Articulos Médicos

Fármacos, hierbas y otros productos que causan daño renal

JPEG - 10.2 KB
José L. Cangiano, MD, FACP, FAHA
Presidente, Sociedad de Nefrología de Puerto Rico
Profesor de Medicina, UPR

La epidemia de enfermedad renal crónica (ERC) en el mundo ha despertado mucho interés en identificar los factores que se asocian al aumento de su prevalencia.

En los Estados Unidos se han reportado 20 millones de personas que padecen ERC y, en Puerto Rico, se estima que más de 335 000 personas la padecen. Se reconoce que la diabetes mellitus y la hipertensión son causas mayores, afectando un 80% de los pacientes en diálisis. También se pueden considerar las nefritis como las causadas por lupus, por el riñón poliquístico y enfermedades congénitas. En años recientes, hemos observado a un grupo de pacientes que consume drogas y productos que pueden causar daño renal, especialmente cuando se ingieren consumen en forma subrepticia y desordenada.

Reportes de epidemias

En la década de 1960, se logró reportar en Australia una epidemia de ERC. El uso indiscriminado del llamado APC (aspirina, fenacetina y cafeína) sin receta alguna para dolores de todas clases fue el factor determinante de esa epidemia. La combinación de ellas y su consumo frecuente eran dañinos para el riñón. Al retirar estos productos del mercado, se normalizó la situación y la epidemia desapareció.

Otro ejemplo proviene del área de la ribera del río Danubio en los Balcanes, donde se ha reportado una nefropatía crónica (Balkan nephropathy). Esta enfermedad ha afectado a personas en áreas rurales de Bosnia, Bulgaria, Croacia, Rumania y Serbia. Se ha investigado extensamente esta condición y se cree es producto del consumo de unas semillas de Aristolochic Clematitis que se mezclan con el trigo que crece en los valles de la región para que eventualmente se produzca daño renal al consumir el trigo y esta substancia en el pan.

Substancias nefrotóxicas

Analgésicos - Muchos de ellos están disponibles sin receta alguna y suelen usarse para dolores de diferentes etiologías. Entre ellos están aspirina, acetaminofén y antiinflamatorios como ibuprofen, naprosyn, nabumetone, indometacin y celecoxib. Generalmente, estos no son nocivos, pero el uso continuo e indiscriminado, especialmente si se utilizan en combinación, puede causar fallo renal y una nefritis intersticial.

Alcohol - Bebidas alcohólicas en exceso pueden afectar el hígado y el riñón. Los alcohólicos crónicos tienen un alto riesgo de fallo hepático y renal. Así también el licor destilado clandestinamente en envases con plomo puede afectar los riñones.

Factores de riesgo para nefrotoxicidad por aminoglicosidos: • Edad avanzada. • Enfermedad renal preexistente. • Género femenino. • Deficiencia de magnesio, calcio o potasio. • Volumen intravascular disminuido. • Hipotensión. • Sepsis. • Síndrome hepático renal. • Dosis alta. • Tratamiento por 3 días o más.

Antibióticos - Algunos antibióticos pueden ser nefrotóxicos, como los aminoglicosidos, que deben usarse con mucha cautela para evitar daño renal. Los factores de riesgo de nefrotoxicidad por aminoglicosidos incluyen edad avanzada y daño renal persistente y, también, la presencia de hipokalemia, hipocalcemia o hipomagnesemia, enfermedad hepática y sepsis. Es recomendable hacer ajustes en la dosis para evitar daño renal permanente. Otros antibióticos que pueden causar daño renal son cefalosporina, vanconmicina y ciproxina.

Drogas ilegales - El uso de drogas como cocaína, heroína y anfetaminas puede causar daño renal. El crack y la cocaína se pueden asociar con hipertensión descontrolada, apoplejía y fallo cardiaco.

Contraste radiográfico - El uso de medio de contraste con yodo para hacer estudios radiológicos puede causar daño provisional o irreversible en los riñones. Pacientes con diabetes e hipertensión están más propensos a una insuficiencia renal. Se ha recomendado el uso de solución salina intravenosa para hidratar a los pacientes adecuadamente antes de recibir el contraste o usar acetilcisteína antes y después del procedimiento. Sin embargo, hay pacientes que no reaccionan favorablemente a estas medidas preventivas.

Hierbas - Algunas hierbas pueden causar daño renal y hepático, hipertensión, cálculos renales, apoplejía y hasta la muerte; pueden interactuar con medicamentos produciendo efectos secundarios serios.

Hierbas que producen daño renal: • Ácido aristolóquico (Virginia y Texas snakeroot) • Bérbero (barberry) • Mora, baya, aloe. • Bebida de hierbas chinas con a. aristolóquico.

Otros productos - El litio para tratar condiciones bipolares, la anfotericina B, algunas medicaciones para tratar cáncer (cisplatino) y diuréticos pueden también causar daño renal. Es importante reconocer este problema y monitorear la función renal.

Como proteger el riñón

  • El médico debe tener un conocimiento general de las substancias que pueden ser tóxicas para el riñón y evitar exponer al paciente a estos productos.
  • El paciente no debe tomar substancias sin supervisión médica.
  • El paciente no debe usar medicamentos no recetados por más de 10 días para dolor o más de tres días por fiebre.
  • Evitar el uso prolongado de analgésicos.
  • Usar los antiinflamatorios bajo supervisión médica si tienen una condición cardiaca, hipertensión, enfermedad de hígado o riñón.
  • El médico debe conocer todos los medicamentos que toma su paciente, incluyendo hierbas y medicamentos sin recetas.

Opinión

La comunidad y la clase médica deben estar alertas a los medicamentos que pueden causar daño renal. Algunos de ellos requieren prescripción médica y otros son obtenidos sin receta con la esperanza de aliviar síntomas o condiciones. Sin embargo, en forma silenciosa pueden causar daño renal provocando un fallo renal permanente a largo plazo.