetada revista alemana Annalen der Physik, probablemente la más seria e importante publicación científica de entonces.
El lenguaje en el que estaba escrita era sencillo y el razonamiento de ese artículo era de una simplicidad pasmosa y, al mismo tiempo, de una elegancia y una belleza poco vistas en las esferas de la ciencia de esa época y de cualquier otra.
Describía un experimento mental en el que un cuerpo (...) Félix J. Fojo, MD
Necesitamos facilitadores Vivimos en tiempos de grandes retos, grandes oportunidades y grandes decisiones. Para esto puede ser bueno estar rodeado de personas que nos apoyen, asesoren o dirijan. Estas personas pueden ser los facilitadores. Un facilitador es un agente de cambio, un individuo que tiene la capacidad de influenciar, inspirar, motivar e inducir a las personas a desarrollarse y lograr sus metas. Tiene conocimiento, experiencia, y sabe organizar y coordinar las herramientas, los recursos y la energía de las (...) Félix J. Fojo, MD Dr. J.R. Román Dr. J.R. Román
LA TORRE DE MARFIL Napoleón y su barriga Napoleón Bonaparte (1769-1821) fue casi todo y todo le ocurrió muy rápido. Soldado, teniente artillero, general de los ejércitos de la República Francesa, Cónsul, Primer Cónsul, Cónsul Vitalicio, Rey de Italia, Emperador de los franceses, general invencible, general derrotado y un pobre exiliado en una isla perdida en el océano. Si alguien ha vivido alguna vez una novela, ese fue el señor Bonaparte. Fue francés por pura casualidad, pues Córcega, la isla mediterránea donde vino al mundo, perteneció a (...) Dr.-Felix-J.-Fojo
Antommarchi (1780-1838): El otro corso No hay duda de que Napoleón Bonaparte, emperador de los franceses, conocido por su estatura también como el Pequeño Corso, es el más famoso de los hijos de la relativamente pequeña isla de Córcega.
Pero hubo otro corso, con menos ínfulas y mucho menos poder, que ha quedado unido en la historia –cosas del destino– al gran Bonaparte: el Dr. François Carlo Antommarchi.
Antommarchi nació en Morsiglia, Córcega, en 1780, once años después que Napoleón, y siguiendo la vieja tradición italiana de la isla (...) Félix J. Fojo, MD
Flannery O’Connor: El Lupus como acicate literario Cuando se estudia la obra de determinados escritores es común referirse a la época en que vivieron, al estilo, a las fuentes de inspiración, a las influencias de otros artistas y al manejo y amplitud del lenguaje, pero no siempre se analizan, o solo se mencionan superficialmente, las enfermedades, a veces devastadoras, que sufrieron y cómo estas condiciones, a su vez, incidieron sobre el resultado final de su creación artística.
Mary Flannery O’Connor (1925-1964) fue una de las máximas (...) Félix J. Fojo, MD
Estamos en los mejores momentos de la historia “El mundo está lleno de abundancia y oportunidades, pero muchas personas llegan a la fuente de la vida con una cuchara en vez de una pala; esperan poco, y como resultado reciben poco”. Ben Sweetland
El mundo está cambiando y nos trae muchas oportunidades. ¡Quién iba a pensar que hoy el mundo se puede unir a través de Internet, o en los 5 billones de personas que tienen teléfonos celulares con acceso a información instantanea! Personas en África o la Amazonía que, aunque no tienen luz, agua potable (...) Félix J. Fojo, MD
Cincuenta: El orgullo de llegar… y continuar Las publicaciones médicas, nuestras amadas revistas científicas tal y como las conocemos hoy, son relativamente recientes en la larga historia de la medicina. Surgen con la denominada “explosión científica” de los siglos XVII y XVIII. Se acepta habitualmente que el Journal des Scavans (1665) y la Nouvelles Découvertes (1679), fundadas ambas en la ciudad de París por el médico Nicolas de Blégny, son las dos primeras publicaciones en la historia que pueden nombrarse con propiedad revistas médicas. (...) Félix J. Fojo, MD
Una historia navideña: La Madonna de Stalingrado La artillería tronaba y hacía retemblar la tierra aquella oscura noche de Navidad de 1942. El oficial Kurt Reuber, jefe médico de la 16a División Panzer, cercada en Stalingrado por las fuerzas rusas, pudo haberse salvado del trágico final de aquellas decenas de miles de hombres, pues estaba de permiso en Alemania justo al momento de cerrarse el cerco sobre el ejército del mariscal von Paulus en el invierno de 1942.
