Suplemento Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología (SPED)

El hipotiroidismo en la edad pediátrica

JPEG - 3.6 KB
Francisco Nieves Rivera, MD
Endocrinólogo Presidente SPED Catedrático, Escuela de Medicina, UPR

Hipotiroidismo en el recién nacido

Uno de cada 3000 a 4000 niños nacidos padece de hipotiroidismo desde su nacimiento. En Puerto Rico desde la década de 1980 se realizan pruebas en recién nacidos para la detección temprana de este problema médico. La tiroxina, hormona principal que secreta la glándula tiroides, es esencial en el desarrollo neurológico en específico en los primeros dos años de la infancia. De ahí que los programas de cernimiento neonatal establecidos en los Estados Unidos y posteriormente en Puerto Rico tengan como norte el identificar y tratar tempranamente a estos niños afectados.

Etiología

La causa más común de hipotoroidismo al nacer es que la glándula no se desarrolla en los primeros tres meses después de la concepción. Aún no se sabe qué es lo que ocasiona esto, pero sí se reconoce que ocurre de forma esporádica. En los Estados Unidos se reporta un caso por cada 4000 niños nacidos por año. En Puerto Rico la cifra estimada está en alrededor de uno por cada 3500 niños nacidos por año.

¿Cuándo debe hacerse la prueba?

Lo ideal es obtener las pruebas en recién nacidos con al menos 72 horas de vida o antes de cumplida la primera semana de vida. El tratamiento debe ser iniciado tan pronto se detecta el infante afectado. Esto se lleva cabo mediante la administración de una hormona sintética idéntica a la tiroxina que produce la glándula en individuos no afectados. En general, este tratamiento se inicia durante las primeras dos semanas de vida asegurando una administración adecuada de hormonas para sostener un neurodesarrollo normal.

Estudios de imágenes de la glándula

Las pruebas de imágenes para determinar si la glándula se desarrolló o no se hacen en base a la a habilidad que tiene la glándula tiroides de captar el yodo. La ausencia de visualización de la glándula es consistente con la ausencia en su desarrollo. En estos casos, se hace necesario continuar el tratamiento de por vida.

El hipotiroidismo después de la niñez

Usualmente se detecta durante la segunda década de vida y es más común en las niñas. La causa más común en nuestro medio ambiente es un hipotiroidismo secundario a la tiroiditis de Hashimoto. A diferencia del adulto hipotiroideo, la manifestación exclusiva del hipotiroidismo en la niñez es el crecimiento deficiente. Esto último ocurre debido a que la tiroxina es esencial para la proliferación de las células que están presentes en los centros de crecimiento diseminados a través del cuerpo.

Tratamiento y recomendaciones

Independientemente de la edad del paciente, el tratamiento se realiza mediante reemplazo hormonal con levotiroxina sódica.

Es importante que se realice una evaluación en detalle antes de iniciar el tratamiento para asegurar que otras causas de hipotirodismo hayan sido consideradas y descartadas.

La respuesta al tratamiento debe ser evaluada al cabo de cuatro a seis semanas, realizándose ajustes en la dosificación, de ser necesarios.