Suplemento Epilepsia

Epilepsia:

Cuando los medicamentos no funcionan

JPEG - 6.5 KB
Ignacio Pita, MD
Neurólogo-Epileptólogo Board Certified en Neurología y Neurofisiología Clínica Catedrático Auxiliar, Escuela de Medicina Recinto de Ciencia Médicas, Director Programa Comprensivo de Epilepsia - HIMA - San Pablo Caguas Práctica Privada, Clínica Las Américas Hato Rey

En los pacientes afectados con epilepsia, las convulsiones se controlan con medicamentos en dos tercios de los casos. Los ataques o crisis convulsivas que no se controlan con medicamentos se conocen como refractarios. Las convulsiones son refractarias cuando son lo suficientemente frecuentes y severas o cuando la terapia que se requiere causa efectos secundarios intolerables y, por lo tanto, interfiere significativamente con la calidad de vida del paciente.

Razones de epilepsia refractaria

Existen tres razones principales para refractariedad:

  1. Un diagnóstico erróneo;
  2. Un tratamiento erróneo; o
  3. Falta de respuesta al mejor tratamiento farmacológico.

Los pacientes cuyas convulsiones no se pueden controlar con medicamentos se deben referir a un centro especializado de epilepsia con el propósito de evaluar las razones para la refractariedad.

El diagnóstico incorrecto de epilepsia es más común de lo que se piensa. En la Unidad de Monitoreo de Epilepsia de Puerto Rico, se determinó que el 35% de los pacientes tenía un diagnóstico erróneo, siendo los eventos no epilépticos de origen psicológico los más comunes. Por lo tanto, si las convulsiones no se controlan con medicamentos, la primera pregunta que debemos hacernos es si estos episodios son realmente convulsiones.

La segunda causa de epilepsia refractaria es un tratamiento subóptimo. Algunas medicinas no son adecuadas para todos los tipos de ataques. Además, algunos medicamentos podrían empeorar ciertos tipos de crisis convulsivas.

Finalmente, la epilepsia realmente refractaria ocurre cuando, a pesar de tener un diagnóstico correcto y utilizar los medicamentos apropiados, los ataques persisten.

Otras opciones

Cuando los medicamentos no funcionan, se deben considerar las alternativas no farmacológicas. La cirugía de epilepsia es una opción para los pacientes con epilepsia refractaria, siempre y cuando se pueda localizar el foco epiléptico en una región específica del cerebro. Las probabilidades de cura o control con la cirugía de epilepsia fluctúan entre el 50 y el 90%, dependiendo de las causas de la epilepsia y de la localización del foco ictal.

El estimulador del nervio vago es otra opción quirúrgica para los pacientes con epilepsia refractaria o para los que no son candidatos para otros tipos de cirugía de epilepsia.

Comentario

La epilepsia refractaria representa una gran carga para el paciente con epilepsia. El médico debe asegurarse de que el diagnóstico sea correcto y se hayan utilizado los medicamentos apropiados para el tipo de epilepsia del paciente. Para esto, el paciente debe ser evaluado en una unidad de monitoreo de epilepsia. Una vez confirmado que el paciente padece verdaderamente de epilepsia refractaria, se pueden explorar las alternativas no farmacológicas que incluyen cirugía de epilepsia o estimulador del nervio vago.