Suplemento Radiología (SRPR-ACR)

Evaluación del intestino delgado por enterografía con tomografía computarizada multicorte

JPEG - 4.9 KB
Gory Ballester Ortiz, MD, DABR
Especialista en Radiología Sección de Radiología Diagnóstica
Escuela de Medicina UPR

La enterografía con tomografía computarizada multicorte es una modalidad relativamente nueva, no invasiva, tolerable y rápida, que nos permite evaluar anormalidades del intestino delgado. Esto es posible gracias a la excelente resolución espacial, temporal y de contraste, así como a la capacidad de obtener imágenes en múltiples planos que nos proveen los tomógrafos multidetectores. La enterografía combina la inyección de contraste yodado endovenoso, con la ingestión de contraste neutral (1200 ml) para lograr una distensión óptima del intestino delgado y poder evaluar las paredes del mismo.

La literatura establece las ventajas de la enterografía sobre otras modalidades convencionales para la evaluación del intestino delgado. Entre ellas permite evaluar:

- El grosor y las capas de la pared del intestino.

- Todo el intestino con una sola adquisición.

- Todo el mesenterio, las estructuras adyacentes al intestino y la cavidad abdominal en general.

Entre las indicaciones para la utilización de esta modalidad, se encuentran las siguientes:

• Sospecha de enfermedad del intestino delgado.

• Sospecha de enfermedad inflamatoria del intestino delgado (enfermedad de Crohn, celiaca, infecciones).

• Sospecha de anormalidades vasculares del intestino delgado (malformaciones vasculares, telangiectasias, displasias).

• Sospecha de masas del intestino delgado (carcinoide, linfoma, GIST).

• Pacientes con obstrucción intestinal de bajo grado crónica intermitente.

JPEG - 76.6 KB
Tomografía computarizada : Ileo terminal y la válvula ileocecal con enfermedad inflamatoria activa.

La enterografía es una modalidad altamente sensitiva y específica para la evaluación de pacientes con enfermedad inflamatoria del intestino, particularmente enfermedad de Crohn. Esta técnica permite la evaluación adecuada de las manifestaciones intra y extraentéricas de la enfermedad, así como su localización y severidad (etapificación). Los hallazgos más importantes en esta modalidad son: engrosamiento, estratificación mural y sobre-realce con contraste de la pared del intestino, dilatación y estrechez luminal, reclutamiento de vasos y proliferación fibroadiposa peri-intestinal, tractos fistulosos y abscesos.

La enterografía se ha convertido en una modalidad diagnóstica muy valiosa para la evaluación de enfermedades del intestino delgado. Esto es de gran utilidad para que el médico pueda establecer el diagnóstico preciso y la terapia adecuada, particularmente en enfermedades inflamatorias del intestino.