Hospitales - institucionales

Nutrición

El pescado:una alternativa saludable en la alimentación

El pescado tiene usualmente un elevado valor nutritivo. Además de ser rico en proteínas completas es una buena fuente de grasas insaturadas, cuyo consumo se relaciona con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

También suele tener minerales como fósforo, potasio, sodio, calcio, magnesio, hierro y yodo, vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B12), y A y D.

El pescado contiene ácidos grasos poliinsaturados. Entre ellos se encuentran el ácido linoleico de la familia Omega-6 y los ácidos EPA (eicosapentanoico) y DHA (docosahexanoico), de la familia Omega-3. A partir de ellos se producen en el cuerpo prostaglandinas, que poseen, entre otras, la capacidad de reducir procesos infl amatorios, regular la presión arterial, disminuir el riesgo de coágulos o trombos, así como de equilibrar los lípidos sanguíneos (aumentan el HDL o ‘buen colesterol’, reducen el LDL o ‘mal colesterol’, además del colesterol total y los triglicéridos). Todo esto se traduce en una reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares.

El pescado azul, rico en Omega 3, puede resultar benefi cioso para aliviar los síntomas de enfermedades infl amatorias como la artritis reumatoide. Diversos estudios sugieren que una dieta rica en Omega-3 y antioxidantes mitiga la infl amación.

Una vida de calidad y saludable incluye muchas cosas, dentro de las que una alimentación balanceada es importante, la que debe de ser rica en nutrientes necesarios para el cuerpo y en cantidad adecuada. Calidad buena y cantidad adecuada, esa es la clave.