Suplemento HIV Medical Treaters

Profilaxis pre-exposición

JPEG - 3.7 KB
Iván Meléndez Rivera, MD, FAAFP, AAHIVS
Ex Presidente Asociación de Médicos Tratantes de VIH de Puerto Rico Director Médico, Centro Ararat Facultativo Recinto de Ciencias Médicas (Florida Caribbean AETC) y PSM imelendez@centroararat.org 787.284.5884

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos han ofrecido directrices provisionales sobre el uso de la profilaxis pre-exposición (PrEP) para reducir el riesgo de infección por el VIH en personas sexualmente activas. Esta aprobación es para personas no infectadas que tienen alto riesgo de contraer la infección y que tal vez tengan contacto sexual con personas infectadas con el VIH. Las nuevas recomendaciones se publicaron el 10 de agosto en el Morbidity and Mortality Weekly Report.

Como parte de PrEP, las personas no infectadas con el VIH que puedan estar en alto riesgo tomarán cada día un medicamento antirretroviral –aprobado para tratar la infección por el VIH– y de esta forma se reducen las probabilidades de infectarse con el VIH en caso de que se expongan al mismo. Esto es parte de una estrategia integral de prevención del VIH, que incluye el uso en forma consistente y correcta de otros métodos de prevención –como condones–, la consejería en reducción de riesgos y pruebas de VIH.

En los Estados Unidos cada año son cerca de 50 000 y en Puerto Rico cerca de 1300 los adultos y adolescentes diagnosticados con el VIH. Esto ocurre a pesar de la disponibilidad de métodos y estrategias de prevención, tanto diagnósticas, educativas como de cuidado. Tomando en cuenta que los condones no son 100% eficaces –por su uso inadecuado o rotura– y que las estrategias de intervención de comportamiento no son siempre exitosas, se hacen necesarios nuevos tratamientos y estrategias de prevención en los Estados Unidos y Puerto Rico.

La seguridad y eficacia de un antirretroviral para la profilaxis pre-exposición se demostró en dos estudios clínicos al azar, doble ciegos y controlados con placebo. Participaron 4758 heterosexuales y 2499 homosexuales. Los resultados mostraron que el antirretroviral fue eficaz en reducir el riesgo de infección de VIH en 75% y 42% respectivamente, en comparación con placebo. La eficacia tuvo fuerte correlación con la adherencia al tratamiento.

Puntos destacados en las recomendaciones

En una pareja serodiscordante a VIH que busca concebir, PrEP puede ser una opción a considerar. Antes de usar PrEP, una mujer en edad fértil debe hacerse la prueba de embarazo. Si la prueba es negativa, debe controlarla mientras use PrEP. Los médicos deben informar a las mujeres que están embarazadas antes de iniciar la PrEP o que quedan embarazadas mientras estén bajo PrEP, sobre los posibles riesgos y beneficios de continuar PrEP. Los médicos deben –prospectivamente y de forma anónima– presentar información sobre un embarazo que se presenta durante la preparación para el uso de antirretrovirales en el Registro de Embarazo.

Resumen

El uso de un antirretroviral no sustituye la práctica de sexo seguro. Es valioso en la lucha contra VIH. PrEP no es adecuada para todos. En individuos con alto riesgo para infectarse con el VIH, puede ser un importante elemento de prevención adicional. PrEP debe ser utilizado constantemente para ser eficaz. Su protección está relacionada con los niveles de adherencia al medicamento. Quienes utilicen PrEP deben tener una prueba de VIH inicial y hacer controles periódicos. Además, deben ser monitorizados para efectos secundarios. PrEP no es la solución a la epidemia del VIH/SIDA –ningún método de prevención lo es–. Hay una serie de posibilidades, como abstinencia, condones, sexo seguro, PrEP, tratamientos, microbicidas, etc. que se pueden considerar para que las personas puedan elegir cómo mantenerse libres de VIH.

Referencias