Temas de interés

Temas de Interés / Motivando

Ser parte de la solución

JPEG - 5.6 KB
Dr. J.R. Román
www.motivando.com jrromanmotivando@gmail.com

¿Qué ocurriría si cada uno de nosotros comenzara a mejorar el entorno donde vive y a la gente que le rodea en vez de criticar y quejarse de lo mal que están las cosas? Es importante que las personas que son líderes puedan influenciar a otros líderes que, a su vez, tengan el poder de producir cambios en la gente y en nuestra comunidad.

De esa manera se podrá establecer una red de facilitadores para comunicarse y compartir información, recursos y herramientas y ofrecer soluciones a los problemas que nos puedan afectar como individuos, familia o sociedad. Es importante la participación de todos y que nos preguntemos: ¿qué estamos dispuestos a hacer para que las cosas sean diferentes y mejoren? ¿Qué estamos dispuestos a hacer para influenciar a nuestra juventud? Es momento de asumir la responsabilidad de ser parte de la solución y no delegar los problemas. Debemos integrarnos, aportar recursos, energía, habilidades y talentos para construir una sociedad mejor.

Necesitamos que los líderes de las asociaciones, de las empresas y del gobierno se integren para llevarnos a otro nivel. Esto no necesariamente implica hacer otras cosas, sino más bien juntar muchos pequeños esfuerzos en la dirección correcta y con la actitud adecuada, lo que con nuestro compromiso, responsabilidad y amor generará una sinergia motivacional: hay que hacer las cosas ordinarias con un amor extraordinario.

No es siempre mucho lo que se puede lograr en forma individual, pero al juntarnos, ya sea con los talentos de los maestros, con la experiencia y conocimiento de los mayores o jubilados, con la capacidad de hombres y mujeres de negocios, con el entusiasmo y la energía de la juventud y con la visión y propósito de nuestros líderes podremos crear puentes de comunicación, donde invirtamos menos tiempo en los problemas y más tiempo en las soluciones.

La propuesta es sencilla: que cada persona tenga la oportunidad de reflexionar, evaluar y visualizar qué está haciendo con su vida y hacia dónde quiere dirigirse.

Las personas no logran cambios mientras no identifiquen cuáles son sus fortalezas y su vocación, y se integren a un proyecto que les produzca satisfacción y oportunidad de desarrollar su potencial.

Si queremos que el mundo cambie tenemos que comenzar con nosotros mismos. Dijo la Madre Teresa de Calcuta: "A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota".

Las decisiones del pasado son el resultado de hoy. Hoy y ahora, tenemos dos opciones: asumimos responsabilidad con el futuro o esperamos que las crisis definan nuestro destino. ¡Tú decides!