Articulos médicos

Vacuna de influenza 2011-2012

JPEG - 4.7 KB
Jaime Deseda-Tous, MD, FAAP
Infectólogo Pediátrico Especialista en vacunación de viajeros Miembro del Comité Asesor de Prácticas de Inmunización (ACIP)

Nuevamente nos encontramos en una temporada de influenza estacional, que corresponde al periodo 2011-2012. Como es sabido, los virus de influenza tienen la peculiaridad de modificarse de año en año (antigenic drift). Por eso es que nos debemos vacunar anualmente con la vacuna correspondiente.

Inclusive, cada 10 a 15 años pueden surgir mutaciones de alguno de los virus de influenza que los hacen drásticamente diferentes a aquellos virus que han estado circulando en el mundo. Esto hace que un número mucho mayor de personas sean susceptibles o se vean afectadas. Si además de tratarse de un virus novel, este tiene una mayor virulencia, entonces las condiciones son propicias para una pandemia. Algo parecido ocurrió con el virus de influenza A H1N1 que surgió en 2009.

La estrategia que se ha desarrollado con la influenza es vacunar anualmente a la población. La primera vacuna trivalente de influenza se aprobó en 1945 para los Estados Unidos. Desde entonces, ha estado disponible. La vacuna trivalente de influenza contiene virus inactivos: dos tipos de influenza A y uno de influenza B.

El momento ideal para recibir esta vacuna es desde septiembre hasta enero siguiente. Se puede recibir hasta junio, pero mientras más temprano se haga, se obtiene mayor beneficio y protección.

En 2010 el CDC (Center for Disease Control and Prevention) recomendó el uso universal de la vacuna de influenza para todas las personas de 6 meses de edad en adelante. Las únicas contraindicaciones generales son alergia severa a proteína de huevos (anafilaxis) o alguna reacción severa a una dosis en el pasado (esto, afortunadamente, es sumamente raro).

Cepas en la vacuna (influenza 2011-2012) Las cepas incluidas en la vacuna de influenza de 2011-2012 son idénticas a las de la vacuna del ciclo pasado (2010-2011).

Las cepas incluidas son:
-  A/California/7/2009 (H1N1)-like,
-  A/Perth/16/2009 (H3N2)-like, y
-  B/Brisbane/60/2008-like antigens.

Cepas en vacuna de influenza 2011-2012

A pesar de esto, se recomienda vacunarse todos los años pues varios estudios demuestran que los títulos de anticuerpos disminuyen apreciablemente al transcurrir un año.

Situación en niños y personas mayores

Los niños entre las edades de 6 meses a 8 años requieren dos dosis de la vacuna, separadas por cuatro semanas una de la otra. Los infantes de 6 meses a 36 meses reciben 0.25ml y los mayores de 36 meses reciben 0.5ml. Sin embargo, para esta temporada 2011-2012, siendo la vacuna igual que la del año pasado, de haberla recibido en 2010-2011 solo se requerirá una dosis.

Presentaciones y administración

Existen en el mercado varias preparaciones de la vacuna de influenza así como varias marcas comerciales. Es útil estar familiarizados con ellas. Todas, sin embargo, contienen los mismos antígenos.

Las vacunas trivalentes (TIV) se deben administrar por vía intramuscular. La única excepción es la recientemente aprobada vacuna intradermal (Fluzone, Sanofi Pasteur) para las edades de 18 a 64 años. También fue aprobada otra vacuna para personas de más de 65 años (Fluzone High Dose) que contiene cuatro veces la dosis antigénica, lo que produce mayor respuesta en personas que responden pobremente a la dosis convencional. En la actualidad, no existe una predilección entre esta vacuna y la TIV convencional.

En 2003, se aprobó para edades de 2 a 49 años una vacuna de virus atenuado (LAIV) para ser administrada intranasalmente (Flu Mist, MedImmune). Debemos recordar que, por ser esta una vacuna viva-atenuada, tiene ciertas contraindicaciones adicionales por lo que no debe administrarse a mujeres embarazadas.

En la actualidad la única vacua aprobada desde los 6 meses de edad en adelante es Fluzone (Sanofi Pasteur).

Opinión

Para prevenir muchas complicaciones de salud es importante que nuestra población esté vacunada adecuadamente. Nosotros, como médicos, debemos dar el ejemplo al vacunarnos y, así, evitar contagiar a nuestros familiares y pacientes.

Nota del editor:

En los artículos de Galenus tratamos de evitar mencionar nombres comerciales, de productos farmacéuticos o relacionados a la salud. Sin embargo, en algunos casos, como en este artículo, lo aceptamos pues se trata de todos los productos que se vienen utilizando en este año y aprobados para un problema puntual del momento, lo que puede ser de utilidad e interés de la clase médica en general.