Historia

Líderes de la Obstetricia y la Escuela de Medicina

Si bien todas las especialidades médicas tienen una gran importancia, el rol de la Obstetricia y Ginecología es siempre muy destacado por estar encargada del cuidado de las mujeres en general y, en particular, durante el embarazo y el parto. En el siguiente artículo, se hace una breve reseña de algunos de los pioneros en el Departamento de Obstetricia y Ginecología de nuestra primera universidad.

JPEG - 3.4 KB
Norman Maldonado, MD
Hematólogo-Oncólogo
Ex Presidente de la Universidad de Puerto Rico

Inicios. El Dr. Fernández Fuster

El Dr. Manuel Fernández Fuster fue el primer jefe del Departamento de Obstetricia y Ginecología de nuestra Escuela de Medicina, nombrado en 1951. Natural de Guayama, viajó a estudiar premédica en la Universidad de Virginia Occidental en Morgantown, graduándose en 1932. Seguidamente, ingresó a la Escuela de Medicina de Virginia y llegó a culminar sus estudios en 1934.

Hizo su internado en el histórico Hospital Gorgas, ubicado en la Zona del Canal de Panamá y, al finalizarlo, regresó a Puerto Rico. En la isla, hizo un internado en Ginecología y Obstetricia y, luego, una residencia en el Hospital de Distrito de Fajardo. Este hospital era en aquel entonces uno de los más prestigiosos de Puerto Rico.

En 1945, fue nombrado jefe de Obstetricia y Ginecología del Hospital Municipal de San Juan y de la Escuela de Medicina Tropical. El Dr. Fernández Fuster fue un excelente maestro de Obstetricia y había organizado el servicio de tal manera que los estudiantes de Medicina podíamos atender hasta 60 alumbramientos durante nuestra rotación en esa especialidad. Esto nos permitió obtener las mejores calificaciones en los National Boards que eran requisito de graduación de la Escuela de Medicina.

Otro de sus logros fue desarrollar en Puerto Rico una residencia de primer orden en la especialidad. Entre los primeros residentes que se entrenaron con el Dr. Fernández Fuster hubo dos que lograron sobresalir aún más, por su contribución a la Medicina, el Dr. Stanley Asensio y el Dr. Juan Figueroa Longo.

El Dr. Luis Pelegrina

El Dr. Fernández Fuster falleció relativamente joven, de un infarto cardiaco, cuando tenía tan solo 50 años de edad. Le sucedió como jefe de Departamento otro excelente médico y maestro, el Dr. Iván Pelegrina naturalde Utuado y graduado de la Escuela de Medicina de la Universidad de Michigan. Él hizo parte de su residencia en el Hospital Municipal y, luego, viajó a Ohio y a Boston para completar sus estudios de especialización.

En 1960, la Escuela de Medicina se mudó del Hospital Municipal al Hospital Universitario, donde se construiría el Centro Médico. Allí, se desarrollaría el principal centro de referencia para casos obstétricos de alto riesgo. Entre los médicos y maestros que se mudaron, estaban el Dr. Stanley Asensio y el Dr. Juan Figueroa Longo como facultativos.

El Dr. Stanley Asencio

Uno de los problemas comunes de esa época eran los embarazos de pacientes con Rh negativo que estaban sensibilizadas y cuyos bebés nacían con anemia hemolítica del recién nacido, lo que llevaba consigo una alta mortalidad por eritroblastosis fetalis. El Dr. Asensio estaba al tanto de los escritos del Dr. Karlis Adamson, jefe de Obstetricia de la Universidad de Columbia en Nueva York. Estos artículos trataban sobre la teoría de la cirugía en el feto, pero eran procedimientos que aún no se habían realizado.

JPEG - 57.3 KB
Dr. Stanley Asencio

El Dr. Stanley Asencio venía realizando amniocentesis en aquellas pacientes con incompatibilidad Rh y ya tenía conocimiento del momento crítico para el feto.

Primera cirugía intrauterina en el mundo

En 1965, llegó una paciente con un embarazo de de seis y medio meses, que era candidata al procedimiento. El Dr. Asensio, con la ayuda del Dr. Figueroa Longo y la Dra. Helen Rodríguez, una excelente pediatra, realizó la primera cirugía intrauterina exitosa en el mundo. Se hizo una incisión en el útero y se expuso la pierna del feto canalizando la vena safena y procediendo a hacer el intercambio de sangre. Se devolvió la pierna fetal al útero y se cerró para esperar que culmine el embarazo y ver los resultados. Unas semanas más tarde, nació el bebe sin problemas de salud siendo dado de alta rápidamente. El Dr. Asensio realizó otras tres operaciones semejantes con mucho éxito. Esto fue reseñado ampliamente en la prensa local y nacional, incluyendo primeras planas y portadas en publicaciones médicas. El Dr. Asensio viajó a la Universidad de Columbia para reportar su operación. El Medical World News hizo un reportaje de cirugía fetal incluyendo la hazaña del Dr. Asensio. Este fue un éxito pionero de la Medicina de Puerto Rico y de sus médicos.

El Dr. Asensio continuó una carrera profesional muy exitosa en la práctica privada y como jefe del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad Central de Caribe por más de 30 años.

El Dr. Figueroa Longo

El Dr. Juan Figueroa Longo tuvo una hazaña personal que vale la pena relatar. Estando yo en el Ejército de los Estados Unidos en Alemania, en 1962, leí en el Army Times que un avión de la Tiger Airlines que llevaba militares se había estrellado en el océano Atlántico y que entre los sobrevivientes se encontraba un pasajero, el Dr. Juan Figueroa Longo que, aun habiendo perdido sus espejuelos, había sido el héroe atendiendo a los heridos y sobrevivientes de aquel fatídico vuelo en los botes salvavidas, hasta que fueron rescatados.

Presente y futuro

El Departamento de Obstetricia de la Universidad de Puerto Rico ha tenido desde sus inicios muchos destacados héroes y continúa teniéndolos hoy en día. El legado de quienes trabajaron en este Departamento servirá de inspiración a los futuros especialistas.