Suplemento: Congreso Salud Integral del Hombre

Integración de la mente y el cuerpo

JPEG - 3.5 KB
Carlos A. Cabán, MD
Especialista en Psiquiatría

La salud del hombre, al igual que la de la mujer, se basa en la integración armoniosa de mente y cuerpo. Se entiende que el cerebro es la casa de la mente. Todo lo que ocurre en el cuerpo tiene impacto en el cerebro y viceversa. De igual manera las formulaciones de nuestra mente repercutirán en nuestro cuerpo. Lo que somos como individuos, personas, apariencia física, inteligencia, conducta, actitudes, enfermedades, temperamento, orientación sexual y de género, entre otros aspectos, tienen su base en la biología del cuerpo. Cada persona es una nueva réplica del historial genético de su familia. La epigenética ha logrado que muchas condiciones potencialmente heredables no se manifiesten, o al revés, que sí lo hagan.

El estrés como factor desencadenante

El estrés está convirtiéndose en un detonante de múltiples condiciones médicas. El estrés sostenido induce a una cascada de reacciones tóxicas donde puede ocurrir lo siguiente: el hipotálamo libera CRH (corticotropin-releasing-hormone) que, a su vez, estimula en la pituitaria la liberación de ACTH que induce una liberación excesiva de cortisol por las glándulas adrenales. Este exceso de cortisol es un factor que puede inducir el llamado “síndrome metabólico” que se caracteriza por aumento de las grasas y azúcar en la sangre, hipertensión arterial y muerte de neuronas cerebrales. Estos cambios son el detonante de múltiples condiciones cardiometabólicas.

Actualmente el hombre está sometido a un estrés tóxico. Hay múltiples detonantes de la ansiedad, como por ejemplo: el aumento en el costo de vida, la amenaza o pérdida del empleo, las exigencias extremas en los trabajos, los problemas familiares, los divorcios contenciosos, las pensiones que el hombre percibe o considera injustas, entre otros. Muchas veces no se ve una salida para estas situaciones y el individuo puede llegar a experimentar depresión severa e incluso a pensar en el suicidio. A veces inclusive, por cuestiones legales o de distinta índole, se le quita el acceso a ver o comunicarse con sus hijos, lo que también es devastador para la salud integral del hombre. Cuando hay situaciones legales de por medio se crean -también debido a la lentitud de los procesos en los tribunales- situaciones estresantes que agravan el estado anímico.

La Escuela de Salud Pública del RCM, publicó un estudio que determinó que cerca del 40% de la población de San Juan padece de síndrome metabólico. Podríamos decir que el factor común en estos pacientes es el estrés.

Las drogas y los problemas mentales

Otra situación que afecta grandemente la salud del hombre es la adicción a las sustancias tóxicas y drogas en general. Las drogas de la calle, en especial la marihuana, están haciendo estragos en la salud. Están aumentando los casos de psicosis (locura) en jóvenes sin historial familiar de enfermedades mentales. Se entiende que la concentración de THC, el componente tóxico de la marihuana, es cada vez mayor, lo que es responsable de estas psicosis. Algunos de estos casos no revierten creando pacientes con problemas mentales para toda la vida. En la actualidad vemos casos de esquizofrenia, bipolaridad, depresión y parkinson en personas jóvenes, usuarios de marihuana y cocaína, sin historial familiar de estas condiciones. Los expertos entienden que el inductor de ciertos casos de esquizofrenia es el uso de drogas.

Factores desencandenantes

La esquizofrenia, comúnmente llamada “locura”, afecta al 1% de la población. Se caracteriza por pérdida de contacto con la realidad. La persona se ve afectada en su nivel de funcionamiento, su pensamiento se desorganiza, habla disparates, puede tener ideas de persecución y de que le controlan los pensamientos, entre otras. Puede escuchar voces que insultan o dan órdenes o ver cosas que aterran. Esta condición tiende a presentarse en familias o sea que puede haber un factor genético y ser hereditaria.

Como ya mencionamos, es posible que factores tóxicos relacionados con las sustancias adictivas sean los desencadenantes, siendo el más común la marihuana. Los estudios indican que el uso de drogas alrededor de los quince años es un inductor de condiciones mentales. A esa edad el cerebro experimenta un recorte de neuronas para fortalecerse. Si se le añaden toxinas, se limitando la posibilidad de que ocurra este refuerzo o fortalecimiento, y es allí cuando surge el factor detonante para estos problemas de salud mental.

Ejemplo de opciones terapéuticas

La esquizofrenia es altamente tratable. Mientras más temprano se diagnostique, mejor será el pronóstico. El tratamiento óptimo son los llamados antipsicóticos de segunda generación, que trabajan restaurando las funciones necesarias para llevar una vida productiva. En los casos en que no se utilize un antipsicótico de segunda generación habrá un mayor riesgo de sufrir un deterioro mental, pues los antipsicóticos de primera generación no inducen el nacimiento de nuevas células. En estos casos los medicamentos más antiguos no deben de ser la primera opción de tratamiento, pues no promueven la posibilidad de una mejoría orgánica ni de que estos pacientes puedan ser efectivos y eficientes en la sociedad.

Causa o efecto

Hay innumerables factores de distinta índole que pueden afectar la salud en el hombre. Así, también, la pérdida de algunas capacidades físicas o intelectuales puede llevar en algunos casos a cambios en el comportamiento y a depresión. Esta, a su vez, puede provocar desinterés en el trabajo, en las actividades intelectuales o sociales.

Atendiendo estas y otras situaciones relacionadas con la salud del hombre podremos lograr una mejor calidad de vida en las familias de Puerto Rico.

Esta es la base para haber desarrollado el Primer Congreso Internacional de la Salud Integral del Hombre, en el que se presentarán y evaluarán estos temas en forma más amplia.