Suplemento Especial de Pediatría

Pediatría, sinónimo de prevención

JPEG - 31.6 KB
Nilsa I. Freyre González, MD
Pediatría General Ex Presidente de la Sociedad Puertorriqueña de Pediatría y del Capítulo de Pediatría del Colegio Médico de Puerto Rico

Pediatría es el arte dentro del campo de la medicina que se dedica a escuchar, atender, aconsejar y curar a un niño/a y, a la vez, tranquilizar a sus padres y demás familiares.

Prevención es el arte de nuestra especialidad para mantener una buena salud de la población pediátrica. Así, con prevención, estos niños serán adultos con menos problemas médicos.

Realidad actual

Nos podemos preguntar: ¿qué se ha perdido? Un grupo de pediatras de la comunidad opinamos en consenso que las visitas rutinarias o de prevención médica no se hacen con la regularidad recomendable. Los padres están optando por llevar a los niños a las salas de urgencias para resolver los problemas del momento sin considerar que debe haber un seguimiento y evaluación continua del paciente. Así, se pierde el contacto con el pediatra del niño y no se hacen las evaluaciones recomendables cuando los niños están libres de enfermedades.

Importancia de la relación con el pediatra

En pediatría, el contacto hace que surja una relación médico-paciente importante y satisfactoria, ya que permite observar cómo se puede influir de una manera positiva y efectiva en el desarrollo de nuestros pacientes. Este impacto positivo se logra con las visitas médicas o rutinarias –establecidas inclusive por la Academia de Pediatría– que también son una fuente para conocer el historial familiar y poder trabajar mejor con los pacientes. En estas evaluaciones, además de tomarse medidas para llevar las gráficas de crecimiento hasta la adultez, se evalúan las destrezas del desarrollo. De esa manera, se pueden identificar condiciones existentes en nuestros niños y, a la vez, referirlos para evaluaciones y tratamientos a más temprana edad. Nuestras oficinas se convierten en los “hogares médicos” o medical homes, donde el pediatra es el encargado de monitorear todo lo concerniente a la salud de nuestros pacientes.

Prevención, guías y vacunación

Al tener a nuestros niños y sus familiares en un ambiente libre de enfermedad, podemos educarlos sobre prevenciones de accidentes y, a la vez, les damos unas guías anticipadas o preventivas. Podemos así dialogar sobre la nutrición adecuada para su edad y lograr prevenir la obesidad y otros problemas médicos relacionados. Así podemos lograr que la familia se encuentre en un ambiente relajado, logrando una mejor comunicación con esta.

Un aspecto decisivo y muy importante es todo lo relacionado con la vacunación de nuestros niños. Este es uno de los objetivos importantes de la actividad de todo pediatra.

Comentario y experiencia personal

Aún recuerdo la llegada de mi hijo, la cual pospuse por alcanzar mi meta de ser pediatra. Qué sencillo se veía todo, hasta que un día supliqué que me consiguieran un pediatra para poder atender a mi hijo recién nacido. Súbitamente, todos mis conocimientos no contaban y tuve muy claro lo importante que es contar con un especialista en niños, aun para un médico de esta especialidad.