Temas de interés

Temas de interes / Arte

Francisco Oller,

creador pionero

Usted puede visitar la Galería Nacional ubicada en el antiguo Convento de los Dominicos para disfrutar de obras de Francisco Oller. Puede asistir a la Galería de martes a sábado de 9:30 am a 5:00 pm y los domingos de 10:30 am a 6:00 pm.

JPEG - 20.5 KB
Boceto para el velorio,
Francisco Oller, Oleo sobre lienzo, de 1892-1893, Colección Instituto de Cultura Puertorriqueña.
GIF - 316 bytes
Mariana García Benítez
Periodista y estudiante de Literatura Latinoamericana en la Universidad Nacional Autónoma de México
[email protected]

Francisco Oller nace en Bayamón, Puerto Rico en el año 1833. Las muestras de su talento fueron advertidas por los familiares desde su niñez. Por tal razón, el joven parte a los 18 años hacia España, donde estudia pintura con Federico Madrazo, uno de los artistas más renombrados de la época. Luego de dos años en el país ibérico, regresa a la isla. Pero retorna a Europa tan pronto le es posible. Se instala, en esa ocasión, en París.

Esta fue una de las decisiones más sabias y determinantes para el desarrollo de Oller. Sus conceptos sobre el medio pictórico, la manera de utilizar los colores y las temáticas de sus pinturas fueron infl uenciados por el impresionismo. De hecho, el pintor fue partícipe de esta tendencia al punto que fue uno de los que introdujo el estilo a España.

Durante los años en que Oller vivió en París, fue discípulo de Th omas Couture y, más adelante, de Gustav Courbet. Se relaciona con los precursores del movimiento impresionista como Edgar Degas, Auguste Renoir y Paul Cézanne, por mencionar algunos.

El estilo y las temáticas que desarrolla Oller en su madurez son el resultado de un artista alimentado por la vieja escuela europea y por la revolución impresionista. Aun así, el pintor se decide por un estilo y por unas temáticas que responden a sus propias pulsiones creativas. He aquí el valor de su trabajo. Los cuadros El velorio (1893) y La escuela del maestro Rafael Cordero (1890-1892) son ejemplos de esta victoria estética.