Laboratorio Clinico

Pruebas de laboratorio apropiadas para la evaluación de demencia en adultos

JPEG - 4.1 KB
Angelisa Bonilla de Franceschini, MD
Patóloga clínica y anatómica Director Médico Laboratorios Borinquen.
Directora Dpto. de Patología, Universidad Central del Caribe.

El síndrome de demencia puede estar asociado a los siguientes síntomas: pérdida de memoria, desorientación, dificultad para planificar, hacer previsiones y realizar tareas, trastornos del pensamiento y alteración del carácter (agitación, insomnio o mal sueño, suspicacia, agresividad).

Muchas personas asocian el término demencia como sinónimo de la enfermedad de Alzheimer. No es raro que se indague si hay pruebas de sangre donde se pueda detectar dicha enfermedad, o la probabilidad de desarrollarla en algún momento, particularmente en las personas con familiares con demencia.

La pérdida de memoria, es sin duda, un síntoma que causa gran preocupación y que alerta sobre la posibilidad de una posible condición o enfermedad.

El objetivo de toda prueba diagnóstica es explorar posibles causas para los síntomas de un individuo y detectar aquellas condiciones reversibles o enfermedades tratables. Si detectamos enfermedades irreversibles o incurables, entonces la meta del médico es ayudar al individuo a mejorar los síntomas con medicamentos o manejo del comportamiento.

El historial médico de cada paciente, el examen físico y los síntomas que se presentan son los que determinan las pruebas apropiadas. Comúnmente, podrán ayudar pruebas de uso frecuente, por ejemplo, niveles de glucosa en sangre si hay historial de diabetes, hipoglucemia, mareos o desorientación. Hay que tener presente que una infección es un hallazgo común en el envejeciente con cambios de estado mental agudo. Por eso, si su paciente tuvo cambio súbito de orientación y confusión, un análisis de orina, además de las pruebas de sangre, podría detectar una infección urinaria.

Los expertos en la enfermedad de Alzheimer han identificado razones por las que es importante hacer un diagnóstico claro, para descartar enfermedades tratables que puedan causar cambios cognitivos, como, por ejemplo, efectos de medicamentos, enfermedades cardiovasculares o depresión.

Algunas pruebas sugeridas para la evaluación de demencia:

Observación: USPSTF o U.S. Preventive Task Force concluyó en el 2003 que la evidencia era insuficiente para recomendar a favor o en contra el escrutinio rutinario en demencia adultos sobre los 70 años.

Referencias: 1) Current Psychiatry, Vol. 7,1 pp. 54-61, enero 2008.