Suplemento Oncología

La detección temprana y la evaluación para el cáncer de seno

JPEG - 4.6 KB
Eva Cruz Jové, MD
Especialista en Radiología de Seno Senos Puerto Rico - Advance Breast Care & Cancer Detection Center

En la última década se ha visto una revolución en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de seno. Las alternativas diagnósticas desarrolladas, como la mamografía digital y su evolución a la mamografía tridimensional o tomosíntesis, así como la resonancia magnética permiten detectar enfermedades del seno cada vez en etapas más tempranas.

La mamografía digital

La mamografía sigue siendo el estudio por excelencia para cernimiento de cáncer de seno, logrando bajar la mortalidad hasta en un 25 a 30%. Se recomienda se haga anualmente luego de los 40 años, salvo cuando hay antecedentes familiares importantes o síntomas clínicos sospechosos. La mamografía digital tiene mayor sensibilidad en personas jóvenes, pre o perimenopáusicas de menos de 50 años o en mujeres de cualquier edad con senos muy densos o heterogéneamente densos. Tiene mejor contraste de tejido y penetración, con igual nivel de baja radiación y compresión que la mamografía convencional. Sus ventajas se documentaron en 2003 al concluirse el “Digital Mammographic Imaging Screening Trial” (DMIST) en 49 500 mujeres sin síntomas en los Estados Unidos y Canadá.

Mamografia 3D o tomosintesis

La tecnología digital ha evolucionado hasta llegar a la mamografía tridimensional o tomosíntesis. En este estudio el tubo de rayos X de baja radiación se mueve en arco para tomar imágenes de 1 mm a través del tejido mamario. Esto permite evaluar lesiones que pudieran ocultarse en el tejido mamario, literalmente “viajando” dentro del parénquima del seno. Está aprobado por FDA hacer ambos estudios (el “Combo mode”) mamografía digital y tomosíntesis en una sola sesión y en la misma compresión. La radiación que recibe la paciente es un poco mayor, pero aún muy baja a lo permitido por ley. También ya existe tecnología para reconstruir de las imágenes de tomosíntesis, la imagen 2D, digital, al igual que las biopsias guiadas por la modalidad 3D, cuando la lesión es vista solamente en tomosíntesis.

La resonancia magnética de seno (RM)

La RM es complementaria y no reemplaza a la mamografía ni a la sonomamografía, que son los estudios de rutina. No es un estudio de cernimiento salvo en pacientes con alto riesgo, donde sí se recomienda anualmente en ciertas indicaciones puntuales. No utiliza radiación ni compresión y re quiere una bovina especial y contraste intravenoso. El estudio se debe efectuar en un magneto cerrado (no abierto) de alta potencia (1,5 o 3 T). Se obtienen múltiples secuencias en diferentes planos, siendo las más importantes las imágenes dinámicas luego del contraste intravenoso. El estudio dura cerca de 30 minutos (se evalúan ambos seno a la vez).

JPEG - 39.4 KB
Imagen de resonancia magnética: Muestra área clara de marcado incremento de contraste, que se confirmó como cáncer.

La RM está indicada para evaluar:

  1. La extensión de enfermedad en una persona recién diagnosticada con cáncer de seno. En muchos casos la RM cambia el manejo al mostrar lesiones ocultas en otras áreas del seno y no vistas en los estudios convencionales. También evalúa el seno contralateral, las axilas, la pared posterior del pecho y los músculos, entre otras áreas de interés;
  2. Pacientes con nódulos agrandados en las axilas, sugestivos o positivos a metástasis de cáncer de seno para ubicar lesión oculta en el seno;
  3. Hallazgos equívocos en estudios de rutina, como las asimetrías;
  4. Luego del tratamiento a cáncer de seno en búsqueda de recurrencia o enfermedad residual;
  5. La respuesta a tratamiento cuando se utiliza quimioterapia pre operatoria para cáncer de seno; y
  6. La integridad de implantes de seno, para ruptura intracapsular.

La RM ha demostrado ser altamente sensible al cáncer de seno invasivo y al carcinoma intraductal. Tiene la capacidad de detectar cáncer oculto a la mamografía, la sonomamografia y al examen físico.

Comentario

El cáncer de mama es un buen ejemplo de la importancia de un diagnóstico temprano ya que un porcentaje muy alto de las mujeres afectadas al ser diagnosticadas en forma temprana pueden ser tratadas exitosamente. Para esto es muy importante el aporte de los nuevos métodos de diagnóstico por imágenes, en especial la mamografía digital y los estudios por resonancia magnética.