Suplemento Cardiología (ACC-PR)

Enfermedad arterial periférica

JPEG - 4.9 KB
Héctor Delgado-Osorio, MD, FACC
Especialista en Cardiología
Jefe Auxiliar de Cardiología, Escuela de Medicina de la UPR

Etiología

La aterotrombosis es un proceso generalizado, difuso y progresivo que comienza desde la primera década de la vida y que se puede manifestar en las diferentes arterias. Ocurre cuando se forma una placa aterosclerótica o ateroma dentro de las arterias. Esta placa es inestable y vulnerable a romperse, formando un coágulo sanguíneo o trombo, que disminuye el flujo de sangre a los órganos vitales del cuerpo, como el corazón, el cerebro y los músculos. Un trombo puede causar, entre otros, un infarto del miocardio, apoplejía o enfermedad arterial periférica, que se caracteriza por estrechez, oclusión o enfermedad aneurismática de la aorta y sus ramas, excluyendo las arterias coronarias. Esta condición vascular de las extremidades inferiores afecta los vasos medianos y grandes y es responsable de síntomas como dolor y adormecimiento. Cuando hay enfermedad de las arterias de las piernas, es usual que haya compromiso de otras arterias, aunque su manifestación sea menor.

Prevalencia

La prevalencia de esta condición aumenta con la edad y se estima en 30% en personas sobre 70 años. En mujeres es más común después de la menopausia. Es menos frecuente en menores de 50 años, pero se observa en pacientes diabéticos, con dislipidemia, fumadores e hipertensos. En estudios hechos en Puerto Rico, del 2007 al 2010, se encontró en cerca del 42% de las personas de 50 a 69 años de edad. Más del 95% de las personas con enfermedad periferovascular tiene por lo menos uno de los factores de riesgo relacionados con enfermedad cardiovascular. El 30% de estos pacientes mayores de 50 años estarían en riesgo de morir en 5 años, principalmente por causas cardiovasculares.

Factores de riesgo

El tabaquismo y la diabetes mellitus son los factores más importantes en el desarrollo de esta condición. Por consiguiente, dejar de fumar reduce la severidad de los síntomas, su progreso y los riesgos de desarrollar eventos cardiovasculares, en especial infarto del miocardio.

Cuadro clínico

El síntoma clásico de la enfermedad vascular de las piernas, aunque no necesariamente el más frecuente, es la claudicación intermitente y se manifiesta por dolor en los músculos de la pantorrilla y/o de los muslos, que ocurre fundamentalmente al ejercicio y se resuelve rápido con el descanso. Sin embargo, la mitad de los pacientes no presenta síntoma específico alguno.

Diagnóstico

El médico primario puede detectar tempranamente la enfermedad perífero-vascular. El historial y el examen físico son cruciales al evaluar las características de los síntomas, el dolor, su duración y su comportamiento. La ausencia del pulso en las extremidades es el hallazgo físico más común en estos pacientes. El índice de las presiones sistólicas de las piernas, en relación con la presión sistólica de los brazos, conocida en inglés como “ABI”, es el método más sensitivo para el diagnóstico, además de servir como factor pronóstico de complicaciones y mortalidad.

Tratamiento

Es importante modificar el estilo de vida, controlar la diabetes y no fumar, pero sobre todo el control absoluto de las grasas del cuerpo, principalmente el colesterol malo (LDL) y la hipertensión arterial. También es necesario un programa supervisado de ejercicio para mejorar los síntomas. Hay medicamentos que mejoran la capacidad de ejercicio de estos pacientes, como cilostazol. Los antiplaquetarios pueden reducir los riesgos de eventos isquémicos en el corazón y en el cerebro. Los pacientes con obstrucción marcada de las arterias pueden beneficiarse de intervenciones percutáneas (dilataciones) y o de cirugía.

Resumen

Los pacientes con enfermedad vascular periférica frecuentemente sufren de enfermedad cardiaca o cerebrovascular y tienen un riesgo alto de desarrollar eventos de apoplejía o infarto al miocardio, con una mayor mortalidad. Estos pacientes deben ser bien evaluados, prestando atención a reducir los factores de riesgo.