Articulos Médicos

Reflexiones personales en el mes del corazón:

El verdadero valor de mi cónyuge

JPEG - 3.3 KB
Juan M. Aranda MD, FACC, FACP
Especialista en Cardiología Profesor Clínico de Medicina, Escuela de Medicina UPR

Hemos escuchado y damos por sentado que el valor de nuestros cónyuges es incalculable. Quiero reflexionar ahora sobre el real impacto de todas sus contribuciones. Así, sin data científica ni artículos de referencia deseo identificar las áreas más relevantes donde el aporte de mi cónyuge ha sido indispensable para alcanzar muchas metas en la vida.

Educación médica

Calcular el valor del aporte de mi cónyuge en la educación médica es el rubro más sencillo. Después que terminó su bachillerato en Artes, consiguió un trabajo en la biblioteca de la universidad mientras yo completaba los requisitos para obtener el doctorado en Medicina. Recuerdo cuando ella estuvo 15 horas corridas escribiendo mi tesis doctoral en maquinilla. Comenzamos a las 4 pm y terminamos a los 7 am…

Internado y residencia

Trabajaba casi 100 horas a la semana y el salario era limitado. Durante esos años de especialización, mi cónyuge continuó aportando económicamente al sostén de la familia. Me aconsejaba, ofrecía ideas y se conformaba con una salida a comer rápido y, quizás, a un cine cada 3 semanas.

Establecimiento de la práctica médica

Al terminar la especialidad, tenía varias opciones para escoger. ¿Qué hizo mi cónyuge? Dejó que yo seleccionara y escogiera dónde establecer la práctica. Tuvimos alguna discrepancia de opiniones entre regresar y una oferta tentadora. Accedió a quedarse por el bienestar profesional, aunque añoraba el mar caribeño, las cálidas temperaturas de nuestra isla y el disfrute y apoyo de su familia.

Al inicio, no solo me apoyó incondicionalmente sino también tomó y aprobó cursos de administración y facturación médica. Se hizo cargo de la supervisión y organización de la oficina y aconsejó a los empleados. Esto nos ahorró dinero y problemas gerenciales y administrativos, y así pude dedicarme a lo que sabía hacer, evaluar pacientes.

Desarrollo y crecimiento familiar

El costo de vida aumentó con el crecimiento de los hijos y del núcleo familiar. Mi cónyuge tomó varias decisiones que nos ahorraron mucho dinero en esa área. Ayudaba a los hijos con sus asignaciones y los exhortaba a que estudiaran y fueran exitosos. Esto tuvo una trascendencia decisiva inclusive al momento de solicitar admisión a universidades.

Apoyo en estabilidad física y mental

Como profesionales de la salud pasamos por épocas con mayor desgaste físico o mental. Podemos perder el enfoque o se pueden nublar nuestros horizontes y objetivos y en algunos casos eso nos puede deprimir. Las causas de este desgaste pueden ser diversas, sutiles, pasajeras o impactantes y prolongadas. Por lo general, se desencadenan por trabajo excesivo, alguna reclamación judicial, problemas de oficina, una desviación romántica o una enfermedad. En estos episodios, que pueden ser fugaces o durar años, la práctica médica se afecta y los ingresos disminuyen.

Sin embargo mi esposa estuvo siempre a mi lado, me apoyó en todo momento, me dio ánimo y esperanza y supo perdonar mis errores. Me enseñó la importancia de cuidar mi salud física y mental. Me ofreció los servicios de decoradora, agente de viajes, secretaria personal, mensajera, ama de casa, psicóloga de niños y sexóloga personal. Un apoyo que vale más que el oro y que no puede tener valor material.

Hacer estas reflexiones, si se puede juntos, puede permitir sentir orgullo y acumular más puntos de lo que uno puede imaginar.