Pero hombre bueno y médico antes que todo en una época de horror, decidió que su (...) Félix J. Fojo, MD
Plegamiento de proteínas y enfermedades neurodegenerativas Si las enormes moléculas de ADN que contienen los cromosomas de una sola célula de nuestro cuerpo se desplegaran en línea recta, tendrían una longitud de casi dos metros y, si se pusiera en fila las moléculas de ADN de todo el cuerpo, se llegaría a la Luna.
¿Cómo se pliegan esas moléculas para caber en el pequeño núcleo celular? Lo hacen como todas las grandes proteínas biológicas –alcanzando su imprescindible estructura tri o cuadridimensional– mediante pasos que han sido estudiados por los químicos (...) Félix J. Fojo, MD
Coma La palabra coma proviene del griego y significa sueño grande o profundo. Es un estado de pérdida de la conciencia profundo y mantenido en el tiempo. Se le ha denominado también estado vegetativo, pero este nombre tiende a no utilizarse en la actualidad.
La persona en coma está viva, presenta signos vitales, pero no puede moverse por sí misma ni responder de forma activa a su entorno. Clásicamente se ha estipulado que el estado de coma dura unas cuatro semanas y que luego el paciente despierta (...) Félix J. Fojo, MD
Los lejanos rostros del Ébola La epidemia africana de fiebre Ébola que ha estremecido al mundo occidental desde el segundo trimestre de 2014, sobre todo después de la aparición de casos autóctonos (aunque contagiados por enfermos provenientes de África) en España y Estados Unidos, ha proyectado a los titulares y primeras planas su nombre: Ébola. Pero este nombre, prácticamente desconocido para todos nosotros hasta hace muy poco, tiene una historia.
Repasemos entonces brevemente, a través de algunos personajes y sitios, algo de (...) Félix J. Fojo, MD
Síndrome de muerte súbita en atletas Félix J. Fojo, MD _ felixfojo@gmail.com _ ffojo@homeorthopedics.com
El síndrome de muerte súbita en deportistas es más difundido que otras condiciones patológicas con mayor prevalencia. La razón es obvia: se presenta en personas jóvenes, conocidas por la población y que aparentan tener una salud perfecta. El síndrome es menos común en mujeres y su incidencia se incrementa con la edad. Por razones aún no aclaradas, suele presentarse con más frecuencia en los periodos de entrenamiento. Es más frecuente (...)
Una bella dama y un raro síndrome: Liz Taylor La belleza de la dama Elizabeth Rosemond Taylor (1932-2011), conocida por todos los amantes de la farándula y del cine como Liz Taylor es sencillamente antológica.
Pero la moneda de Liz Taylor tuvo otra cara que, por cierto, ella supo llevar con mucha dignidad y elegancia, y esa cara oscura fueron sus constantes enfermedades y padecimientos.
En 1956, con 24 años de edad, Liz pasó dos meses en el New York’s Columbia Presbyterian Hospital por el aplastamiento de tres discos intervertebrales. No (...) Félix J. Fojo, MD
¿De qué murió George Balanchine? La historia del ballet y de sus figuras cimeras es rica en logros artísticos para la cultura y el arte mundial, pero también, como el argumento de algunas de sus obras cumbre, está llena de tragedias personales.
