Historia

La Dra. Carmen Feliciano de Melecio (1936-2013): Pediatra, salubrista y líder

Hay personas cuya vida está marcada no solo por la voluntad de servicio, sino también por su capacidad de concretarla en hechos y obras que beneficien a su comunidad. En ese sentido, la actividad de la Dra. Carmen Feliciano de Melecio fue un ejemplo desde sus distintos cargos, inclusive en el Departamento de Salud, donde le tocó liderar la Reforma de Salud que tuvo gran impacto en los servicios asistenciales a nuestra población en general. Fue una líder en su profesión y en su actividad a favor de Puerto Rico.

JPEG - 4.1 KB
Norman Maldonado, MD
Hematólogo-Oncólogo
Ex Presidente de la Universidad de Puerto Rico

Sus inicios y su llegada a Puerto Rico

Este pasado año despedimos a muchos distinguidos médicos que sirvieron bien a sus pacientes y a Puerto Rico. Entre ellos, la Dra. Carmen Feliciano de Melecio, quien, entre muchas otras cosas, fue la Secretaria de Salud que implantó la reforma más importante de justicia social realizada en Puerto Rico en las últimas décadas.

Todos la conocían como Puruca.

Sus inicios y estudios

Carmen Angelina Feliciano nació en Vega Alta en 1936, en un hogar de padres trabajadores y religiosos. Su madre era enfermera y sirvió de modelo para el futuro de Puruca.

En 1957, se graduó magna cum laude en la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras y luego ingresó a la Escuela de Medicina de la Universidad de Puerto Rico cuando esta aún estaba en el local de Medicina Tropical. Allí, se graduó en 1961y obtuvo la nota más alta en la reválida de Medicina, recibiendo el “Premio Dr. Manuel Quevedo Baez”. Ese año se casó con un joven pastor de la Iglesia Discípulos de Cristo, congregación a la que pertenecía. De su matrimonio nacieron tres hijos; Carmen Mayra, Judith (fallecida) y Abner Helém.

Especialidad y trabajo en Caguas

La joven Dra. Carmen Feliciano hizo su especialidad en Pediatría en el Hospital Universitario y en 1964 comenzó como profesora asistente en la Escuela de Medicina y en el Hospital Universitario, que funcionaba donde se construiría el Centro Médico de Río Piedras.

Luego comenzó su práctica privada en Caguas. Al inaugurarse el Hospital Regional de esa ciudad, fue nombrada para dirigir el Departamento de Pediatría. Posteriormente, en 1977, fue nombrada Directora del Hospital por el entonces Secretario de Salud, el Dr. Jaime Rivera Dueño.

Por su labor y por su excelencia en el servicio público fue reconocida con el “Premio Manuel A. Pérez”. Posteriormente fue nombrada Directora Regional de Caguas.

Actividad en Salud de la Capital

En 1987, pasó a trabajar en el Municipio de San Juan, dirigiendo el programa de SIDA pediátrico bajo el Dr. Pedro Rosselló, quien era entonces Director de Salud de la Capital. Al renunciar el Dr. Rosselló, ella pasó a ser Directora de Salud de la Capital.

En el Departamento de Salud

En 1993, el entonces Gobernador Pedro Rosselló la nombró Secretaria de Salud cuando se daba inicio a la Reforma de Salud. Esta reforma transformaría la prestación de los servicios de salud a la población de bajos ingresos con un plan de salud privado bajo el concepto de cuidado dirigido. Esa tarea gigante recayó en los hombros de la Dra. Carmen Feliciano, quien desde ASES y el Departamento de Salud, logró lo que parecía imposible.

Los servicios fueron transferidos gradualmente al sector privado con la famosa “Tarjetita de Salud”. El reto mayor fue lograr transferir las facilidades físicas al sector privado y a los distintos municipios. Unos 84 hospitales y clínicas fueron transferidos, lo que probó ser un gran éxito pues hoy los hospitales están dando un mejor servicio a la comunidad en general.

A pesar de las críticas, el tiempo le dio la razón a lo que se hizo. Los pacientes se adaptaron al cambio y los profesionales de la salud también. Esto resultó en mejores servicios médicos, dentales y de farmacia. Muchos proveedores se mudaron a pueblos remotos y las estadísticas de salud mejoraron, al igual que la aceptación de los pacientes. La economía de muchos municipios fue impactada favorablemente.

Vida personal y familiar

Durante todo ese tiempo y a pesar de su intensa actividad profesional, la Dra. Carmen Feliciano no olvidó a su familia ni a su iglesia, donde era una líder en todos los aspectos. Puruca siempre estuvo activa en movimientos para mejorar nuestra sociedad y lo hacía siempre con una sonrisa y con deseos de ayudar al prójimo. Fue una luchadora tenaz teniendo siempre en mente el bienestar de los pacientes.

Ella padeció de una enfermedad contra la que batalló valientemente por años junto a su médico de cabecera y amigo, el Dr. Rafael Burgos Calderón, y al lado de sus hijos.

Celebración especial

El pasado 1O de octubre de 2013, en su iglesia en Caguas, los miembros de su comunidad religiosa, sus familiares, sus amigos, sus compañeros de trabajo de toda una vida, los líderes de la comunidad, los pasados compañeros del Departamento de Salud, la Dra. Ana Rius, actual Secretaria de Salud, los pasados secretarios y su amigo el Ex gobernador Pedro Rosselló y su esposa Maga, le dieron una emotiva despedida en la celebración de una vida de amor y dedicación al servicio público.