Artículos médicos

Articulos médicos

Estudio clínico sobre prevención de metástasis óseas en cáncer de mama

JPEG - 2.9 KB
Edna M. Mora, MD, MS, FACS
Especialista en Cirugía Oncológica Catedrática asociada RCM UPR Catedrática asociada del Centro Comprensivo de Cáncer de la UPR y del MD Anderson Cancer Center, Houston emmora@rcmupc.edu

Las metástasis óseas son un problema común en pacientes con cáncer de mama. En este artículo, presentamos un estudio que evalúa un nuevo medicamento para evitar o prevenir estas metástasis en pacientes con cáncer de mama. Este estudio potencialmente servirá para mejorar la calidad de vida de estos pacientes.

JPEG - 4.7 KB
Mamografía normal (izq) y con cáncer (der)

Incidencia

El hueso es el órgano más común para metástasis a distancia en pacientes con cáncer de mama [1]. Sabemos que al momento del diagnóstico inicial aproximadamente al 27% de las personas afectadas se les encuentra alguna metástasis ósea. Más alarmante aún: un 73% de los pacientes desarrollarán metástasis óseas durante la progresión de la enfermedad [2].

Problema clínico

JPEG - 4 KB
Bone scan muestra múltiples metástasis a los huesos.

Las metástasis óseas no son un problema de mortalidad, sino de morbilidad. Los pacientes que desarrollan metástasis a los huesos sin compromiso visceral (hígado, pulmón) pueden vivir con ellas por mucho tiempo. Sin embargo, como resultado de esta enfermedad, el paciente puede desarrollar dolor severo, fracturas patológicas, hipercalcemia, falta de movilidad, etc. Por lo tanto, este es un problema importante en los pacientes con cáncer de mama, que lleva a una disminución en la calidad de vida. Desgraciadamente, no tenemos aún alternativas eficaces para prevenir y tratar esta condición.

Tratamientos para metástasis óseas

Actualmente, tratamos las metástasis a los huesos con bifosfonatos [3]. Si el paciente presenta hipercalcemia o dolor, entre otros, se pueden añadir tratamientos paliativos para estos síntomas. El fundamento para el empleo de bifosfonatos está en la inhibición de la activación de los osteoclastos en el hueso cortical [4]. Someramente, se ha definido que cuando la célula de cáncer de mama llega al hueso, esta secreta unas substancias llamadas parathyroid-related hormone (PTRH, por sus siglas en inglés) que activan los osteoclastos en el hueso cortical. Una vez activados, los osteoclastos degradan al hueso y liberan substancias como TGF- al microambiente del tumor. Esta substancia, a su vez, activa la célula tumoral para que siga secretando PTRH. Este círculo vicioso es el mecanismo central para el establecimiento de la metástasis ósea. Para romper este ciclo, debemos lograr inhibir el osteoclasto.

Desgraciadamente, también debe haber otros mecanismos regulando el establecimiento de las metástasis óseas porque la inhibición de los osteoclastos no se ha traducido clínicamente en la cura o control de las metástasis a los huesos.

Si evaluamos la eficacia de los bifosfonatos actuales, vemos que el ácido zolendrónico es el más prometedor. Recientemente, se evaluó el uso de este bifosfonato en pacientes premenopaúsicas en tratamiento de bloqueo hormonal para enfermedad del seno y se encontró que podía disminuir hasta un 33% el desarrollo de metástasis ósea y otras metástasis [5]. Hay un estudio en progreso para verificar si se logra corroborar estos resultados. Se piensa que el bifosfonato podría estar creando un ambiente inhóspito para la célula metastática a los huesos o que tenga un efecto antimetastático general. Estas son excelentes noticias, aunque solo un 33% de las pacientes respondieron a este tratamiento.

En general, las pacientes con metástasis óseas establecidas progresan después de un tiempo en el tratamiento con bifosfonatos. Por eso, se requiere desarrollar con urgencia nuevas alternativas de prevención y tratamiento para esta condición.

Tratamiento dirigido a moléculas especificas

Debido al gran conocimiento de los mecanismos moleculares que regulan los procesos de crecimiento, invasión, migración, adhesión y quimotaxis en las diferentes células cancerosas, se han desarrollado varios medicamentos que van dirigidos a inhibir substancias o moléculas específicas que median estos procesos.
JPEG - 20.3 KB
Cáncer de mama (carcinoma ductal infiltrante) estudiado con anti Her-2 anticuerpos.

Como ejemplo, podemos mencionar el medicamento Herceptin, que es un anticuerpo que bloquea el receptor Her-2. El receptor Her-2 neu es un receptor de la familia del receptor de crecimiento epidermal (EGFR por sus siglas en inglés). La expresión de este receptor en los tumores de cáncer de mama se traduce en mayor agresividad del tumor y, por ende, en un peor pronóstico para el paciente. El anticuerpo Herceptin se desarrolló para bloquear este receptor y, por lo tanto, disminuir el crecimiento y la agresividad de estas células.

Estudio clínico

De la misma forma, se han evaluado moléculas específicas que afectan el proceso de establecimiento de las metástasis óseas.

