Temas de interés

Temas de Interés / Motivando

Estamos en los mejores momentos de la historia

“El mundo está lleno de abundancia y oportunidades, pero muchas personas llegan a la fuente de la vida con una cuchara en vez de una pala; esperan poco, y como resultado reciben poco”. Ben Sweetland

JPEG - 3.7 KB
Félix J. Fojo, MD
Ex Profesor de la Cátedra de Cirugía de la Universidad de La Habana ffojo@homeorthopedics.com felixfojo@gmail.com

El mundo está cambiando y nos trae muchas oportunidades. ¡Quién iba a pensar que hoy el mundo se puede unir a través de Internet, o en los 5 billones de personas que tienen teléfonos celulares con acceso a información instantanea! Personas en África o la Amazonía que, aunque no tienen luz, agua potable o carreteras, cuentan hoy con un teléfono celular que les ofrece comunicación. Esto, hace solo unas décadas ni el hombre más poderoso lo podía tener, pues no existía esa tecnología.

El producto del siglo XXl es la comunicación y la información. Las redes sociales tienen más usuarios que la población de muchos países (Facebook, con 900 millones de usuarios, sería el cuarto país del mundo) y la Internet estará accesible en todas partes. Estamos en una revolución que, se estima, creará sobre 10 millones de nuevos millonarios en los próximos 30 años.

Vemos cambios acelerados en todo, en la toma de decisiones, en el costo de vida y en muchos escenarios de nuestro quehacer. Esto también lleva a experiencias negativas o decepcionantes, o a situaciones que se pueden convertir en grandes oportunidades. Ese es el momento en que los innovadores llevan la delantera pues logran redefinir los problemas y los retos para sacar el mayor provecho a las situaciones.

Cuando el petróleo era barato, las tierras que tenían petróleo se desvalorizaron porque no se podían utilizar para cultivos. Si eso sucede hoy, es una buena noticia; es la misma finca y es el mismo petróleo, pero hay una interpretación diferente. De modo parecido, hace años, la gran cantidad de madera sobrante en los aserraderos creaba un problema de espacio. Alguien se fijó en esos desperdicios y decidió aprovechar la oportunidad. Tomó esos sobrantes, les añadió un aglomerante y un disolvente e inventó un material que ha ayudado a construir miles de residencias y oficinas. Detrás de cada problema puede haber una oportunidad. Tenemos que saber interpretar las situaciones que vivimos y entender que el mundo está lleno de nuevas oportunidades. Necesitamos aprender a enfocarnos en nuestras fortalezas y a utilizar los retos o situaciones adversas como oportunidades para crecer.

Esto se inicia al redefinir la forma en que nos comunicamos con nosotros mismos y con los demás, empleando el sentido común, la voluntad y la persuasión, tal como si estuviéramos reviviendo una campaña publicitaria. Quienes logren esto van a ejercer más influencia, van a disfrutar de mayores victorias y van a ayudar a otros a poder interpretar las adversidades como nuevas oportunidades.

Puntos para sacar provecho de la adversidad:

  1. Identifique qué bendición tiene esa adversidad. ¿Cómo se puede convertir en una oportunidad?;
  2. Visualice cómo debe comportarse para lograrlo;
  3. Establezca qué conducta tiene que cambiar y cómo comunicarse con usted para lograrlo;
  4. Desarrolle nuevos comportamientos que le ayuden a subir de nivel y alcanzar su meta;
  5. Rodéese de personas que le faciliten superar la adversidad y poder alcanzar las metas; y
  6. Comience a disfrutar del sentimiento que le traerá convertir esa meta en realidad.

El futuro es desconocido, pero lo podemos hacer realidad si nos enfocamos en lo bueno que tenemos, en lo que queremos hacer y en el legado que dejaremos. Tengamos presentes a las personas que convirtieron sus adversidades o sus problemas en oportunidades, que no se quedaron encerrados en sus problemas, sino que miraron adelante y se enfocaron en la oportunidad y ya no en la crisis.

Aprovecha para encontrar en cada adversidad una oportunidad. ¡Tú decides!