Léxico Médico

LÉXICO MÉDICO

Gen p53

JPEG - 1 KB
Félix J. Fojo, MD
felixfojo@gmail.com ffojo@homeorthopedics.com

El gen p53 se suele encontrar en el brazo corto del cromosoma 17 y codifica un factor de transcripción nuclear. Su nombre deriva del peso molecular de la proteína que lo forma (p: proteína; 53:+53000 KDa –Kilodaltons–). Fue descubierto en 1979 por investigadores del Imperial Cancer Research Fund, Princeton, y del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center y, curiosamente, todos cometieron el error de caracterizarlo como un oncogén, un facilitador del cáncer. Diez años después (1989) el genetista Vogelstein de Johns Hopkins demostró que era todo lo contrario, un gen supresor de tumores. El error inicial –que costó el Premio Nobel a los descubridores– se debió a la confusión con un gen p53 mutado que se consideró como el original.

Un dato curioso: en la encuesta de 1993 de la Science, el p53 fue elegido como la molécula del año. Los seres humanos –y la mayoría de mamíferos– tienen una sola copia del gen p53, mientras que los elefantes tienen 20 copias de uno muy parecido, el TP53. Esto explicaría la poca frecuencia de cáncer en estos grandes animales.

El p53 tiene varias funciones conocidas y otras aún por conocerse. Funciona como gen anticáncer ayudando a reparar el ADN lesionado, detiene el crecimiento de la célula dañada y facilita la apoptosis cuando el DNA es irreparable. Además, actúa positivamente sobre la estabilidad genómica y frena la angiogénesis. Su rol en el envejecimiento es motivo de estudio, ya que aumenta en cerca del 18% el promedio de vida de los ratones con genes p53 activados –super p53 rats–. Sus mutaciones se han encontrado en muchos tipos de cánceres.

La terapia génica con p53 –suprimir genes mutados de células tumorales y cambiarlos por genes p53 “fisiológicos” – y la “quimioterapia” –corrección del plegamiento defectuoso– se investigan activamente.