Suplemento Especial Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología

Insuficiencia adrenal

JPEG - 5 KB
Lilian González de Pijem
Especialista en Pediatría y Endocrinología Pediátrica Profesora y Jefe de Sección de Endocrinología Pediátrica, Escuela de Medicina UPR

La insuficiencia adrenal es un desorden endocrinológico que puede ocurrir a cualquier edad y que afecta tanto a las mujeres como a los hombres.

Síntomas

La insuficiencia adrenal se caracteriza por pérdida de peso, astenia, debilidad muscular, pérdida de apetito, hipoglucemia, hipotensión y oscurecimiento de la piel, especialmente en las cicatrices y los pliegues de las manos. Estos síntomas comienzan gradualmente hasta que, debido a un evento estresante como una cirugía, un accidente o una enfermedad infecciosa severa, la glándula deja de producir los glucocorticoides y/o los mineralacorticoides y vemos el cuadro completo, produciendo lo que se llama una crisis adrenal que puede ser fatal.

Causas

La causa básica de una insuficiencia adrenal ocurre cuando la glándula adrenal no produce suficiente cortisol y/o aldosterona. Este puede ser un problema primario debido al fallo de la glándula en sí, ya sea por un proceso autoinmune, por una granulomatosis, por infiltración neoplásica, por factores genéticos, congénitos o por resistencia a ACTH.

Las causas secundarias se pueden trazar a falta de ACTH, lo que ocasiona un descenso en la producción de la aldosterona. La forma clásica de esta patología la vemos cuando un paciente que está en glucocorticoides crónicos deja de tomarlos súbitamente. También se ve en personas a las que se les remueve un tumor (benigno o maligno) de la pituitaria, lo que puede producir un exceso de ACTH (síndrome de Cushing). Con menor frecuencia, la insuficiencia adrenal también puede ser secundaria a infecciones, a tumores, a fallo en la irrigación de la pituitaria, a irradiación de la pituitaria debido al tratamiento de tumores pituitarios o a la remoción quirúrgica de parte de la pituitaria o del hipotálamo.

Diagnóstico

El diagnóstico en los estadios iniciales puede ser bastante difícil. Un historial médico cuidadoso que descubra los síntomas apropiados y un buen examen físico pueden revelar el oscurecimiento de la piel, lo que lleva a hacer las pruebas que puedan conducir a un diagnóstico certero.

El diagnóstico de la insuficiencia adrenal se hace con pruebas de laboratorio. Entre estas, se pueden realizar como pruebas de cernimiento las siguientes: cortisol, ACTH y niveles de renina antes de las 8 am. La estimulación con ACTH, midiendo la respuesta de cortisol tanto en la sangre como en la orina, es una prueba más específica. Los pacientes con cualquiera de los dos tipos de insuficiencia adrenal no responden adecuadamente. Hay otras pruebas que se pueden realizar, pero las mencionadas son las más frecuentes y se pueden efectuar en cualquier laboratorio. También se pueden realizar radiografías del abdomen buscando calcificaciones adrenales y CT de cabeza para visualizar el tamaño y la forma de la pituitaria.

Tratamiento

El tratamiento crónico consiste en el reemplazo de las hormonas adrenales que se presentan en cantidad deficiente. Los glucocorticoides se pueden reemplazar con tabletas de hidrocortisona, una o dos veces al día. Los mineralcorticoides se reemplazan con acetato de fludrocortisona.

Cuando se sospecha una crisis adrenal, se debe tratar en forma inmediata administrando sal, líquidos intravenosos con glucosa y glucocorticoides, aunque todavía no haya un diagnóstico permanente. Para tener un diagnóstico certero, se debe medir ACTH y cortisol antes de administrar los glucocorticoides.

Comentario

Un diagnóstico adecuado permite tratar rápido los casos de insuficiencia adrenal, ya sea primaria o secundaria.