Carta del Editor

¿Y ahora…, qué hacemos?

JPEG - 2.9 KB
Marco Villanueva-Meyer, MD
mvm@revistagalenus.com

Cuántas veces se le hace a un médico, inclusive desde que es interno o residente, esta pregunta cuando hay un problema: “¿Y ahora, qué hacemos?”. A Dios gracias, en la mayoría de los casos los problemas suelen ser de solución rápida para un profesional o experto. Pero una minoría de casos –aquellos más complejos– requieren hacer consultas a expertos especializados en otros aspectos del problema, investigar más o hacer pruebas o estudios, para así tomar la mejor decisión y dar el mejor consejo.

En el entrenamiento de un médico, cualquiera sea el campo o especialidad que elija, se le trata de confrontar con situaciones variadas y diversas; la mayoría serán las más comunes y frecuentes, pero también –aunque en menor número– habrá las complejas y raras. Esa preparación y esas experiencias son las que permitirán asumir la responsabilidad plena y liderar la toma de decisiones de manera exitosa para ayudar adecuadamente al paciente que busca su consejo. También, para el médico, cada oportunidad de ayudar y brindar consejo, además de ser la razón de su profesión, es una ocasión para ser mejor y perfeccionar lo ya aprendido.

En este camino pueden surgir dos malos acompañantes que hay que evitar: la arrogancia y el ego desmedido. La primera se elimina pensando que siempre hay mucho más por aprender, por más serios y cuidadosos que podamos ser; y para los egos irracionales, teniendo presente que no se trata de tener éxito o de probar cuánto sabemos, sino, sencillamente de ayudar y buscar soluciones a problemas serios poniendo como objetivo esencial el beneficio y la ventaja del paciente. Así, bien informados y con las destrezas adquiridas se puede brindar muchas veces el mejor consejo o dar la mejor respuesta que –a su vez– suelen ser esperados con interés e inquietud por el paciente y su entorno.

La esencia de este proceder médico puede ser de utilidad o ejemplo ahora que –como tantas veces– hay muchos y grandes problemas en nuestra sociedad, tanto en su economía en general como en la salud pública, en la seguridad y el orden, problemas que requieren de un manejo cuidadoso dejando de lado la arrogancia, los egos y los intereses personales o grupales, en beneficio de nuestra población.

En este número de Galenus tenemos artículos médicos y suplementos importantes que tocan temas críticos, todos preparados por expertos con el cuidado de transmitir información útil con el criterio que nos guía, de compartir para progresar.

¡Saludos, amigos!