Historia

Historia de PR

Las Neurociencias y el Dr. Nathan Rifkinson

Uno de los pioneros de la neurocirugía moderna en Puerto Rico es el Dr. Nathan Rifkinson, quien ha dirigido la división de Neurocirugía de la Escuela de Medicina por más de treinta años. Él ha sido responsable del entrenamiento de la gran mayoría de los neurocirujanos practicantes en la actualidad en Puerto Rico, estimulando el crecimiento y desarrollo de esta especialidad.

JPEG - 2 KB
Norman Maldonado MD
Hematólogo-Oncólogo
Ex Presidente de la Universidad de Puerto Rico

Las neurociencias son campos médicos relativamente nuevos en Puerto Rico. Los pioneros fueron los neurocirujanos Dr. Nathan Rifkinson, el Dr. Luis Guzmán López y el neurólogo Dr. Luis Pío Sánchez Longo. En los inicios, también hicieron aportes importantes el Dr. José Álvarez de Choudens, el Dr. Ricardo Cordero y el Dr. Rafael Longo Cordero.

La Neurología

El Dr. Luis Pío Sánchez Longo fue el pionero de la neurología puertorriqueña. El trajo a Puerto Rico al Dr. Charles Payne y a su esposa, la Dra. Sylvia Payne, para trabajar en la recién creada sección de Neurología en el Hospital Universitario. Al igual que el Dr. Sánchez Longo, ellos se habían especializado en la Universidad de Georgetown. Luego, el Dr. Payne fue al Hospital Municipal y al Hospital Metropolitano. Hasta esa época, los neurocirujanos eran quienes hacían la Neurología Clínica. La Dra. Judith Román, una internista, se especializo en Encefalografía, la Dra. Rosa Fiol en Neuropatología, el Dr. Eduardo Mirabal en Pediatría Neurológica y el Dr. Heriberto Pagán en Neuroradiología. En esa época no había CT ni MRI, solo buen ojo clínico, la punción lumbar y algunos estudios pioneros de Arteriografía. El Dr. José Guillermo Frontera era el principal maestro, en especial en Neuroanatomía, en la Escuela de Medicina.

Inicios en Psiquiatría e investigación en Neurobiología

La Psiquiatría, parte de las neurociencias, estuvo liderada por los Drs. Juan Rosselló, Juan Enrique Morales, Ramón Fernández Marina, Luis Morales y Víctor Bernal y del Río. La investigación fue una contribución del Dr. José del Castillo, natural de España y quien se había hecho conocido en los Institutos Nacionales de Salud en Bethesda, Maryland. Con un donativo de por vida comenzó el Laboratorio de Neurobiología en el viejo San Juan cerca de Ballaja. Allí, plasmó su vida profesional, contribuyendo al adelanto de las neurociencias mundialmente.

Neurocirugía y el Dr. Rifkinson

JPEG - 17.4 KB
Septiembre del 2000: Ceremonia honrando como Profesor Distinguido de la UPR al Dr. Nathan Rifkinson (al centro), con el canciller Dr. Pedro Santiago Borrero (izq) y el presidente Dr. Norman Maldonado (der).

Sin embargo, corresponde al Dr. Nathan Rifkinson la distinción de ser el primero en especializarse en Neurocirugía y servir en los siguientes 50 años a Puerto Rico y al Caribe. Él nació en Lituania y se trasladó con su madre a través de Rusia hasta llegar a China, y de allí, a Nueva York. Estudió Medicina en Emory Medical School y, luego, comenzó a trabajar en las Islas Vírgenes con el Departamento del Interior de los Estados Unidos. Vino a Puerto Rico para hacer un entrenamiento en Patología con el Dr. Enrique Koppish en Medicina Tropical. Allí se percató de las muchas enfermedades del cerebro, tumores y abscesos y decidió hacer su entrenamiento en Neurocirugía en la Universidad de Washington en los Estados Unidos, contando inicialmente con una beca del Departamento de Salud de Puerto Rico.

De regreso en Puerto Rico

A su regreso en 1948, fue asignado por el entonces Secretario de Salud, Juan A. Pons, al Hospital de Distrito de Bayamón, la joya del Departamento de Salud en aquel entonces. Sin embargo, lo requerían de tantos sitios que pronto expandió sus servicios al Hospital de Distrito de Arecibo, a Medicina Tropical y al Hospital de la Base Ramey en Aguadilla. El Dr. Rifkinson preparaba sus propios instrumentos y tenía bandejas esterilizadas en su auto, que utilizaba cuando lo llamaban de emergencia a diversos lugares de Puerto Rico.

Al iniciar sus actividades la nueva Escuela de Medicina, el Dr. Luis Guzmán López, recién graduado en Columbia, fue nombrado profesor principal de Neurocirugía y el Dr. Rifkinson fue nombrado profesor asistente. En 1956, cuando yo era estudiante, las clases de Neuroanatomía nos las daba el Dr. Rifkinson, quien luego operaba en el Hospital Municipal de Río Piedras, donde lo veíamos en nuestras rotaciones. En su libro sobre la el desarrollo de la Neurocirugía en Puerto Rico, él nos relata sus experiencias con lobotomía frontal en casos psiquiátricos severos y sus bastas anécdotas sobre Neurocirugía.

El programa de Neurocirugía

El Dr. Rifkinson fue impulsor de que se lograra la acreditación del programa de Neurocirugía en 1971, habiéndose designado como Jefe de Neurocirugía al Dr. José Álvarez de Choudens. Un año después, cuando este fue nombrado Secretario de Salud, el Dr. Rifkinson fue designado Jefe de Neurocirugía de la Escuela de Medicina y del Centro Médico, y por los siguientes 30 años luchó para conseguir mejores equipos, mejores facilidades y más personal para atender a los pacientes que llegaban referidos de toda la isla y del Caribe. Enviaba a sus residentes a los mejores centros del mundo para aprender nuevas técnicas, para luego incorporarlos a la facultad. Unos 33 médicos egresaron del programa. Algunos obtuvieron las notas más altas en los exámenes de la especialidad en los Estados Unidos. Todos ellos destacaron como neurocirujanos, pudiendo mencionar ahora al Dr. Rafael Rodríguez que dirige el Centro Neuroendovascular y el Dr. Jorge Lastra, especialista en cirugía espinal. El Dr. Ricardo Brau ha seguido como jefe, continuando el camino trazado por el Dr. Rifkinson.

JPEG - 49 KB
(De izq. a der.) Drs. Orlando de Jesús, Jaime Inserni, Nathan Rifkinson, Hiram Mercado, Antonio Álvarez Berdecia, Juan A. Vigo y Víctor Rios.

Honores en vida

En 1999 la Universidad de Puerto Rico homenajeó al Dr. Rifkinson otorgándole la distinción de Profesor Distinguido. El club Rotario de San Juan lo reconoció como el miembro más antiguo desde 1950.

El Dr. Nathan Rifkinson ha sido un servidor público y médico excepcional contribuyendo grandemente a la salud y al bienestar de nuestro pueblo.