Suplemento Otolaringología

Septorrinoplastia:

Consideraciones funcionales y estéticas

JPEG - 1.1 KB
Jorge Aldrich, MD
Otolaringólogo y cirugía plástica facial San Patricio Facial Plastic Surgery 622-5402 / 622-5403.

La cirugía de la nariz les una de las consultas más comunes que se le presenta a un cirujano plástico facial. La nariz, por su posición en el rostro llama la atención y cualquier deformidad causa descontento y afecta la autoestima. Las deformidades nasales pueden tener su causa en traumas o en los rasgos genéticos individuales. La nariz de un niño(a) se compone mayormente de cartílagos y es más resistente a golpes, a diferencia de la nariz de un adolescente o adulto.

Luego de la niñez, la nariz se torna menos elástica y, por ende, un trauma puede usualmente causar daños estructurales que, en la mayoría de los casos deben ser corregidos para evitar problemas funcionales futuros.

Los problemas más comunes que pueden surgir luego de una fractura o trauma nasal son:
  • Sinusitis
  • Obstrucción nasal
  • Deformidad cosmética
  • Sangrado nasal
  • Dolor de cabeza
  • Congestión nasal

El paciente típico llega a la oficina médica buscando mejoría en la función nasal y, a la vez, para mejorar la apariencia de su nariz. La mayoría de estos pacientes recuerdan un trauma específico que causó el daño.

Diagnóstico

Hoy en día, con ayuda de la tomografía computarizada o con los endoscopios nasales, en combinación con el examen físico, se puede determinar la presencia de fracturas, problemas estructurales o funcionales.

Síntomas

Los síntomas pueden variar desde una obstrucción nasal completa hasta síntomas que solo se presenten intermitentemente.

El paciente que presenta una deformidad, con una disminución del espacio de la cavidad nasal está predispuesto a que a la menor inflamación de la mucosa (debido a alergias, rinitis vasomotora, resfriado, ciclo nasal, polvo del desierto, entre otros) presente síntomas nasales. A veces, los síntomas se pueden prevenir con medicamentos (antihistamínicos, esteroides nasales, descongestionantes) cuando son causados o precipitados por las alergias nasales. En estos casos, el paciente tiene que sopesar la severidad y frecuencia de los síntomas por un lado y, por el otro, considerar la opción o necesidad de corregir la deformidad con una cirugía.

Aspectos administrativos

Una pregunta común que se nos hace es para saber si el seguro médico cubre la cirugía. La parte funcional de la cirugía, que consta de la septoplastía (corrección del tabique nasal), corrección de la válvula nasal y la corrección de la fractura nasal vieja, usualmente está cubierta por los seguros médicos.

Cuando el paciente desea mejorar la apariencia externa de su nariz, es una buena decisión hacerlo al mismo tiempo que las otras correcciones por varias razones:

  1. El tiempo de recuperación es solo uno en vez de dos.
  2. El cartílago que usualmente uno descarta en la cirugía funcional es muy útil para la cirugía cosmética.
  3. El costo del cirujano, del hospital y de la anestesia es menor cuando se hacen todos los procedimientos al mismo tiempo.

Comentario

Con una minuciosa evaluación especializada se puede definir con precisión los aspectos funcionales y estéticos de los defectos en la nariz y, en base a ello, considerar las medidas terapéuticas adecuadas.