Temas de interes

Espacios, Diseño y Arquitectura

Integración de un proyecto al medio ambiente

Cristina Villanueva-Meyer, M Arch

vmbstudio@gmail.com

Puerto Rico es un país tropical, por lo que hay que considerar diferentes criterios al crear nuevos espacios y obras arquitectónicas. Ya que tenemos que tratar diariamente con factores propios del clima tropical como son la lluvia, el sol y la humedad, es recomendable crear espacios con sombras y con doble altura para el confort diario de las personas que los habitan.

Desde la época de los griegos y romanos se han implementado grandes pórticos con columnatas entre el espacio interior y el exterior. Estos pórticos crean espacios intermedios, donde se pueden llevar a cabo distintas actividades sociales.

JPEG - 97.4 KB
Frank Lloyd Wright, Fallingwater
(creative commons, sharealike 3.0)

En climas tropicales, es fundamental crear espacios intermedios donde se integra la arquitectura con el exterior, ya que nos dan la oportunidad de estar al aire libre y, a la vez, protegidos de la lluvia o del sol. Se recomienda usar grandes ventanales para maximizar la ventilación natural, ya que permite crear ambientes con ventilación pasiva, lo que es más saludable para el ser humano.

En un terreno con una vista espléndida, cualquiera querrá aperturas en todas las fachadas. Hay que tener en consideración, al momento de diseñar el espacio que en el hemisferio norte, donde está situado Puerto Rico, aperturas ubicadas al lado este u oeste van a colectar tres veces la radiación solar que ventanas dirigidas en dirección sur. Por lo tanto, si se quiere aprovechar vistas y espacios abiertos, en dirección este y oeste, la solución es crear terrazas intermedias o utilizar elementos que creen sombra para tener un mayor confort.

Maestros de la Arquitectura usaron sistemas para controlar estos efectos del clima y crear una fluidez entre la arquitectura y el entorno. Frank Lloyd Wright utilizó ventanas operables en casi todas sus obras para maximizar la ventilación natural durante la época húmeda y calurosa. Le Corbusier creó el famoso concepto de brise-soleil con un sistema estructural fijo que daba sombra a sus obras. En Puerto Rico, por citar un ejemplo, Henry Klumb aplicó muchos de esos criterios para desarrollar un diseño moderno y simple donde predomina la conexión entre la arquitectura, el entorno y el clima.

Para crear espacios de buena calidad, el arquitecto tiene que pensar en la totalidad del proyecto y en la experiencia que se va a vivir en el mismo. Ya que vivimos en una isla maravillosa, integremos la arquitectura con lo que nos ofrece cada lugar.