Lidia Ivanova murió ahogada en el río Neva en 1924; Sergei Legat se degolló él mismo en 1905; Vaslav Nijinski, terminó sus días loco, al igual que Olga Spessitseva; Maris Liepa, que fue partenaire de la cubana Alicia Alonso, se suicidó con alcohol y drogas en 1982; Yuri Soloviev, una (...) Félix J. Fojo, MD
Aulo Vitelio y el cuello proconsular Aulo Vitelio Germánico fue un emperador romano; uno de tantos y no el peor, porque emular la maldad de un Nerón o de un Calígula requería poseer un don de sadismo y crueldad que no todos podían tener, pero de ninguna manera fue un santo.
Lo cierto es que Aulo Vitelio (“Germánico” se le agregó al ser proclamado emperador por sus soldados) no nació para emperador, lo hicieron emperador y muy probablemente contra sus deseos más íntimos, pues su verdadera pasión no era el poder sino la comida. Vitelio, en (...) Félix J. Fojo, MD

0 | 20 | 40 | 60 | 80 | 100

Autores

Félix J. Fojo, MD | Síndrome de Pickwick Literatura y medicina Félix J. Fojo, MD | La paradoja francesa Félix J. Fojo, MD | La dislexia… y el éxito Félix J. Fojo, MD | ¿Qué recuerda usted de un señor llamado Alzheimer? Félix J. Fojo, MD | Dos genios hipoacúsicos. ¿Una etiología? Félix J. Fojo, MD | Los tiempos heroicos de la Medicina Deportiva Félix J. Fojo, MD | Alergias y alta política Félix J. Fojo, MD | Paul Dudley White:Cardiólogo y maestro Félix J. Fojo, MD | Obsesiones extremas: Los hermanos Collyer Félix J. Fojo, MD | Isabella Rossellini… y la escoliosis Félix J. Fojo, MD | Las peripecias forenses del Dr. Harvey Félix J. Fojo, MD | Rolf Maximilian Sievert: Cada día más actual Félix J. Fojo, MD | Personajes pintorescos y dietas heterodoxas Félix J. Fojo, MD | Radiaciones, cáncer… y una película maldita Félix J. Fojo, MD | Enfermedad cardiovascular… y riesgo presidencial Félix J. Fojo, MD | Bob Shiers (1915-2007): El hombre del reemplazo de rodillas Félix J. Fojo, MD | Un nefrólogo brillante… y algo trastornado Félix J. Fojo, MD | ¿Existe el “Síndrome de Sharon Stone”? Félix J. Fojo, MD | Globesidad Félix J. Fojo, MD | La grácil mano de Bertha: A propósito de Wilhelm Conrad Röntgen Félix J. Fojo, MD | Oncovirus: Virus oncogénicos Félix J. Fojo, MD | Síndrome del segundo impacto Félix J. Fojo, MD | Thomas Hodgkin (1798-1866): Inspector de muertos Félix J. Fojo, MD | Gen: Una breve historia Félix J. Fojo, MD | Morir de amor… o de una otitis: Oscar Wilde (1854-1900) Félix J. Fojo, MD | Los tres síndromes de Ramsay Hunt Félix J. Fojo, MD | ¿De qué murió Federico Chopin? (1810-1849) Félix J. Fojo, MD | Un pequeño invento que cambió la cirugía Félix J. Fojo, MD | Enteropatía por gluten Félix J. Fojo, MD | Síndrome de West Félix J. Fojo, MD | Suicidio o farsa: Elmyr de Hory Félix J. Fojo, MD | El síndrome de Stendhal Félix J. Fojo, MD | Teoría de la mente Félix J. Fojo, MD | Síndrome ortoréxico (Ortorexia nerviosa) Félix J. Fojo, MD | Azincourt, el arco grande y una solución a la disentería Félix J. Fojo, MD | Síndrome de Brugada Félix