Historia

La Psiquiatría en Puerto Rico: Notas sobre su desarrollo

Los problemas de salud mental en nuestra isla fueron considerados y atendidos desde la época colonial. Han sido muchos los médicos que dedicaron esfuerzos importantes a este campo de la salud. En esta columna, se hace una breve revisión de algunos momentos de especial importancia en el desarrollo de esta especialidad en Puerto Rico.

JPEG - 3.4 KB
Norman Maldonado, MD
Hematólogo-Oncólogo
Ex Presidente de la Universidad de Puerto Rico

En la Colonia

En la época en que Puerto Rico era colonia de España, el Gobierno Central tenía la responsabilidad de atender y hospitalizar a los pacientes con tuberculosis y lepra y a los enfermos mentales. El Dr. Francisco Muñiz, médico y estudioso de la historia de la medicina en la Universidad de Puerto Rico, ha estado haciendo investigaciones “sobre los locos en el siglo XIX”, los que en esa época eran hospitalizados en la Casa de Beneficencia para los menesterosos que estaba ubicada en Ballajá. Esa institución estuvo dirigida, en su momento, por el Dr. Manuel Alonso y, luego, por el Dr. Francisco Goenaga.

Inicios del Hospital Psiquiátrico

En 1923, el Dr. Pedro Ortiz quien había sido designado Comisionado de Salud después del Dr. William Lippitt, fue el principal responsable en impulsor de la construcción del hospital para enfermos mentales conocido como Hospital Insular de Psiquiatría o el Manicomio de Río Piedras. Desde la época de la Colonia muchos de los pacientes psiquiátricos habían sido institucionalizados por petición de la familia o por orden de las Cortes.

Primeros especialista en Puerto Rico

Uno de los primeros psiquiatras puertorriqueños formalmente entrenados fue el Dr. Luis M. Morales, graduado de la Universidad de Virginia en 1926. Posteriormente, se especializó en Psiquiatría y Neurología en el Hospital Saint Elizabeth en Washington D.C. en 1928 y, luego, en el New York Neurological Institute y en el Mt. Sinai Hospital de Nueva York. Fue jefe del Hospital de Psiquiatría Insular de 1932 al 1935 y profesor de Neuropsiquiatría y consultor de Psiquiatría del Hospital de Medicina Tropical de 1932 a 1949. Cuando la Escuela de Medicina de la Universidad de Puerto Rico inició sus actividades, él fue uno de nuestros primeros profesores. Fue uno de los líderes de la psiquiatría en Puerto Rico por muchos años.

Otro de los primeros psiquiatras Puertorriquenos fue el Dr. Ramón Fernández Marina. Él se graduó en Madrid e hizo su entrenamiento en Chestnut Lodge Sanatorium y en el famoso Saint Elizabeth Hospital para enfermos mentales en Washington D.C., de 1945 al 1947. A su regreso, fue nombrado Director Médico del Hospital de Psiquiatría, que hoy lleva su nombre.

JPEG - 48 KB
Dr Juan Enrique Morales y Dr Juan Rossello, recibiendo distinción de Profesores Emeritos, con el Dr. Luis Leloir, premio Nobel de Química, recibiendo Doctorado Honoris Causa de la UPR, RCM 1983

En la Escuela de Medicina

En nuestra Escuela de Medicina, los fundadores del programa de Psiquiatría fueron el Dr. Juan Rosselló y el Dr. Juan Enrique Morales. El Dr. Rosselló era graduado de la Universidad de Maryland en 1938 y se especializó en Psiquiatría en el Hospital de Veteranos del Bronx. El Dr. Morales se graduó de la Universidad de St. Louis y luego hizo Psiquiatría en De Paul Sanitarium. El Dr. Rosselló era el Jefe de la Sección de Psiquiatría del Departamento de Medicina cuando, en 1952, comenzó la Escuela de Medicina en el viejo Hospital Municipal de San Juan ubicado en la Avenida De Diego, donde hoy está el Museo de Arte de Puerto Rico. Esta sección tenía como función principal la enseñanza a los estudiantes de Medicina, además de contar allí mismo con una clínica ambulatoria. En 1958, se convirtió en el Departamento de Psiquiatría de la Escuela de Medicina. En 1957, ya se había iniciado el programa de residencia que estaba a cargo del Dr. Juan Enrique Morales como Director del Programa de Adiestramiento. En 1958, el programa fue acreditado por la agencia respectiva de los Estados Unidos. En 1960, se graduó la primera clase de residentes y se trasladó el programa de Psiquiatría al Edificio A del Hospital Insular de Psiquiatría, donde en la actualidad funcionan las oficinas del Secretario de Salud. El Dr. Juan Roselló era el Director Médico del Hospital de Psiquiatría y Subsecretario de Salud para Salud Mental, entonces con una ayudante especial, la Srta. Carmen Gloria Despiau, que atendía a los estudiantes con mucho cariño y dedicación. El Dr. Juan Rosselló se encargó de escribir la obra sobre la historia de la Psiquiatría en Puerto Rico en dos volúmenes.

A partir de la década de 1970

En 1972, cuando se creó la Secretaría de Salud Mental en el Departamento de Salud, el departamento de Psiquiatría de la Escuela se retiró al nuevo edificio del Recinto de Ciencias Médicas en el noveno piso y mudó la parte clínica al Hospital Universitario y al Hospital de Veteranos. Allí, se comenzó a emplear el concepto de la medicina biopsicosocial.

En el año 1977, el autor de esta nota, como Subsecretario de Salud, tenía la responsabilidad de velar por los servicios médicos del Departamento de Salud y, así, visitó una tarde el Hospital de Psiquiatría. Fue una experiencia dantesca el encontrar cerca de 1200 pacientes en condiciones deplorables, con solo 8 enfermeras graduadas y 2 médicos para atenderlos. Calculé que los médicos podrían ver a cada paciente una vez al año. Comenzamos con la tarea, que nos tomaría algunos años, para resolver ese hacinamiento y la pobre atención a los pacientes allí hospitalizados. Trasladamos pacientes a hospitales de la isla, que ya no tenían hospitalizados con tuberculosis. De esa manera, se les podría dar un trato humano. Eso fue parte de la historia.

El programa de Psiquiatría de Niños y Adolescentes se trasladó al Hospital Pediátrico y, luego, al Hospital de Área de Carolina, hoy en día el Hospital de la Universidad de Puerto Rico, que es su principal taller clínico primario. Unos 32 años más tarde, regresó al remodelado Hospital de Psiquiatría, ahora una institución acreditada.

No puedo terminar sin señalar que hubo muchos distinguidos médicos que impactaron la psiquiatría en la isla y para los que no tendría acá el espacio suficiente. Pero, dentro de todos ellos, viene a mi mente la figura del Dr. Víctor Bernal y del Río, quien estudió Psiquiatría en Portugal y Nueva York. Él dirigió un programa de psiquiatría sin paredes, junto a su esposa Patricia Bernal, llamado Puerto Rico Institute of Psychiatry. Ese programa contaba con el reconocimiento y la acreditación de los organismos respectivos de los Estados Unidos y entrenó a cientos de psiquiatras que han servido bien a Puerto Rico durante décadas. Usó el Hospital de Psiquiatría como taller cuando la Escuela de Medicina no lo usaba. Fue un verdadero Quijote, a quien también se parecía físicamente.

Hoy en día, la psiquiatría está liderada por muchos egresados de nuestros programas, especialmente mujeres, que están sirviendo bien a nuestro pueblo.