Suplemento Patología

El patólogo y los modelos de salud emergentes

JPEG - 4.9 KB
Maria Conte, MD, FCAP, JD
Presidenta, Academia de Patología y Medicina de Laboratorio de Puerto Rico

Aunque las pruebas de laboratorio solo representan el 2% del total del costo de los cuidados de salud, estas impactan en cerca del 70% de todas las decisiones médicas clínicas. El dominio de la patología y de la medicina de laboratorio es extenso y, a la vez, se trata de una fuente poco explorada en relación con el valor que añade no solo para obtener el mejor diagnóstico sino también el más adecuado tratamiento del paciente.

Por otra parte, con el cambio de enfoque que proponen los sistemas de salud emergentes, cambio centrado en la atención de condiciones crónicas tales como el cáncer, se hace aún más relevante nuestra contribución en la prestación de servicios de salud ya que los patólogos estamos a la vanguardia en el manejo y en el conocimiento de los protocolos científicos de la medicina molecular o personalizada.

También somos los llamados a determinar la utilidad de las pruebas complejas y costosas. En este contexto, es pertinente señalar que del 30 al 50% de los gastos de salud se pueden categorizar como medicina innecesaria asociada con una pobre selección de las pruebas de laboratorio y patológicas. La atención de esta situación requiere de fortalecer nuestra relación simbiótica con los médicos primarios, participando en foros multidisciplinarios, como por ejemplo juntas de tumores y comités de utilización, pero sobre todo identificando y desarrollando estrategias de valor añadido que resulten en tratamientos más apropiados, en menor estadía hospitalaria y en diagnósticos tempranos.

En resumen, debemos asumir nuestro compromiso con la calidad y el cuidado del paciente, y servir como agentes de cambio ante la aprobación del Affordable Protection Care Act que define una realidad distinta en la práctica de la profesión.

La Academia de Patología y Medicina de Laboratorio de Puerto Rico une su voz a los médicos primarios, a organizaciones de salud, a laboratorios clínicos, hospitales y laboratorios de patología en su esfuerzo continuo por brindar la medicina de más alta calidad a quienes son la razón de nuestra lucha, los pacientes, a los cuales servimos con dedicación y empeño.