Temas de interés

Temas de interes / Inversiones

La importancia de planificar para el retiro

JPEG - 2.7 KB
Julián Muñoz, PRPTM
Especialista en Planes de Retiro, Santander Securities
dalvarez@santandersecurities.com

Afortunadamente, la planificación para el retiro se convierte en una faena difícil luego de la jubilación. Fuentes de ingreso luego del retiro como el Seguro Social o las cuentas de retiro individual (o IRA) tienden a no ser suficientes para mantener el estilo de vida de muchas personas luego del retiro. Así, los programas de Medicare y Seguro Social reflejan grandes dificultades financieras. Las proyecciones apuntan a que el Medicare y el Seguro Social enfrentarán insuficiencia económica en el 2019 y en el 2041 respectivamente. Además, existen otros factores que inciden sobre los ahorros al momento del retiro, como los aumentos en la expectativa de vida y los incrementos en los precios al consumidor.

Los Planificadores Financieros han concluido que la mayoría de las personas necesitan entre 70% y 80% de su último salario anual para cumplir con sus expectativas financieras durante el retiro. Por esta razón, es importante comenzar a planificar para el retiro lo antes posible.

La tabla siguiente muestra el rol del tiempo para una buena estrategia de crecimiento hacia el retiro. Indica la cantidad que se debe invertir mensualmente para obtener un balance de $500,000 al momento del retiro. Esto supone una tasa de rendimiento anual de 7% que es similar al nivel de inflación de Puerto Rico.

Un plan de retiro muy efectivo para profesionales con práctica privada, como es el caso de gran parte de la clase médica de Puerto Rico, es el plan Keogh. Este está diseñado para personas autoempleadas, profesionales con práctica privada, dueños de compañías no incorporadas y/o pequeños negocios. Este plan cubre a los empleados elegibles en dicho negocio u oficina. Además de proveer una estructura diseñada para ahorrar e invertir para el retiro, los planes Keogh brindan los siguientes beneficios:

- Las aportaciones son deducibles del ingreso neto hasta un máximo de 25% del mismo, lo que reduce la base contributiva del individuo en el presente.

- Los fondos invertidos crecen diferidos de impuestos hasta el momento de distribución. Esto significa que las inversiones no están sujetas a contribuciones sino hasta el momento del retirar los fondos.

- los intereses, dividendos y ganancias de capital de las inversiones también son diferidos de impuestos hasta el momento de retirar los fondos.

- Se provee una amplia selección de inversiones dentro del plan como: acciones, bonos, fondos mutuos, cuentas manejadas y otros.

Lograr un plan efectivo de ahorro para la etapa de retiro requiere planificar desde una temprana edad tomando en consideración las necesidades financieras del individuo, metas a largo plazo y eventos inesperados. También, se debe tener una idea clara del estilo de vida que se desea durante la etapa de retiro. Es importante estar consciente de la importancia y necesidad de establecer un plan que le facilite alcanzar un retiro placentero.

Fuentes: bankrate.com y Santander Securities.