Suplemento especial : Sociedad de Cardiología

Formación de un Cardiólogo: Un camino especial

La importancia del corazón como bomba del cuerpo y órgano responsable del transporte de energía vital a todo el organismo ha llevado al desarrollo de la Cardiología como especialidad. En el siguiente ensayo se presentan algunos aspectos importantes sobre la situación de la Cardiología en Puerto Rico y sobre la preparación de los especialistas en los programas acreditados en la isla.

JPEG - 5.4 KB
Héctor Delgado-Osorio, MD, FACC
Profesor en Medicina
Jefe Auxiliar, División de Cardiología
Escuela de Medicina-Recinto de Ciencias Médicas Universidad de Puerto Rico

Situación actual en Puerto Rico

En Puerto Rico, hay aproximadamente 330 cardiólogos de adultos distribuidos a todo lo largo y ancho de la Isla, incluyendo el área central. Además, hay 18 cardiólogos pediátricos que ofrecen sus servicios a la población pediátrica de nuestra isla. La mayoría de los cardiólogos de adultos son miembros de la Sociedad Puertorriqueña de Cardiología, organismo oficial que representa a nuestros cardiólogos en la Sociedad Mundial y la Sociedad Interamericana de Cardiología.

Programas acreditados

En la actualidad, en Puerto Rico, existen solamente dos programas de Cardiología acreditados por la Junta Acreditadora de Educación Médica Post Graduada de los Estados Unidos (ACGME) y estos corresponden al Hospital de Veteranos, con 6 residentes en adiestramiento, y a la Sección de Cardiología de la Escuela de Medicina, con 12 residentes en adiestramiento. De este último programa, se han graduado un total de 144 cardiólogos, siendo el Dr. Mario R. García Palmieri el primero en graduarse, en el año 1955. La gran mayoría de estos cardiólogos se han establecido en nuestra isla, sirviendo a la población de Puerto Rico, y algunos hacen su práctica en Estados Unidos, dando su servicio especialmente a pacientes hispanos. En la actualidad, no existen programas acreditados en Puerto Rico para la formación de cardiólogos pediátricos y de cirugía cardiovascular.

Duración

Estos programas requieren de tres años de entrenamiento para que los médicos se gradúen como cardiólogos clínicos. Si el médico desea hacer una subespecialidad adicional en Cardiología, deberá trasladarse a un programa acreditado en el exterior para uno o dos años adicionales de estudio. Estas competencias adicionales son, entre otras: el trasplante cardiaco y fallo cardiaco, la electrofisiología y la cardiología intervencional.

Requisitos

Para ingresar a los programas acreditados en Cardiología de Adultos, el médico tiene que haberse graduado de un programa acreditado de Medicina Interna de tres años.

En la formación del cardiólogo, se requiere desarrollar las destrezas del cuidado del paciente tanto a nivel ambulatorio, como a nivel de hospital, incluyendo a pacientes con condición de fallo cardiaco y candidatos para trasplante, y pacientes post cirugía cardiovascular.

Preparación

Se requiere del cardiólogo en formación (fellow) ser competente en hacer e interpretar estudios no invasivos como: el electrocardiograma, la ecocardiografía y el electrocardiograma continuo (Holter). Además, debe exponerse ampliamente a estudios de Medicina Nuclear Cardiológica y otras imágenes radiológicas relacionadas a la Cardiología. Deberá ser competente en estudios invasivos, como el cateterismo cardiaco, la arteriografía de las coronarias, la angioplastía (dilatación de las arterias del corazón que están obstruidas), inserción de marcapasos y participación en estudios sobre los mecanismos eléctricos del corazón. Para ser certificado competente, el fellow deberá de haber interpretado un número mínimo de cada uno de estos procedimientos.

Investigación científica

Al cardiólogo en formación se le requiere exponerse a la metodología de investigación y se le requiere participación activa en un trabajo de investigación científica y su eventual publicación en revistas reconocidas. Además, deberá participar, en forma limitada, en la enseñanza de estudiantes de medicina, residentes de Medicina Interna, de otras disciplinas médicas, de enfermería, y otros programas asociados.

Supervisión y apoyo profesional

Durante su formación el fellow será supervisado directamente por un facultativo de Cardiología en todas y cada una de las rotaciones individuales, quien lo evaluará y compartirá con él su apreciación de su comportamiento profesional como fellow.

El facultativo y el director del programa son responsables de que el servicio de Cardiología brindado por el fellow se ofrezca bajo un marco de compasión apropiado y efectivo, con integridad y respeto al paciente y sus familiares, asegurando la protección de la privacidad y la autonomía del paciente, siguiendo los mejores principios éticos y profesionales.

Proyección futura

La Cardiología seguirá evolucionando. Surgirán nuevas opciones diagnósticas que quizás hoy día no podamos imaginar y, también, alternativas terapéuticas cada vez mejores. Desde ese punto de vista, la preparación de nuevos profesionales especialistas en esta rama continuará sirviendo para el avance y progreso en la medicina y para poder servir cada vez mejor a la comunidad, con la esperanza de que las enfermedades afecten cada vez a menos personas y sean más llevaderas.

JPEG - 48.1 KB
Dres. Héctor Delgado-Osorio, José M. Pérez Cardona, José C. Reyes Peña, Milton Franqui Rivera, Priscilla A. Hernández Vélez, Jorge L. Leavitt Caraballo y Mario R. García-Palmieri; (atrás:) Dres. Ricardo G. Colacioppo, Francisco Lefebre Llavota, Alexis Canino Rodríguez, Karen M. Rodríguez Maldonado, William Borges Cancel y Elías Bou Prieto.