Suplemento Especial Cáncer de Seno

Opciones quirúrgicas para

el tratamiento del cáncer de seno

JPEG - 4.4 KB
Carlos Santiago Sánchez, MD, FACS
Cirujano Oncólogo de Mama Presidente Sociedad Puertorriqueña de Cirujanos Oncólogos de Seno Advanced Breast Clinics, Toa Baja, Manatí

La amplia difusión de la mamografía ha resultado en un aumento en la detección temprana de lesiones en los senos, aun si la paciente no tiene signos de cáncer. Las mamografías de detección son radiografías de los senos, un poco incómodas, pero son la mejor manera de encontrar lesiones tempranas. Aproximadamente del 5 al 10% de todas las mujeres con mamografías de detección requieren radiografías adicionales para tener imágenes diagnósticas más claras y detalladas del seno.

El estudio por ultrasonido es otra herramienta utilizada para obtener imágenes del interior de cada seno, en especial para distinguir entre nódulos quísticos o sólidos. Debe utilizarse como un complemento de la mamografía y no como un instrumento de detección temprana o cernimiento.

¿Qué hacer ante una mamografía anormal?

Actualmente, la recomendación es la realización de una biopsia percutánea mínimamente invasiva, guiada ya sea por ultrasonido o por mamografía (estereotáctica o estereotáxica) aun para masas palpables ya que en este escenario cuando la biopsia percutánea es positiva para cáncer se puede discutir y considerar las diferentes opciones de tratamiento.

Opciones de tratamiento de cáncer de seno

Antes había pocas alternativas para las mujeres con diagnóstico de cáncer de seno. Usualmente se hacía una mastectomía radical de Halsted: extirpación del pecho, de los ganglios linfáticos y del músculo del tórax. Los cirujanos de ese entonces estaban insatisfechos con los resultados de esta cirugía.

Gracias a los adelantos médicos y a los avances científicos, se evolucionó a la mastectomía radical modificada. En esta cirugía se quita todo el seno y una porción de los ganglios linfáticos de la axila. Se diferencia de la mastectomía radical de Halsted en que se dejan los músculos del tórax.

Terapia conservadora del seno

Gracias a la introducción de la radioterapia se estableció esta nueva opción, también descrita como mastectomía parcial, con vaciamiento axilar y radioterapia adyuvante. Una ventaja de este tratamiento es que deja la mayor parte del seno. Las desventajas incluyen la posible recurrencia del cáncer de seno, la necesidad de tratamiento con radiación con las complicaciones asociadas y el riesgo de desarrollo de linfedema por el vaciamiento axilar.

Ante la preocupación por el linfedema y luego que los reportes patológicos posteriores revelaran que la mayoría de los nódulos axilares eran negativos, se desarrolló una evaluación mínimamente invasiva de la axila, que es lo que se conoce como biopsia de ganglio (o nódulo) centinela.

JPEG - 9.3 KB
Ganglio centinela con Tc-99m.

Este procedimiento consiste en la inyección de una sustancia radioactiva subareolar y, luego, con un dispositivo para medir radioactividad, se extrae el ganglio centinela, el cual se envía en la misma sesión operatoria para evaluación por parte del patólogo. Si este ganglio es negativo –como sucede en la mayoría de los casos– se omite el vaciamiento axilar.

Mastectomía con preservación total de la piel y cirugía reconstructiva

El abanico de opciones de tratamiento del cáncer de mama se abrió más gracias a la introducción de la cirugía reconstructiva. Así, los cirujanos entrenados en las más novedosas técnicas oncoplásticas pueden ofrecer a las pacientes con cáncer de mama una nueva opción: mastectomía con preservación total de la piel (Nipple-Sparing Mastectomy) con reconstrucción inmediata. Esto no es más que la remoción de todo el tejido mamario por debajo de la piel del seno afectado y del seno contralateral dejando intacto el complejo pezón areola, seguida de la colocación de un expansor de tejido por debajo del músculo pectoral como parte de la reconstrucción del seno. De esta manera, se logra un efecto cosmético simétrico, preventivo y oncológicamente seguro. Esto último le ofrece a la paciente seguridad emocional debido a lo estético del proceso, con reducción del riesgo de recurrencia y eliminando la tensión psicológica de mamografías de seguimiento necesarias en la terapia de preservación de seno (mastectomía parcial).

Comentario

El desarrollo de técnicas nuevas y la evolución en el tratamiento quirúrgico del cáncer de seno hacen que las mujeres tengan opciones más seguras y con resultados cosméticos cada vez más satisfactorios.