Temas de Interes

La naturaleza como pretexto para la creación artística

JPEG - 797 bytes
Carolina Stubbe, MA
Museóloga
figueart@gmail.com

El arte ha sido, tradicionalmente, el mayor admirador de la belleza natural. Avanza y se redescubre con el tiempo, trasmitiendo a la humanidad el deleite espiritual de la creatividad y de lo intangible. El concepto de arte es tan amplio que no puede tener una definición única. Asimismo, las interpretaciones sobre las obras varían según la cultura, los hechos históricos, los movimientos artísticos o los niveles de sensibilidad de una sociedad.

La naturaleza, en su concepto más común, excluye la intervención humana. La naturaleza tiene la belleza innata de la natura, inherente a la infinita gama de los fenómenos del mundo físico y de sus seres vivos.

Unir al arte con la naturaleza y utilizar la naturaleza como pretexto, materia o emplazamiento, y no como mera imitación o representación, tiene sus inicios en los años 60 a través del movimiento artístico Land Art. Los artistas pioneros de dicho movimiento, inician sus proyectos interviniendo los espacios naturales, con obras diseñadas para la escala natural del entorno.

Este movimiento nace paralelamente en los Estados Unidos de América y en Inglaterra con los artistas Robert Smithson y Richard Long, respectivamente, y en su contexto conceptual fue interpretado por muchos como una postura de protesta en contra de la superficialidad estética y la comercialización desmedida del arte en esos años de grandes acontecimientos mundiales.

El Land Art sigue vigente en las intervenciones de la naturaleza por parte de artistas, en las continuas exhibiciones en museos y galerías, en los documentos fotográficos y de video de las primeras piezas, así como en las nuevas manifestaciones dentro del concepto de Land Art, con un valor agregado que es la construcción de una conciencia del paisaje y la naturaleza.

Encontramos un buen ejemplo de esta vigencia en el Centro de Arte y Naturaleza (CDAN), en Huesca, donde los proyectos de Land Art están diseminados en los alrededores de la provincia. El edificio sede exhibe, investiga y produce material editorial sobre arte, naturaleza y medio ambiente, con exposiciones itinerantes.

La edificación del CDAN fue diseñada por el arquitecto español Rafael Moneo. Es una estructura espontánea y orgánica que no compite con el paisaje y es un volumen más, que agrega belleza al paisaje natural donde está. El recorrido de las obras instaladas a lo largo de Huesca, es una experiencia inesperada, pero profunda y espiritual. Las piezas que allí se aprecian fueron concebidas por grandes representantes del Land Art. Se podría decir que son un grano de arena en beneficio de la humanidad.