Suplemento Dermatología (RCM-UPR)

La importancia del filtro solar

JPEG - 7.1 KB
Cristina N. Brau Javier, MD Residente de Dermatología Departamento de Dermatología, UPR
Néstor P. Sánchez, MD Director, Departamento de Dermatología, UPR

Introducción

La radiación ultravioleta (RUV) solar produce daños en el ADN que conducen a mutaciones en genes envueltos en la patogénesis del cáncer de piel. Cada año se diagnostican más de un millón de cánceres de piel. El sol es responsable del 90% de los cánceres de piel no melanocíticos y del 65% de melanomas [1], [2]. Un filtro solar, ropa protectiva, gafas, sombreros y evitar el sol desde las 10 am hasta las 4 pm son métodos para evitar el daño solar.

Quiénes deben utilizar el filtro solar

Todos los mayores de 6 meses de edad deben utilizar filtro solar, inclusive las personas de tez trigueña. El filtro solar no se debe olvidar en los días nublados, ya que el 70 a 80% de los rayos del sol pasa a través de las nubes.

Método de aplicación

El filtro solar se debe aplicar media hora antes de salir de la casa y cada dos horas o inmediatamente después de nados o sudoración prolongada. Se debe utilizar una onza para cubrir la superficie completa del cuerpo.

Factor de Protección Solar (SPF)

No todos los filtros solares son iguales ya que proveen diferente nivel de cobertura contra la RUV. Un error común es asumir que el sun protection factor (SPF) o “factor de protección solar” protege tanto de UVB (rayos de 290-320nm, asociados mayormente con cáncer de piel) como de UVA (rayos de 320-400nm, asociados con envejecimiento). El SPF solo indica la protección contra UVB. Este mide la razón entre la dosis de eritema mínima (DEM) en la piel protegida con filtro solar y la DEM en piel desprotegida.

La protección no aumenta proporcionalmente con el número de SPF. Por ejemplo, un filtro SPF 30, filtra el 97% de los rayos UVB, mientras que otro SPF 15 filtra un 93% y un SPF 2 filtra un 50%. La Academia Americana de dermatología recomienda un SPF de un mínimo de 30 para la protección solar.

FDA dio regulaciones nuevas en junio de 2011, que exigen que solo los productos que protegen contra UVA y UVB pueden ser categorizados como de “amplio espectro” y que los productos que indican ser “resistentes al agua” deben precisar si protegen por 40 o 80 minutos durante el nado o sudoración prolongada.

La controversia de la vitamina D

Se cuestiona la exposición al sol para prevenir deficiencia de vitamina D [3], [4]. Esta es esencial para mantener los huesos y el sistema inmune en salud óptima y prevenir el cáncer. Aunque la RUV es un recurso de vitamina D, consideramos que no es la mejor manera de adquirirla ya que no se puede separar de sus efectos adversos, como el cáncer de piel. Así, la Academia Americana de Dermatología recomienda que la vitamina D se obtenga a través de una dieta saludable que incluya pescado, productos lácteos, bebidas fortificadas o suplementos.

Conclusión

El filtro solar es importante para la protección del cáncer de piel. Se debe elegir un SPF sobre 30 con un amplio espectro. La RUV no se debe utilizar como recurso para la vitamina D debido a sus efectos adversos y a que la vitamina D se obtiene fácilmente a través de la dieta o suplementos.


[1] US EPASunscreen. Burning Facts.EPA 430-F-06-013. Sept. 2006.

[2] Armstrong BK, Kricker A. How much melanoma is caused by sun exposure? Melanoma Res Dec l993; 3(6)395-401.

[3] Lim HW, Gilchrest BA, Cooper KD, Bischoff-Ferrari HA, Rigel DS, Cyr WH, et al. Sunlight, tanning booths, and vitamin D. J Am Acad Dermatol 2005 May; 52(5):868-76.

[4] Wolpowitz, Gilchrest. VitD questions:How much do you need and how should you get it? J Am Acad Derm 2006 Feb;54(2):301-17.