J. Fojo, MD | Enfermedades huérfanas Félix J. Fojo, MD | Alexitimia Félix J. Fojo, MD | Síndrome de Prinzmetal (espasmo de la arteria coronaria) Félix J. Fojo, MD | Síndrome de la falsa memoria (FMS) Félix J. Fojo, MD | La atención: ¿Puede uno hacer dos o más cosas a la vez? Félix J. Fojo, MD | Ley de Kleiber Félix J. Fojo, MD | La azarosa historia de las incubadoras Félix J. Fojo, MD | Síndrome de colon (intestino) irritable (IBS) Félix J. Fojo, MD | Epónimos en Medicina Félix J. Fojo, MD | Una historia de Navidad: Billy Miske Félix J. Fojo, MD | Síndrome de Albarrán-Ormond: (Fibrosis retroperitoneal, Gerota’s fascitis) Félix J. Fojo, MD | El teatro anatómico Félix J. Fojo, MD | Placebo y nocebo Félix J. Fojo, MD | ¿Murió realmente de amor la “Niña de Guatemala”? Félix J. Fojo, MD | Síndrome de Patau (de Bartholin-Patau o Trisomía 13) Félix J. Fojo, MD | En tierra de ciegos… los tuertos en la historia Félix J. Fojo, MD | Genoma mínimo (Minimal genoma) Félix J. Fojo, MD | Síndrome de Gerstmann Félix J. Fojo, MD | Los poetas suicidas Félix J. Fojo, MD | Síndrome de Sjögren (o Sjogren) Félix J. Fojo, MD | Optogenética y las opsinas Félix J. Fojo, MD | La Ruta de la Seda: Una extraña maldición Félix J. Fojo, MD | Flora bacteriana humana normal Félix J. Fojo, MD | Síndromes delusionales de mala identificación (DMSs) Félix J. Fojo, MD | Historias de Navidad: Una noche en las Ardenas Félix J. Fojo, MD | Capsaicina (capsicina, capsaícina) Félix J. Fojo, MD | Síndrome de insensibilidad a los andrógenos (Síndrome de Morris; feminización testicular; intersexualidad) Félix J. Fojo, MD | Riboswitch Puerta para una nueva era de antibióticos Félix J. Fojo, MD | Síndrome rabdomiolítico (Rabdomiolisis) Félix J. Fojo, MD | El ADN y el almacenamiento de datos Félix J. Fojo, MD | Síndrome de Gourmand Félix J. Fojo, MD | Mimiviridae y otros virus gigantes Félix J. Fojo, MD | Síndrome de Irukandji Félix J. Fojo, MD | Desastres naturales, tecnológicos y antropogénicos Félix J. Fojo, MD | Síndromes mentales y desastres Félix J. Fojo, MD | Síndrome de Li-Fraumeni Félix J. Fojo, MD | Vacunas genómicas o de ADN/ARN Félix J. Fojo, MD | Paleopatografía (Paleopatología) Félix J. Fojo, MD | Síndrome de Kleine-Levin (KLS o síndrome del “bello durmiente”) Félix J. Fojo, MD | Síndrome de fibrosis pulmonar idiopática (FPI o IPF) Félix J. Fojo, MD | Actividad física, ejercicio físico y fitness Félix J. Fojo, MD | Síndrome de Kartagener: (síndrome de disquinesia ciliar primaria) Félix J. Fojo, MD | Melioidosis: “La gran imitadora” Félix J. Fojo, MD | Síndrome de Laurence-Moon (LMS, o de Biedl-Bardet) Félix J. Fojo, MD | Pérdida involuntaria de peso corporal (IWL) Félix J. Fojo, MD | Enfermedad hepática grasa no alcohólica (NAFLD) Félix J. Fojo, MD | Síndrome de intestino corto (Síndrome de fracaso intestinal crónico, SBS)
Félix J. Fojo, MD | La paradoja de Peto
Félix J. Fojo, MD | Priones o PrP
Copyright 2018 GALENUS REVISTA All rights reserved. | Contacto |  RSS 2.0