Temas de interés

Turismo

Receta de viaje

GIF - 316 bytes
Carmen Targa, CTA
Consultora de viajes Condado Travel Inc. Ph. (787) 782-4707 xt 1010 ctarga@condadotravel.com

Todos de poetas y locos tenemos un poco, pero de gitanos y jefes de Estado tenemos más.

A través de nuestros viajes, aprendemos lo pequeño que es nuestro planeta. Así, los problemas que tienen en Oriente, como por ejemplo la fluctuación de la moneda, los cambios de gobierno, la seguridad y el poder adquisitivo, son parecidos a los que nos afectan a quienes estamos en Occidente.

Somos todos distintos e iguales en nuestras costumbres, somos igual de apasionados por nuestras religiones, las jerarquías familiares, los ritos y fiestas; lo que nos ofende a nosotros también los puede ofender a ellos o lo que nos agrada puede ser un insulto para otros. Por estas razones y mil más, cuando viajamos debemos ser abiertos y dejar los prejuicios de lado y, como decía mi padre, “En Roma como los romanos”. Tenemos que ser observadores antes de criticar lo que no conocemos, hay que despertar los sentidos y absorber lo que nos rodea.

Cuando salimos de viaje, ya sea de negocios o de placer, lo primero que debemos hacer es aprender un poco de la cultura y el idioma del lugar que visitaremos. ¡Qué agradable es cuando un extranjero nos saluda con un “buenos días” en nuestro idioma! Debemos, de la misma manera, aprender unas palabritas: “gracias”, “buenos días”, o tan solo saber decir “por favor”. Automáticamente veremos como las actitudes cambian.

Otro tema muy importante cuando lleguemos a nuestro destino y en la planificación de nuestros días es el de los horarios de comida pues no en todas partes se cena a las 7 de la noche ni se almuerza entre el medio día y las 2 de la tarde. Si vamos a una conferencia a veces está todo planeado y dispuesto, pero cuando vamos por nuestra cuenta debemos saber a qué hora podemos hacer esa cita de cena tan importante o volver a encantarnos con un amigo de infancia y establecer esas líneas de comunicación tan importantes para nuestro diario vivir.

Por estas y mil razones más, la comunicación con tu consultor de viaje tiene que ser como la de tu médico de cabecera. Tu consultor es quien te puede ayudar a contestar todas las preguntas y es la mejor conexión con tu destino.