Carta del editor

Carta Del Editor

Mirando al futuro

JPEG - 2.9 KB
Marco Villanueva-Meyer, MD
mvm@revistagalenus.com

Hace poco, se fue un querido amigo con quien podía hablar sobre las cosas importantes de la vida. Él dejó cinco hijas y dos hijos. A mí la vida me dio el privilegio de tener cinco hijos, los menores ya próximos a cumplir los 20 años. Recuerdo que a veces comentábamos cómo ayudar a nuestros hijos o sobre lo que podemos darles, o hasta qué punto podemos o debemos intervenir en sus vidas, en su formación y en sus deseos.

Con mi querido amigo llegábamos a algunas conclusiones: uno hace todo lo que puede y debe y, a pesar de las limitaciones que nos imponen el trabajo y la vida –del médico, en especial, lo importante es saber que se les está dando un buen ejemplo, actuando responsablemente y ofreciéndoles lo que esté a nuestro alcance, en especial apoyo y cariño. Hay que darle calidad al tiempo y a los momentos que compartimos con ellos. Por lo general, tarde o temprano, si actuamos bien y les damos un buen ejemplo, ellos lo sabrán valorar.

Recuerdo ahora aquel poema de El Profeta de Khalil Gibran sobre la individualidad de los hijos. Es cierto que son vidas distintas, pero en el sentido real y claro hay que cuidarlos, protegerlos e ir soltándolos poco a poco para que se desenvuelvan bien en este mundo y aprendan a levantarse si tropiezan y a caminar antes de correr. Como decían mis padres y como comentamos con mi esposa: ¡Que tengan alas para que puedan volar tan o más alto que sus metas, que hagan realidad sus sueños y logren ser felices!

En este número de Galenus estamos incluyendo varios temas relacionados a los niños, una parte muy importante de la Medicina que tiene que ver con el futuro del mundo. Ahora más que nunca, con muchos problemas epidémicos, no sólo virales sino del medio ambiente y de la sociedad, de la alimentación y de la actividad física, que vienen afectando a nuestra niñez; se debe valorar en su real dimensión, a la especialidad médica que se encarga de cuidar y proteger a nuestros ciudadanos del futuro.

Es a través del cuidado y del trabajo con los niños que se tiene la mejor oportunidad de moldear un mejor futuro, debiendo hacerlo siempre con el criterio de compartir para progresar.

Saludos amigos