Suplemento Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología (SPED)

Las hormonas sexuales y la diabetes tipo 2

JPEG - 4.3 KB
Jorge de Jesús, MD, FACE
Endocrinólogo Ex-Presidente Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología

Las alteraciones en las hormonas sexuales han sido asociadas por mucho tiempo con el síndrome metabólico y con la diabetes mellitus tipo 2, tanto en el hombre como en la mujer.1

La globulina fijadora de hormonas sexuales

Existen diferencias entre los niveles de hormonas sexuales circulantes, ya sean “libres” y/o combinadas, con los niveles de la globulina fijadora de hormonas sexuales (GFHS o sex hormone binding globulin) tanto en hombres como en mujeres con diabetes. En estudios prospectivos se han podido relacionar los niveles bajos de GFHS con el eventual desarrollo de diabetes y síndrome metabólico.

Aunque sabemos que la diabetes mellitus es una enfermedad poligénica y multifactorial, todavía no se tiene claro cómo es que unos niveles elevados de globulina fijadora de hormonas sexuales “protegen” contra la diabetes. 2 La GFHS modula la disponibilidad de las hormonas sexuales a nivel del tejido.3

Los esteroides sexuales (los más importantes son estradiol y testosterona) son importantes reguladores de la producción de GFHS tanto en situaciones fisiológicas como patológicas. Por un lado, los estrógenos estimulan su producción, mientras que la testosterona la inhibe. La obesidad reduce los niveles de esta globulina, lo que indica que la masa corporal es también un importante regulador de esta proteína.

La insulina también reduce los niveles de GFHS, las hormonas tiroideas los elevan (por ejemplo en hipertiroidismo), la hormona de crecimiento (GH) y/o IGF-1 los disminuye y también hay variantes genéticas que influyen en la síntesis y metabolismo de esta globulina. La edad es un factor importante y, en general, según avanzamos en edad también pueden subir los niveles de la globulina fijadora.4

Roles de la GFHS

Estudios recientes indican que la globulina fijadora de hormonas sexuales tiene otros roles además de transportar los estrógenos y la testosterona. La relación ente los niveles bajos de GFHS y diabetes tipo 2 en hombres y en mujeres parece estar vinculada a su rol en la resistencia a la insulina. Son varios mecanismos los que pueden explicar esta relación, incluyendo factores dietéticos con influencia en la actividad del gen de GFHS.

En la mujer con ovario poliquístico, suelen haber niveles bajos de GFHS. Este es un síndrome que se caracteriza por la resistencia a la insulina, el aumento de andrógenos y la predisposición al desarrollo de síndrome metabólico y diabetes.

En los hombres, la relación es un poco más confusa ya que los niveles bajos de testosterona, al igual que de forma independiente los niveles bajos de GFHS, se vinculan a un aumento en el desarrollo de diabetes mellitus (con síndrome metabólico y enfermedad cardiovascular).

Si en la mujer el aumento de andrógenos aumenta el riesgo de desarrollo de diabetes, en el hombre parece que la relación es contraria. De igual forma, se podría esperar que si la GFHS está baja, la testosterona libre debería estar más elevada. Esto nos indica que es posible que los niveles de GFHS tengan otros efectos en el metabolismo y en el síndrome de resistencia a la insulina, independientemente del nivel de estrógenos o testosterona circulantes.

Los niveles de GFHS dependen múltiples factores tales como la genética, los estilos de vida, los factores hormonales, entre otros. Niveles bajos de GFHS suelen estar directamente relacionados con el desarrollo de síndrome metabólico, diabetes mellitus y enfermedad cardiovascular.

Resumiendo

La globulina fijadora de hormonas sexuales es una glicoproteína a la que se fijan los andrógenos y estrógenos. Así, la testosterona y el estradiol circulan en forma libre o “pegada” a la albumina y a la GFHS. Solo aquella hormona que se encuentra en forma libre y asociada a la albúmina está biodisponible para acción metabólica. Como consecuencia, los niveles de GFHS modulan la actividad biológica de las hormonas sexuales a nivel de tejidos como el músculo, el hueso y el tejido adiposo.

Por otro lado, hasta hoy no se ha podido determinar si se puede utilizar la globulina fijadora de hormonas sexuales como un marcador biológico para predecir el riesgo de desarrollo de diabetes en un individuo en particular, ya que en estos casos se complica el cuadro con la coexistencia de otros factores de riesgo.

Comentario

Parece ser que la relación más directa en el caso de diabetes mellitus tipo 2 es que la GTHS tenga un rol en la resistencia a la insulina, independientemente de su rol en la biodisponibilidad y/o de concentración de la hormona sexual activa circulante.5

Referencias

  1. Ding EL, et al. N Engl J Med 2009. 2009;1152-1163.
  2. Le TN , nestler JE, Strauss JF Trends Endoc Mtab 2012 Jan(1): 32-40.
  3. Clin Endocrinol. 2012; 76(1).
  4. Griet Vandibellont, B., et al. Sex hormone binding Globulin at the crossroad of Body Composition, Somatotropic Axis and Insulin/Glucose Homeostasis: 2012 Jan; Clinical Endocrinology, p.111–118.
  5. Wallace IR. Sex hormone binding globulin and insulin resistance. Clin Endocrinol. Oxford, 2013 Mar; 78(3):321-9.