Artículos Médicos

El trastorno de déficit de atención e hiperactividad (ADHD o TDA H):

Algunos aspectos generales

JPEG - 1 KB
Especial para Galenus
Condensado de National Institute of Cancer de NIH

El ADHD es uno de los trastornos del comportamiento y desarrollo neuroconductual más comunes en la niñez, que puede prolongarse inclusive a la adolescencia y la adultez. En general, es un trastorno que suele manifestarse en la dificultad para estar enfocado y poder prestar atención, con un comportamiento a veces difícil de controlar e impulsivo y con frecuencia con hiperactividad (o sobreactividad).

A su vez, el término ADD (attention deficit disorder, o trastorno de déficit de atención), que todavía suele emplearse, ya no es tan reconocido y aquellos que tuvieron ese diagnóstico suelen catalogarse, ahora, como ADHD con predominio de falta de atención.

Incidencia y estadísticas

La edad promedio de inicio o presentación es alrededor de los 7 años. En los casos más severos, el diagnóstico puede ser más temprano (5 años y, en los casos leves, alrededor de los 8). Las estadísticas en los Estados Unidos indican que afecta entre el 7,8% y 9,5% de los niños entre los 4 y 17 años, y al 4,1% de los adultos (mayores de 18 años), teniendo los varones cerca de cuatro veces más riesgo de presentarlo que las niñas.

Algunos estudios sugieren que en las últimas décadas hay un incremento en los niños diagnosticados, pero la razón de esto no está aún muy clara. Así, en 2003 se diagnosticó a cerca del 7,8% del total de los niños con ADHD y en 2011 el diagnóstico se le dio al 11%. El porcentaje de niños de 4 a 17 años que toman algún medicamento para ADHD aumentó en un 28% entre 2007 y 2011, de 4,8% a 6,1%. Según una encuesta de 2011 de CDC a los padres, un 17,5% de los afectados no recibía tratamiento, del que más de un tercio eran casos moderados a severos.

El número de familias impactadas por ADHD ha aumentado. En 2011 había cerca de 2 millones más de niños diagnosticados que en 2003 (6,4 millones en 2011 comparados con 4,4 millones en 2003) y el número de niños medicados subió en un millón (de 2,5 millones en 2003 a 3,5 millones en 2011).

Causas

Aún hay muchos factores por definir respecto a las causas de ADHD. Algunos estudios sugieren un factor genético, pero probablemente –como en el caso de muchas enfermedades– el trastorno puede ser el resultado de la combinación de distintos factores además de la genética, como el medio ambiente, la nutrición, el ambiente social e inclusive lesiones al cerebro.

Estudios internacionales en gemelos han logrado determinar cierta relación familiar, pero se busca aún cuáles pueden ser los genes comprometidos. Se ha logrado definir que algunos niños con compromiso y trastorno de un gen en especial pueden tener menor espesor cerebral en áreas relacionadas con la atención. Esta disminución no es permanente y con el crecimiento y desarrollo, el espesor suele normalizarse y también con frecuencia mejoran los síntomas. Asimismo, se ha encontrado alguna relación entre el fumar tabaco en mujeres gestantes y una mayor frecuencia de ADHD en niños, al igual que cuando hubo exposición a plomo. No se ha determinado relación con el consumo de azúcar y aún está en estudio la relación que pudiera haber con colorantes artificiales o preservantes, entre otros.

Comentario

ADHD es un trastorno relativamente frecuente del cual cada vez se conoce más y en el que el diagnóstico especializado es importante para poder ofrecer las mejores alternativas terapéuticas.

Literatura

  • American Psychiatric Association. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fifth edition: DSM-5. Washington: APA, 2013.
  • CDC:.Increasing Prevalence of Parent-Reported ADHD Among Children in US. MMWR. 2010;59(44):1439-1443.