Suplemento Breast Cancer Conference

La radioterapia en el tratamiento del cáncer de seno

JPEG - 1 KB
Vanessa Marcial, MD, JD, DABR
Directora Auxilio Centro Radioterapia y Precise Radiation Oncology Center

El cáncer de seno es el más común en la mujer puertorriqueña. En el periodo entre los años 2005 y 2009, fueron diagnosticadas 1725 mujeres con cáncer de seno, lo que constituyó el 30,3% de los tumores cancerosos en mujeres.1 La radioterapia tiene un rol importantísimo y su uso ha permitido que la mayoría de las mujeres con un diagnóstico de cáncer de seno invasivo pueda conservar la mama, con cifras de curación equivalentes a la mastectomía, según ha sido reportado por múltiples estudios aleatorios prospectivos, con más de 20 años de seguimiento.2

Opciones de aplicación de radioterapia

La radioterapia se puede administrar de forma externa en máquinas de fotones de alta energía, usando técnicas como la conformal en tres dimensiones o de intensidad modulada de radiación –IMRT–. Esta última permite que la dosis sea modulada y que se puedan proteger mejor los órganos próximos al seno, como el corazón y el pulmón.

Un grupo muy selecto de pacientes podrían ser candidatas al tratamiento parcial del seno, donde se aplican altas dosis de radiación solo al área donde se removió el tumor. Para tratamiento parcial de seno se puede usar braquiterapia, donde se introduce material radioactivo directamente al tejido mamario o a la cavidad quirúrgica, o radioterapia externa. Candidatas a este tipo de terapia son mujeres mayores de 60 años, con tumores de histología favorable, de menos de 2 cm y con ganglios linfáticos axilares negativos.3

Radioterapia y curación

Existe evidencia nivel I que demuestra un aumento en la curación y el control local cuando se aplica radioterapia post mastectomía a la pared torácica y a las áreas de drenaje linfático axilar y supraclavicular, en casos con más de tres ganglios linfáticos axilares con tumor.4 En 2011, se reportaron los resultados de un estudio canadiense que mostraron beneficio en curación y control local al añadir radioterapia al seno de mujeres con uno a tres ganglios linfáticos axilares con tumor.

Biopsia de ganglio centinela

Aunque la biopsia de nódulo centinela en la axila evita una disección axilar cuando el ganglio centinela es negativo, si este es positivo lo recomendable es proceder a una disección axilar para lograr un mejor control regional. El estudio ACOSOG Z011 demostró que no había diferencia en sobrevida en mujeres con 1 a 2 nódulos centinelas positivos que conservaban el seno y recibían radioterapia al seno.5

Efectos secundarios y riesgos

Los efectos secundarios de la radioterapia al seno dependen de la dosis, de las áreas tratadas y de los tratamientos previos. En general, puede sentirse cansancio, quemaduras en la piel del área tratada, que son más intensas cuando se ha recibido quimioterapia previamente, y molestia al tragar si se incluye en el campo de radiación el área supraclavicular. A largo plazo, hay un riesgo bajo de fracturas de costillas ipsilaterales, neumonitis y, rara vez, daño al corazón. Cuando se requiere tratar la axila, puede aumentar el riesgo de linfedema del brazo ipsilateral. En la mayoría de casos, las pacientes pueden continuar trabajando y ejercitándose durante la terapia.

Comentario

Gracias al trabajo multidisciplinario, en el que está involucrado el diagnóstico, la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia, se pueden lograr cada vez mejores resultados en el tratamiento del cáncer del seno. El rol de la radioterapia en la mejoría y curación de las pacientes es fundamental.

Referencias

  1. Cancer in Puerto Rico, 2004-2009, Registro de Cáncer de Puerto Rico, 9.11.2012.
  2. Am J Clin Oncol, 2005 Jun; 28(3): 289-94.
  3. JROBP, 2009 July 15; 74(4): 987-1001.
  4. IJROBP, 1999; 44:989- 90.
  5. J Clin Oncol, 28:18s, 2010.