El estudio que presentamos a continuación evaluará un medicamento que disminuye una de esas moléculas en la célula metastática al hueso. (Por razones propias del estudio y de confidencialidad aún no se puede divulgar esta información en forma detallada). En los estudios preliminares, se encontró que este medicamento podía controlar el crecimiento de las metástasis en pacientes que ya las tenían.

Por esta razón, se ha expandido este estudio para evaluar la eficacia de este medicamento en prevenir metástasis óseas. Entendemos que es una oportunidad única para los pacientes de cáncer de mama, ya que quienes participen tendrán la oportunidad de contribuir al conocimiento y posible desarrollo de un medicamento para un problema común en estos pacientes.

Como todo estudio clínico, este ha sido evaluado y aprobado por el Comité de Derechos del Sujeto de Investigación de nuestra Institución.

Los pacientes se evaluarán inicialmente para determinar si reúnen los requisitos para participar en el estudio. (Ver criterios de inclusión y exclusión detallados a continuación). Aquellos que califiquen, se entrevistarán y se les presentará en detalle el estudio, incluyendo los riesgos y beneficios. Luego de firmar el permiso, se randomizará al grupo control (placebo) o experimental (droga activa). Este estudio es doble ciego, por lo que ni los médicos ni el paciente sabrán si están tomando el medicamento activo o el placebo. Ambos grupos recibirán pastillas de Calcio y Vitamina D, las cuales deben tomar concurrentemente con la pastilla del estudio. Al paciente se le dará seguimiento periódicamente para evaluar su condición. El estudio durará aproximadamente 5 años. Se realizarán varios análisis intermedios para determinar si ya se ha llegado al punto donde se puede ver una diferencia entre los grupos antes del tiempo previsto. Durante este periodo, los pacientes continuarán en seguimiento con sus médicos primarios, oncólogos, etc.

Criterios de inclusión:

- Mujeres mayores de 18 años al día de firmar el consentimiento

- Todo paciente con diagnóstico de cáncer de mama Estadío II o III (nódulos axilares positivos o tumor primario mayor de 2 cm)

- Pacientes de cáncer Estadío I cuyo tumor expresa Her-2

- Condición física 0-1

- Función de órganos adecuada (hematológica, renal y hepática).

Criterios de exclusión:

- Paciente con metástasis a hueso o historial de metástasis a hueso u otros órganos

- Pacientes con recurrencia local o cáncer en el seno contralateral (se permiten pacientes con LCIS y DCIS en el seno contralateral)

- Pacientes en tratamiento con bifosfonatos para osteoporosis

- Pacientes tratados con bifosfonatos orales en un periodo de 6 meses o intravenosos por 12 meses antes de la visita inicial

- Pacientes con enfermedad metabólica del hueso (ej. osteoporosis, osteomalacia, hiperparatiroidismo)

- Hipercalcemia (> 10.8 mg/dl)

- Pacientes HIV positivo

- Pacientes con historial de otro cáncer (5 años antes de la firma del consentimiento)

- Pacientes que no quieran o no puedan tomar calcio y Vitamina D por vía oral.

Conclusión

Necesitamos nuevas alternativas de prevención y tratamiento para las metástasis óseas en pacientes con cáncer de mama. En este artículo, hemos revisado la base de un estudio clínico que nos ayudará a evaluar un nuevo medicamento para la prevención de las metástasis óseas en pacientes con cáncer de mama. Poder prevenir las metástasis a los huesos es algo que mejorará la calidad de vida de los pacientes con cáncer de mama.

Se puede obtener mayor información en el 787-772-8300 Ext. 236

Identificadores personales
Enlace hipertexto:

54 Firmas

Fecha Nombre
24 de marzo de 2015 Alex F viagra site web
24 de marzo de 2015 Alex F 1 site web
30 de enero de 2015 marco site web
2 de abril de 2014 remède contre l’impuissance
12 de enero de 2014 esta estados unidos
18 de agosto de 2013 assurance sante comparateur
18 de agosto de 2013 comparatif mutuel
18 de agosto de 2013 assurance voiture sans permis
17 de agosto de 2013 comparatif des mutuelles
17 de agosto de 2013 compare mutuelle
17 de agosto de 2013 comparer assurance
17 de agosto de 2013 assurance sociale
17 de agosto de 2013 btp mutuelle
17 de agosto de 2013 devis mutuel
17 de agosto de 2013 dring voyance

0 | 15 | 30 | 45

[1] Colleoni M, O’neil A, Goldhirsch A, Gelber RD, Bonnetti M, Thurlimian B, et al. 2000 Identifying Breast Cancer Ptients at High Risk for Bone Metastases J Clin Oncol 18:3925-3935.

[2] Lipton A. 2006 Future Treatment of Bone Metastases. Clin Ca Res 12(20 Suppl):6305s-6308s.

[3] Coleman RE. 2008 Risks and benefits of biphosphonates. Br J. Ca 98(11): 1736-40.

[4] Bonneau A. 2008 Management of Bone Metastases Canadian Fam Phys 54: 524-527.

[5] Marchione M. 2008 Bone-Building Zometa fights breast cancer spread in younger women, may lead to wide use. Presented on May 31, 2008 at ASCO meeting.