Suplemento Medicina Nuclear y Molecular

PET-CT y cáncer de colon: La detección temprana salva vidas

JPEG - 23.2 KB
Juan E. Pérez-Monté, MD
Especialista en Medicina Nuclear y Radiología Diagnóstica Diplomado por el American Board of Nuclear Medicine and Radiology Director, PET-CT Nuclear Radiology, Santurce

En Puerto Rico, el cáncer de colon es la tercera causa de muerte por cáncer, pero no debería ser así. Si todas las personas mayores de 50 años se hicieran los exámenes de detección con regularidad, al menos una de cada tres muertes causadas por esta enfermedad podría evitarse. El cáncer de colon, el cáncer intestinal más frecuente, se desarrolla de un pólipo en el colon o en el recto. Es más común en las personas sobre los 50 años y su riego aumenta con la edad. También hay condiciones inflamatorias del intestino (como colitis ulcerativa) que aumentan su riesgo. Este es mayor si el paciente o un familiar cercano han tenido pólipos en el colon o cáncer de colon.

Aspectos clínicos y pruebas diagnósticas

Con el tiempo, algunos pólipos pueden convertirse en cáncer y presentar síntomas como sangre en la excreta, sangrado rectal, dolor abdominal o cólico frecuente, cambios en los hábitos de evacuación o pérdida de peso sin razón conocida. Las personas con pólipos o cáncer de colon pueden no presentar ningún síntoma, en especial al inicio. Allí radica la importancia de los exámenes de detección que pueden salvar vidas con un diagnóstico temprano, por lo que toda persona mayor de 50 años debe examinarse.

Las pruebas de detección incluyen:

  1. Prueba de sangre en la excreta;
  2. Colonoscopía o sigmoidoscopía;
  3. Enema de bario con doble contraste (DCBE); y
  4. Examen rectal por el médico. Toda persona mayor de 50 años debe examinarse.

Estadios de cáncer de colon El cáncer colorrectal puede comprometer no solo el colon, sino que se puede expandir o regar a otras áreas del cuerpo, como los nódulos linfáticos regionales del colon o hacer metástasis al hígado o al pulmón. Los diferentes estadios de cáncer de colon son:

  • Estadio A: estadio más temprano, cáncer solo en la mucosa interior del colon;
  • Estadio B1: tumor compromete la capa muscular;
  • Estadio B2: tumor pasa la capa muscular y llegar a la capa serosa;
  • Estadio C: el cáncer se ha diseminado a nódulos regionales adyacentes; y
  • Estadio D: el cáncer se ha diseminado a órganos distantes como hígado y el pulmón, o a los huesos.

PET-CT en cáncer colorrectal

PET-CT es hoy en día la tecnología más avanzada de imágenes para detectar algunos tumores malignos. Esta tecnología combina la tomografía por emisión de positrones (PET) con la tomografía computarizada (CT). Esta última (CT) permite ver los finos detalles estructurales del cuerpo con alta calidad y resolución de imagen. El PET scan permite detectar cambios en el metabolismo celular del paciente al inyectar un análogo de glucosa (FDG-18) que marca el metabolismo de glucosa. Las células cancerosas crecen rápidamente y consumen más FDG que las células normales. El equipo de PET/CT detecta áreas de alto consumo de glucosa, creando un mapa que indica la localización de las zonas sospechosas.

Así se puede ver no solo dónde está la lesión, sino también definir dónde se puede haber diseminado.

JPEG - 27 KB
Imagen 1: PET de cuerpo entero. Muestra cáncer de colon en área sigmoidea con dos pequeñas metástasis hepáticas. Hay captación fisiológica normal de FDG en cerebro, sistema urinario y medula ósea.

PET-CT en cáncer colorrectal

En general, no es muy bueno para el cernimiento o diagnostico inicial ya que muchas veces es difícil diferenciar la captación focal fisiológica de la captación maligna de colon; Es muy bueno para definir el estadio del cáncer de colon; Es aún mejor para detectar recurrencia (con CEA elevado o alta sospecha clínica de recurrencia); Ayuda a detectar mejor una lesión pequeña; Es bueno para monitoreo de tratamientos; No es muy bueno para detectar nódulos regionales; Es bueno para detectar metástasis a hígado (88%) y para detectar recurrencia; La captación focal en el colon (con valor SUV sobre 2,5) es el patrón característico de cáncer de colon; Falsos positivos incluyen captación fisiológica normal, inflamación focal (IBD) y pólipos benignos; y Falsos negativos incluyen cáncer tipo mucinoso de colon, ya que este no tiene células que capten FDG.

Conclusiones

En la evaluación de cáncer de colon, el PET-CT:

  • Es excelente para un estadio preciso del cáncer de colon;
  • Ayuda a definir localización y recurrencia tumoral cuando hay elevación de CEA (marcador de cáncer de colon);
  • Es excelente para buscar lesiones adicionales, puede ser más sensitivo que CT scan y MRI para detectar metástasis;
  • Ayuda a diferenciar entre cicatriz y recurrencia tumoral; y
  • Es una excelente herramienta para monitoreo del tumor después de quimoterapia y para planificar radioterapia, pues ayuda a marcar en forma precisa la localización y extensión del tumor que la recibirá.

En resumen, PET-CT se ha convertido en el estudio de imágenes de elección en pacientes con cáncer de colon. Evalúa el cuerpo entero en distintos cortes (axial, coronal y sagital) en un solo estudio con tecnología híbrida, con un marcador análogo de glucosa (FDG-18) que se fusiona con una imagen de CT scan para localización anatómica y precisa del tumor. Se ha convertido en el mejor aliado del oncólogo ayudando a determinar el estadio del cáncer de colon (disease staging), a la evaluación de diseminación del cáncer (distant metastasis), a medir respuestas a quimioterapias o radioterapias y a planificar el área de la radioterapia en una forma más dirigida y precisa.

JPEG - 60.4 KB
Imagen 2. PET-CT detectando cáncer de colon en colon ascendente y mostrando que no hay diseminación a nódulos regionales o metástasis a hígado.